Nuevo

Acueducto y fortificaciones de Trebisonda

Acueducto y fortificaciones de Trebisonda


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Asedio de Trebisonda (1461)

los asedio de Trebisonda fue el exitoso asedio de la ciudad de Trebisonda, capital del Imperio de Trebisonda, por los otomanos bajo el sultán Mehmed II, que terminó el 15 de agosto de 1461. [1] El asedio fue la culminación de una larga campaña en el lado otomano, que implicó maniobras coordinadas pero independientes de un gran ejército y armada. Los defensores de Trapezuntine habían confiado en una red de alianzas que les proporcionaría apoyo y mano de obra cuando los otomanos comenzaron su asedio, pero fallaron en el momento en que el emperador David Megas Komnenos más lo necesitaba.

80.000 infantería
60.000 caballería

La campaña por la tierra otomana, que fue la parte más desafiante, implicó intimidar al gobernante de Sinope para que rindiera su reino, una marcha que duró más de un mes a través de un desierto montañoso deshabitado, varias batallas menores con diferentes oponentes y terminó con el sitio de Trebisonda. Las fuerzas otomanas combinadas bloquearon la ciudad fortificada por tierra y mar hasta que el emperador David acordó entregar su ciudad capital en términos: a cambio de su pequeño reino, se le darían propiedades en otras partes del Imperio Otomano, donde David, su familia y su los cortesanos vivirían. Para el resto de los habitantes de Trebisonda, sin embargo, sus destinos fueron menos favorables. El sultán los dividió en tres grupos: un grupo se vio obligado a abandonar Trebisonda y reasentarse en Constantinopla, el siguiente grupo se convirtió en esclavo del sultán o de sus dignatarios y el último grupo se quedó a vivir en el campo que rodeaba Trebisonda, pero no dentro de su territorio. paredes. Unos 800 niños varones se convirtieron en reclutas para sus jenízaros, la unidad militar de élite otomana, que les exigió convertirse al Islam. [3]

Con los últimos miembros de la dinastía Palaióloga que habían huido del Despotado de Morea el año anterior hacia Italia, Trebisonda se había convertido en el último puesto avanzado de la civilización bizantina con su caída, esa civilización llegó a su fin. [4] "Era el fin del mundo griego libre", escribió Steven Runciman, quien luego señaló que aquellos griegos que aún no estaban bajo el dominio otomano todavía vivían "bajo los señores de una raza extranjera y una forma extraña de cristianismo. Sólo entre los salvajes aldeas de Mani, en el sudeste del Peloponeso, en cuyas escarpadas montañas ningún turco se atrevía a penetrar, quedaba algo parecido a la libertad ". [5]


Contenido

El nombre turco de la ciudad es Trabzon. Históricamente se conoce en inglés como Trebisonda. El primer nombre registrado de la ciudad es el griego Tραπεζοῦς (Trapezous), haciendo referencia a la colina central en forma de mesa entre los arroyos Zağnos (İskeleboz) y Kuzgun en la que se fundó ( τράπεζα significa "mesa" en griego antiguo, observe la tabla de la moneda en la figura). En latín, Trabzon se llamaba Trapecio, que es una latinización de su antiguo nombre griego. Tanto en griego póntico como en griego moderno, se llama Τραπεζούντα (Trapezounta). En turco otomano y persa, se escribe طربزون. Durante la época otomana, Tara Bozan también se utilizó. [5] [6] [7] [8] En Laz se conoce como ტამტრა (T'amt'ra) o T'rap'uzani, [9] en georgiano es ტრაპიზონი (T'rap'izoni) y en armenio es Տրապիզոն Trapizon. El sacerdote viajero armenio del siglo XIX Byjiskian llamó a la ciudad con otros nombres nativos, como Hurşidabat y Ozinis. [10] Los geógrafos y escritores occidentales utilizaron muchas variaciones ortográficas del nombre a lo largo de la Edad Media. Estas versiones del nombre, que incidentalmente también se han utilizado en la literatura inglesa, incluyen: Trebizonde (Fr.), Trapezunt (Alemán), Trebisonda (Esp.), Trapesunta (Eso.), Trapisonda, Tribisonde, Terabesoun, Trabesun, Trabuzan, Trabisonda y Tarabossan.

En español, el nombre se conocía de los romances caballerescos y Don Quixote. Debido a su similitud con trápala y trapaza, [11] trapisonda adquirió el significado "alboroto, embrollo" [12]

Edad de Hierro y Antigüedad Clásica Editar

Antes de que la ciudad fuera fundada como colonia griega, el área estaba dominada por tribus colquias (caucásicas) y caldias (anatolias). Es posible que los orígenes del asentamiento de Trabzon se remonten a estas tribus. Se cree que los Hayasa, que habían estado en conflicto con los hititas de Anatolia central en el siglo XIV a. C., vivieron en el área al sur de Trabzon. Los autores griegos posteriores mencionaron a los Macrones y los Chalybes como pueblos nativos. Uno de los grupos caucásicos dominantes en el este eran los laz, que formaban parte de la monarquía de la Colchis, junto con otros pueblos georgianos relacionados. [13] [14] [15]

Según fuentes griegas, [ cita necesaria ] la ciudad fue fundada en la antigüedad clásica en 756 aC como Tραπεζούς (Trapezous), por comerciantes milesianos de Sinope. Fue uno de un número (alrededor de diez) de Milesian emporia o colonias comerciales a lo largo de las costas del Mar Negro. Otros incluyeron Abydos y Cyzicus en los Dardanelos, y Kerasous cercano. Como la mayoría de las colonias griegas, la ciudad era un pequeño enclave de la vida griega, y no un imperio en sí mismo, en el sentido europeo posterior de la palabra. Como colonia, Trapezous inicialmente rindió tributo a Sinope, pero se sugiere que la actividad bancaria temprana (cambio de dinero) ocurrió en la ciudad ya en el siglo IV a.C., según una moneda de plata de dracma de Trapezus en el Museo Británico de Londres. Ciro el Grande agregó la ciudad al Imperio aqueménida y posiblemente fue el primer gobernante en consolidar la región oriental del Mar Negro en una sola entidad política (una satrapía).

Los socios comerciales de Trebisonda incluían a Mossynoeci. Cuando Jenofonte y los Diez Mil mercenarios luchaban para salir de Persia, la primera ciudad griega a la que llegaron fue Trebisonda (Jenofonte, Anábasis, 5.5.10). La ciudad y los Mossynoeci locales se habían distanciado de la capital Mossynoecian, hasta el punto de la guerra civil. La fuerza de Jenofonte resolvió esto a favor de los rebeldes y, por tanto, en interés de Trebisonda.

Hasta las conquistas de Alejandro Magno, la ciudad permaneció bajo el dominio de los aqueménidas. Si bien el Ponto no se vio directamente afectado por la guerra, sus ciudades obtuvieron la independencia como resultado de ella. Las familias gobernantes locales continuaron reclamando herencia persa parcial, y la cultura persa tuvo una influencia duradera en la ciudad. Los manantiales sagrados del monte Minthrion, al este del casco antiguo, estaban dedicados al dios griego persa-anatolio Mitra. En el siglo II a. C., la ciudad con sus puertos naturales fue agregada al Reino del Ponto por Farnaces I. Mitrídates VI Eupator la convirtió en el puerto base de la flota del Ponto, en su búsqueda para sacar a los romanos de Anatolia.

Después de la derrota de Mitrídates en el 66 a. C., la ciudad fue entregada por primera vez a los gálatas, pero pronto fue devuelta al nieto de Mitrídates y, posteriormente, pasó a formar parte del nuevo Reino cliente del Ponto. Cuando el reino fue finalmente anexado a la provincia romana de Galacia dos siglos más tarde, la flota pasó a nuevos comandantes, convirtiéndose en la Classis Pontica. La ciudad recibió el estatus de civitas libera, extendiéndole la autonomía judicial y el derecho a acuñar su propia moneda. Trebisonda ganó importancia por su acceso a las carreteras que atraviesan el paso de Zigana hasta la frontera armenia o el valle superior del Éufrates. Se construyeron nuevas carreteras desde Persia y Mesopotamia bajo el gobierno de Vespasiano. En el siglo siguiente, el emperador Adriano encargó mejoras para darle a la ciudad un puerto más estructurado. [16] El emperador visitó la ciudad en el año 129 como parte de su inspección de la frontera oriental (limes). Un mitreo ahora sirve como cripta para la iglesia y el monasterio de Panagia Theoskepastos (Kızlar Manastırı) en la cercana Kizlara, al este de la ciudadela y al sur del puerto moderno.

Trebisonda se vio muy afectada por dos eventos durante los siglos siguientes: en la guerra civil entre Septimio Severo y Pescenio Níger, la ciudad sufrió por su apoyo a este último, y en 257 la ciudad fue saqueada por los godos, a pesar de que, según los informes, fue defendida por " 10.000 por encima de su guarnición habitual ", y siendo defendido por dos bandas de murallas. [dieciséis]

Aunque Trebisonda fue reconstruida después de ser saqueada por los godos en 257 y los persas en 258, la ciudad no se recuperó pronto. Sólo en el reinado de Diocleciano aparece una inscripción que alude a la restauración de la ciudad. Amiano Marcelino sólo pudo escribir de Trebisonda que "no era una ciudad oscura". El cristianismo había llegado a Trebisonda hacia el siglo III, pues durante el reinado de Diocleciano se produjo el martirio de Eugenio y sus asociados Candidio, Valeriano y Aquila. [17] Eugenio había destruido la estatua de Mitra que dominaba la ciudad desde el monte Minthrion (Boztepe), y se convirtió en el santo patrón de la ciudad después de su muerte. Los primeros cristianos buscaron refugio en las montañas pónticas al sur de la ciudad, donde establecieron el monasterio de Vazelon en el 270 d.C. y el monasterio de Sumela en el 386 d.C. Ya en el Primer Concilio de Nicea, Trebisonda tenía su propio obispo. [18] Posteriormente, el obispo de Trebisonda fue subordinado al obispo metropolitano de Poti. [18] Luego, durante el siglo IX, Trebisonda se convirtió en la sede del obispo metropolitano de Lazica. [18]

Período bizantino Editar

En la época de Justiniano, la ciudad sirvió como una base importante en sus Guerras Persas, y Miller señala que un retrato del general Belisario "adornaba durante mucho tiempo la iglesia de San Basilio". [19] Una inscripción sobre la puerta oriental de la ciudad conmemoró la reconstrucción de las murallas cívicas tras un terremoto a expensas de Justiniano. [19] En algún momento antes del siglo VII se restableció la universidad (Pandidakterion) de la ciudad con un plan de estudios quadrivium. La universidad atrajo a estudiantes no solo del Imperio Bizantino, sino también de Armenia. [20]

La ciudad recuperó importancia cuando se convirtió en la sede del tema de Chaldia. Trebisonda también se benefició cuando la ruta comercial recuperó importancia en los siglos VIII al X. Los autores musulmanes del siglo X señalan que Trebisonda era frecuentada por comerciantes musulmanes, como la principal fuente de transbordo de sedas bizantinas a los países musulmanes del este. [21] Según el geógrafo árabe del siglo X, Abul Feda, se lo consideraba en gran parte un puerto laziano. Las repúblicas marítimas italianas como la República de Venecia y, en particular, la República de Génova estuvieron activas en el comercio del Mar Negro durante siglos, utilizando Trebisonda como un importante puerto marítimo para el comercio de mercancías entre Europa y Asia. [4] Algunas de las caravanas de la Ruta de la Seda que transportaban mercancías de Asia se detuvieron en el puerto de Trebisonda, donde los comerciantes europeos compraron estas mercancías y las llevaron a las ciudades portuarias de Europa con barcos. Este comercio proporcionó una fuente de ingresos al estado en forma de derechos de aduana, o kommerkiaroi, que grava las mercancías vendidas en Trebisonda. [22] Los griegos protegieron las rutas comerciales costeras e interiores con una vasta red de fortalezas de guarnición. [23]

Tras la derrota bizantina en la batalla de Manzikert en 1071, Trebisonda quedó bajo el dominio selyúcida. Esta regla resultó transitoria cuando un experto soldado y aristócrata local, Theodore Gabras tomó el control de la ciudad de los invasores turcos, y consideró Trebisonda, en palabras de Anna Comnena, "como un premio que había recaído en su propio destino" y la gobernó. como su propio reino. [24] Apoyando la afirmación de Comnena, Simon Bendall ha identificado un grupo de monedas raras que cree que fueron acuñadas por Gabras y sus sucesores. [25] Aunque fue asesinado por los turcos en 1098, otros miembros de su familia continuaron su gobierno independiente de facto hasta el siglo siguiente.

Imperio de Trebisonda Editar

El Imperio de Trebisonda se formó después de la expedición georgiana en Chaldia, [26] comandada por Alexios Comnenos unas semanas antes del saqueo de Constantinopla. Ubicado en el extremo noreste de Anatolia, fue el más largo superviviente de los estados sucesores bizantinos. Autores bizantinos, como Pachymeres, y hasta cierto punto Trapezuntines como Lazaropoulos y Bessarion, consideraban que el Imperio de Trebisonda no era más que un estado fronterizo de Lazian. Así, desde el punto de vista de los escritores bizantinos relacionados con Lascaris y más tarde con los Palaiologos, los gobernantes de Trebisonda no eran emperadores. [27] [28]

Geográficamente, el Imperio de Trebisonda consistía en poco más que una estrecha franja a lo largo de la costa sur del Mar Negro, y no mucho más tierra adentro que las Montañas Pónticas. Sin embargo, la ciudad ganó una gran riqueza con los impuestos que gravaba los bienes comercializados entre Persia y Europa a través del Mar Negro. El asedio de los mongoles a Bagdad en 1258 desvió más caravanas comerciales hacia la ciudad. Los comerciantes genoveses y, en menor medida, venecianos venían regularmente a Trebisonda. Para asegurar su parte del comercio del Mar Negro, los genoveses compraron la fortificación costera "Leonkastron", justo al oeste del puerto de invierno, en el año 1306. Una de las personas más famosas que visitó la ciudad en este período fue Marco Polo, quien terminó su viaje de regreso por tierra en el puerto de Trebisonda, y navegó a su ciudad natal Venecia con un barco que pasaba por Constantinopla (Estambul) en el camino, que fue retomado por los bizantinos en 1261.

Junto con los productos persas, los comerciantes italianos llevaron historias sobre la ciudad a Europa occidental. Trebisonda jugó un papel mítico en la literatura europea de finales de la Edad Media y el Renacimiento. Miguel de Cervantes y François Rabelais dieron a sus protagonistas el deseo de poseer la ciudad. [29] Junto a la literatura, la historia legendaria de la ciudad - y la del Ponto en general - también influyó en la creación de pinturas, obras de teatro y óperas en Europa Occidental a lo largo de los siglos siguientes.

La ciudad también jugó un papel en el Renacimiento temprano. La toma occidental de Constantinopla, que formalizó la independencia política de Trebisonda, también llevó a los intelectuales bizantinos a buscar refugio en la ciudad. Especialmente Alejo II de Trebisonda y su nieto Alejo III fueron mecenas de las artes y las ciencias. Después del gran incendio de la ciudad de 1310, se restableció la universidad en ruinas. Como parte de la universidad, Gregory Choniades abrió una nueva academia de astronomía, que albergaba el mejor observatorio fuera de Persia. Choniades trajo consigo las obras de Shams al-Din al-Bukhari, [30] Nasir al-Din al-Tusi y Abd al-Rahman al-Khazini de Tabriz, que tradujo al griego. Más tarde, estas obras llegaron a Europa occidental, junto con el astrolabio. El observatorio que construyó Choniades se haría conocido por sus precisas predicciones de eclipses solares, pero probablemente se usó principalmente con fines astrológicos para el emperador y / o la iglesia. [31] Los científicos y filósofos de Trebisonda estuvieron entre los primeros pensadores occidentales en comparar las teorías contemporáneas con los textos griegos clásicos. Basilios Bessarion y George de Trebisonda viajaron a Italia y enseñaron y publicaron obras sobre Platón y Aristóteles, iniciando un feroz debate y tradición literaria que continúa hasta el día de hoy sobre el tema de la identidad nacional y la ciudadanía global. Fueron tan influyentes que Bessarion fue considerado para el puesto de Papa, y George pudo sobrevivir como académico incluso después de ser difamado por sus duras críticas a Platón.

La peste negra llegó a la ciudad en septiembre de 1347, probablemente a través de Kaffa. En ese momento la aristocracia local estaba involucrada en la Guerra Civil Trapezuntina. Constantinopla siguió siendo la capital bizantina hasta que fue conquistada por el sultán otomano Mehmed II en 1453, quien también conquistó Trebisonda ocho años después, en 1461.

Su legado demográfico perduró durante varios siglos después de la conquista otomana en 1461, ya que un número sustancial de habitantes griegos ortodoxos, generalmente conocidos como griegos pónticos, continuaron viviendo en la zona durante el dominio otomano, hasta 1923, cuando fueron deportados a Grecia. . Unos pocos miles de musulmanes griegos todavía viven en el área, principalmente en la región dialéctica de Çaykara-Of, al sureste de Trabzon. La mayoría son musulmanes sunitas, mientras que hay algunos conversos recientes en la ciudad [ cita necesaria ] y posiblemente algunos criptocristianos en el área de Tonya / Gümüşhane al suroeste de la ciudad. En comparación con la mayoría de las ciudades de Turquía anteriormente griegas, también sobrevive una gran parte de su patrimonio arquitectónico griego bizantino.

Era otomana Editar

El último emperador de Trebisonda, David, entregó la ciudad al sultán Mehmed II del Imperio Otomano en 1461. [32] Después de esta toma de poder, Mehmed II envió a muchos colonos turcos a la zona, pero las antiguas comunidades étnicas griegas, laz y armenias permanecieron. . Según los libros de impuestos otomanos (tahrir defterleri), la población total de varones adultos en la ciudad era de 1.473 en el año 1523. [33] Aproximadamente el 85% de ellos eran cristianos y el 15% musulmanes. El trece por ciento de los varones adultos pertenecían a la comunidad armenia, mientras que la mayoría de los demás cristianos eran griegos. [33] Sin embargo, una parte significativa de los cristianos locales fueron islamizados a finales del siglo XVII, especialmente los que estaban fuera de la ciudad, según una investigación del profesor Halil İnalcık sobre los libros de impuestos otomanos (tahrir defterleri). Entre 1461 y 1598, Trabzon siguió siendo el centro administrativo de la región más amplia, primero como 'centro sanjac' de Rum Eyalet, más tarde de Erzincan-Bayburt eyalet, Anadolu Eyalet y Erzurum Eyalet. [34]

En 1598 se convirtió en la capital de su propia provincia, la Eyalet de Trebisonda, que en 1867 se convirtió en Vilayet de Trebisonda. Durante el reinado del sultán Bayezid II, su hijo, el príncipe Selim (más tarde sultán Selim I) fue el Sanjak-bey de Trabzon, y el hijo de Selim I, Solimán el Magnífico, nació en Trabzon en 1494. El gobierno otomano a menudo nombraba a los turcos chepni locales y a Laz. beys como el beylerbey regional. [ cita necesaria ] También se registra que algunos bosnios fueron designados por la Sublime Porte como beylerbeys regionales en Trabzon. [ cita necesaria ] El Eyalet de Trabzon siempre había enviado tropas para las campañas otomanas en Europa durante los siglos XVI y XVII.

Trebisonda tuvo una clase mercantil adinerada durante el último período otomano, y la minoría cristiana local tuvo una influencia sustancial en términos de cultura, economía y política. Se abrieron varios consulados europeos en la ciudad debido a su importancia en el comercio regional. En la primera mitad del siglo XIX, Trebisonda se convirtió incluso en el principal puerto de las exportaciones persas. Sin embargo, la apertura del Canal de Suez disminuyó en gran medida la posición comercial internacional de la ciudad. En las últimas décadas del siglo XIX, la ciudad experimentó algunos cambios demográficos.Muchos residentes de la región en general (en su mayoría cristianos, pero también algunos judíos y musulmanes de habla griega o turca) comenzaron a emigrar a Crimea y el sur de Ucrania, en busca de tierras de cultivo o empleo en una de las ciudades en auge a lo largo de las costas norte y este de Ucrania. el mar Negro. Entre estos inmigrantes se encontraban los abuelos de Bob Dylan y políticos y artistas griegos. Al mismo tiempo, miles de refugiados musulmanes del Cáucaso llegaron a la ciudad, especialmente después de 1864, en lo que se conoce como el genocidio circasiano.

Junto a Constantinopla, Esmirna (ahora Izmir) y Salónica (ahora Salónica), Trebisonda fue una de las ciudades donde las innovaciones culturales y tecnológicas occidentales se introdujeron por primera vez en el Imperio Otomano. En 1835, la Junta Estadounidense de Comisionados para Misiones Extranjeras abrió la estación Trebisonda Mission que ocupó desde 1835 hasta 1859 y desde 1882 hasta al menos 1892. [35] Se construyeron cientos de escuelas en la provincia durante la primera mitad del siglo XIX. , dando a la región una de las tasas de alfabetización más altas del imperio. Primero, la comunidad griega estableció sus escuelas, pero pronto siguieron las comunidades musulmana y armenia. También se establecieron escuelas internacionales en la ciudad En la segunda mitad del siglo XIX se abrieron una escuela estadounidense, cinco escuelas francesas, una escuela persa y varias escuelas italianas. [36] La ciudad consiguió una oficina de correos en 1845. En la segunda mitad del siglo XIX se construyeron nuevas iglesias y mezquitas, así como el primer teatro, imprentas públicas y privadas, varios estudios fotográficos y bancos. Las fotografías más antiguas conocidas del centro de la ciudad datan de la década de 1860 y representan uno de los últimos trenes de camellos de Persia.

Se cree que entre uno y dos mil armenios fueron asesinados en el vilayet de Trebisonda durante las masacres de Hamidian de 1895. Si bien este número fue bajo en comparación con otras provincias otomanas, su impacto en la comunidad armenia de la ciudad fue grande. Muchos residentes armenios prominentes, entre ellos eruditos, músicos, fotógrafos y pintores, decidieron emigrar hacia el Imperio Ruso o Francia. La gran población griega de la ciudad no se vio afectada por la masacre. [37] Ivan Aivazovsky hizo la pintura. Masacre de los armenios en Trebisonda 1895 basado en los eventos. [38] Debido al gran número de europeos occidentales en la ciudad, muchos periódicos europeos informaron sobre noticias de la región. Estos periódicos occidentales, a su vez, también fueron muy populares entre los residentes de la ciudad.

Pinturas y dibujos de la época otomana de Trebisonda

Trebisonda desde el mar por Ivan Aivazovsky

Grabado del puerto de Çömlekçi por C. Lapante

Trebisonda desde el mar por Y.M. Tadevossian

Trebisonda desde el sur por Godfrey Vigne

La estación de cuarentena de Jules Laurens

Era moderna Editar

En 1901, el puerto fue equipado con grúas por Stothert & amp Pitt de Bath en Inglaterra. En 1912 se inauguró la Sümer Opera House en la plaza central de Meydan, siendo una de las primeras del imperio. La ciudad perdió a muchos ciudadanos varones jóvenes en la batalla de Sarikamish en el invierno de 1914-15. La región costera entre la ciudad y la frontera rusa fue el sitio de batallas clave entre los ejércitos otomano y ruso durante la Campaña de Trebisonda, parte de la Campaña del Cáucaso de la Primera Guerra Mundial. vidas de 1300 ciudadanos. [39]

En julio de 1915, la mayoría de los armenios varones adultos de la ciudad marcharon hacia el sur en cinco convoyes, hacia las minas de Gümüşhane, para no ser vistos nunca más. Según los informes, otras víctimas del genocidio armenio fueron llevadas al mar en barcos que luego volcaron. [40] [41]

El ejército ruso desembarcó en Atina, al este de Rize, el 4 de marzo de 1916. Lazistan Sanjak cayó en dos días. Sin embargo, debido a la fuerte resistencia de la guerrilla alrededor de Of y Çaykara, a unos 50 km al este de Trabzon, el ejército ruso tardó otros 40 días en avanzar hacia el oeste. [42] La administración otomana de Trabzon previó la caída de la ciudad y convocó a una reunión con los líderes comunitarios, donde entregaron el control de la ciudad al obispo metropolitano griego Chrysantos Philippidis. Chrysantos prometió proteger a la población musulmana de la ciudad. Las fuerzas otomanas se retiraron de Trabzon y el 15 de abril la ciudad fue tomada sin luchar por el ejército ruso del Cáucaso al mando del Gran Duque Nicolás y Nikolai Yudenich. Hubo una supuesta masacre de armenios y griegos en Trabzon justo antes de que Rusia tomara el control de la ciudad. [43] Muchos varones turcos adultos abandonaron la ciudad por temor a represalias, a pesar de que el gobernador Chrysantos los incluyó en su administración. Según algunas fuentes, los rusos prohibieron las mezquitas musulmanas y obligaron a los turcos, que eran el grupo étnico más grande que vivía en la ciudad, a abandonar Trabzon. [44] [ verificación necesaria ] Sin embargo, ya durante la ocupación rusa, muchos turcos que habían huido a las aldeas circundantes comenzaron a regresar a la ciudad, y el gobernador Chrysantos les ayudó a restablecer sus instalaciones, como escuelas, para consternación de los rusos. Durante la Revolución Rusa de 1917, los soldados rusos en la ciudad se convirtieron en disturbios, y los oficiales se apoderaron de los barcos de Trebizonian para huir de la escena. El ejército ruso finalmente se retiró de la ciudad y el resto del este y noreste de Anatolia. En diciembre de 1918, el vicegobernador de Trabzon, Hafız Mehmet, pronunció un discurso en el parlamento otomano en el que culpó al ex gobernador de la provincia de Trebisonda, Cemal Azmi, un designado no nativo que había huido a Alemania después de la invasión rusa, por orquestar el genocidio armenio en el ciudad en 1915, por medio de ahogamiento. Posteriormente, se llevaron a cabo una serie de juicios por crímenes de guerra en Trebisonda a principios de 1919 (véase Trebisonda durante el genocidio armenio). Entre otros, Cemal Azmi fue condenado a muerte en rebeldía.

Durante la Guerra de Independencia de Turquía, varias comunidades griegas cristianas pónticas en la provincia de Trebisonda se rebelaron contra el nuevo ejército de Mustafa Kemal (especialmente en Bafra y Santa), pero cuando los griegos nacionalistas llegaron a Trabzon para proclamar la revolución, no fueron recibidos con los brazos abiertos por la población griega póntica local de la ciudad. Al mismo tiempo, la población musulmana de la ciudad, recordando su protección bajo el gobernador griego Crhysantos, protestó por el arresto de cristianos prominentes. Los delegados liberales de Trebisonda se opusieron a la elección de Mustafa Kemal como líder de la revolución turca en el Congreso de Erzurum. El gobernador y el alcalde de Trebisonda estaban consternados por la violencia contra los súbditos griegos otomanos, [45] y el gobierno de Trabzon rechazó las armas al secuaz de Mustafa Kemal, Topal Osman, responsable de asesinatos en masa en el Ponto occidental. Osman fue expulsado de la ciudad por trabajadores portuarios turcos armados. [46] Tras la guerra y la anulación del Tratado de Sèvres (1920), que fue reemplazado por el Tratado de Lausana (1923), Trebisonda pasó a formar parte de la nueva república turca. Los esfuerzos de la población pro-otomana y antinacionalista de Trebisonda solo pospusieron lo inevitable, porque los gobiernos nacionales de Turquía y Grecia acordaron un intercambio mutuo forzoso de población. Este intercambio incluyó a más de cien mil griegos de Trebisonda y alrededores, al relativamente nuevo estado griego. [47] Durante la guerra, el parlamentario de Trebisonda Ali Şükrü Bey había sido una de las principales figuras del primer partido de oposición turco. En su periódico Broncearse, Şükrü y sus colegas publicaron críticas al gobierno kemalista, por ejemplo, hacia la violencia perpetrada contra los griegos durante el intercambio de población.

Los hombres de Topal Osman eventualmente asesinarían al parlamentario Şükrü por sus críticas al gobierno nacionalista de Mustafa Kemal. Topal Osman fue posteriormente condenado a muerte y asesinado mientras se resistía al arresto. Tras la presión de la oposición, su cuerpo decapitado fue colgado del pie frente al parlamento turco. Ali Şükrü Bey, que había estudiado en Deniz Harp Okulu (Academia Naval de Turquía) y trabajado como periodista en el Reino Unido, es visto como un héroe por la gente de Trabzon, mientras que en la vecina Giresun hay una estatua de su asesino Topal Osman. .

Durante la Segunda Guerra Mundial, la actividad de transporte marítimo fue limitada porque el Mar Negro se había convertido nuevamente en una zona de guerra. Por tanto, los productos de exportación más importantes, el tabaco y las avellanas, no pudieron venderse y se degradaron los niveles de vida.

Como resultado del desarrollo general del país, Trabzon ha desarrollado su vida económica y comercial. La carretera costera y un nuevo puerto han incrementado las relaciones comerciales con Anatolia central, lo que ha dado lugar a cierto crecimiento. Sin embargo, el progreso ha sido lento en comparación con las partes occidental y suroeste de Turquía.

Trabzon es famoso en toda Turquía por sus anchoas llamadas hamsi, que son la comida principal en muchos restaurantes de la ciudad. Las principales exportaciones de Trabzon incluyen avellanas y té.

La ciudad todavía tiene una comunidad considerable de musulmanes de habla griega, la mayoría de los cuales son originarios de las cercanías de Tonya, Sürmene y Çaykara. Sin embargo, la variedad de la lengua griega póntica, conocida como "Romeika"en la lengua vernácula local, Pontiaka en griego, y Rumca en turco - es hablado principalmente por las generaciones mayores. [48]

La provincia de Trabzon tiene una superficie total de 4.685 kilómetros cuadrados (1.809 millas cuadradas) y limita con las provincias de Rize, Giresun y Gümüşhane. El área total es 22,4% de meseta y 77,6% de colinas. Las Montañas Pónticas atraviesan la provincia de Trabzon.

Trabzon solía ser un importante punto de referencia para los navegantes en el Mar Negro durante las duras condiciones climáticas. La expresión popular "perdere la Trebisonda" (perder Trebisonda) todavía se usa comúnmente en el idioma italiano para describir situaciones en las que se pierde el sentido de la dirección. [4] Las repúblicas marítimas italianas como Venecia y en particular Génova estuvieron activas en el comercio del Mar Negro durante siglos. [4]

Trabzon tiene cuatro lagos: Uzungöl, Çakırgöl, Sera y Haldizen Lakes. Hay varios arroyos, pero no ríos en Trabzon.

Clima Editar

Trabzon tiene un clima típico, pero ligeramente más cálido que la mayor parte de la región del Mar Negro, un clima subtropical húmedo (Köppen: Cfa, Trewartha: Cf) con abundantes precipitaciones. [49] Si bien las clasificaciones locales clasifican a la ciudad como oceánica, [50] dado que los veranos de Trabzon son más cálidos que 22,1 ° C (71,8 ° F), y solo 4 meses de su temporada más fría tienen una temperatura promedio por debajo de 10 ° C (50 ° F) ), no califica de acuerdo con ambas clasificaciones climáticas. Incluso entonces, sin embargo, solo el 1 o 2 por ciento de la provincia está clasificada como subtropical, [ cita necesaria ] ya que las zonas rurales cercanas a las costas son oceánicas (Cfb / Hacer), las costas montañosas son continentales húmedas (Dfb / Dc), subártico (Dfc / Eo) y tundra (ET / Ft) en las cumbres de los Alpes Pónticos. [51]

Los veranos son cálidos, la temperatura máxima promedio es de alrededor de 28 ° C (82 ° F) en agosto, mientras que los inviernos son generalmente fríos, la temperatura mínima promedio más baja es de casi 5 ° C (41 ° F) en febrero. Las precipitaciones son más intensas en otoño e invierno, con una marcada reducción en los meses de verano, condición microclimática del centro de la ciudad en comparación con el resto de la región. [52] Las nevadas son algo comunes entre los meses de diciembre y marzo, nevando durante una semana o dos, y pueden ser intensas una vez que nieva.

La temperatura del agua, como en el resto de la costa del Mar Negro de Turquía, es generalmente suave y fluctúa entre 8 ° C (46 ° F) y 20 ° C (68 ° F) durante todo el año.

Datos climáticos de Trabzon (1991-2020)
Mes ene feb mar abr Mayo jun jul ago sep oct nov dic Año
Registro alto ° C (° F) 25.9
(78.6)
30.1
(86.2)
35.2
(95.4)
37.6
(99.7)
38.2
(100.8)
36.7
(98.1)
37.0
(98.6)
38.2
(100.8)
37.9
(100.2)
33.8
(92.8)
32.8
(91.0)
26.4
(79.5)
38.2
(100.8)
Promedio alto ° C (° F) 11.3
(52.3)
11.4
(52.5)
13.0
(55.4)
16.3
(61.3)
20.0
(68.0)
24.5
(76.1)
27.5
(81.5)
28.1
(82.6)
25.1
(77.2)
21.0
(69.8)
16.5
(61.7)
13.1
(55.6)
19.0
(66.2)
Media diaria ° C (° F) 7.7
(45.9)
7.6
(45.7)
9.2
(48.6)
12.2
(54.0)
16.4
(61.5)
20.9
(69.6)
23.8
(74.8)
24.4
(75.9)
21.1
(70.0)
17.2
(63.0)
12.7
(54.9)
9.5
(49.1)
15.2
(59.4)
Promedio bajo ° C (° F) 5.0
(41.0)
4.6
(40.3)
6.2
(43.2)
9.0
(48.2)
13.4
(56.1)
17.6
(63.7)
20.6
(69.1)
21.2
(70.2)
17.8
(64.0)
14.1
(57.4)
9.6
(49.3)
6.8
(44.2)
12.2
(54.0)
Registro bajo ° C (° F) −7.0
(19.4)
−7.4
(18.7)
−5.8
(21.6)
−2.0
(28.4)
4.2
(39.6)
9.2
(48.6)
11.0
(51.8)
13.5
(56.3)
7.3
(45.1)
3.4
(38.1)
−1.6
(29.1)
−3.3
(26.1)
−7.4
(18.7)
Precipitación media mm (pulgadas) 88.8
(3.50)
63.1
(2.48)
69.3
(2.73)
62.8
(2.47)
55.5
(2.19)
52.3
(2.06)
34.7
(1.37)
59.4
(2.34)
85.4
(3.36)
134.1
(5.28)
103.2
(4.06)
93.5
(3.68)
902.1
(35.52)
Días de precipitación promedio 10.82 9.68 11.09 11.32 11.00 9.95 7.32 9.32 9.64 11.27 9.27 10.64 121.3
Humedad relativa media (%) 69 69 73 75 77 75 73 73 74 73 70 68 72
Promedio de horas de sol mensuales 83.7 90.4 105.4 126.0 170.5 210.0 182.9 173.6 147.0 139.5 108.0 83.7 1,620.7
Promedio de horas de sol diarias 2.3 3.0 3.2 4.5 5.5 6.4 5.7 4.9 4.9 4.1 3.5 2.1 4.2
Fuente 1: Servicio Meteorológico Estatal de Turquía [53]
Fuente 2: Weatherbase [54] [55]

En 1920, el puerto de Trabzon fue considerado "el más importante de los puertos turcos del Mar Negro" por los británicos. Comerciaba hasta Tabriz y Mosul. A partir de 1911, el Banco Central de la República de Turquía firmó un acuerdo para desarrollar un puerto en el puerto. Cuando los rusos ocuparon Trabzon, se construyó un muelle. [56] Construyeron un rompeolas y fueron responsables de crear un muelle extendido, facilitando la carga y descarga. En 1920, Trabzon produjo telas de lino, filagree de plata, curtidos y pequeñas cantidades de algodón, seda y lana. Se exportaron tabaco y avellanas. [57] El tabaco producido en Trabzon se llamaba Trebisonda-Platana. Se describió como teniendo "hojas grandes y un color brillante". [58] Trabzon era conocido por producir cereales de baja calidad, la mayoría de los cuales se cultivaban para uso local. [59]

Trabzon produjo una judía verde blanca, que se vendió en Europa. Era, a partir de 1920, la única hortaliza exportada fuera de la provincia. [58] La avicultura también era popular en Trabzon. La sericultura se observó en el área antes de 1914. [60] El área producía cobre, plata, zinc, hierro y manganeso. Los caldereros conservaban el cobre para uso local. Durante las guerras de los Balcanes, la producción cesó debido a la escasa exportación y el suministro de combustible. [61]

El origen étnico actual de la gente de Trabzon es principalmente turco. [62] [63] También hay descendientes de muhajiris circasianos [64] en la ciudad, así como un número menor de personas Laz, griegos musulmanes (hablantes de Romeyka) y armenios (Hemshin). [62] [65] Los turcos locales son en su mayoría de origen turcomano chepni. [66] El idioma principal de estos grupos étnicos es el turco. [67] La ​​migración moderna desde la disolución de la Unión Soviética ha traído a la ciudad a un número significativo de rusos, ucranianos y personas del Cáucaso (principalmente Georgia). En la ciudad se pueden encontrar tiendas e instalaciones en ruso.

El griego póntico se habla en la región desde la antigüedad. El dialecto local se desarrolló a lo largo de sus propias líneas y hoy es parcialmente inteligible para los hablantes de griego estándar. Fue hablado principalmente por una población multiétnica ortodoxa griega hasta el intercambio de población, casi todos los hablantes de esta variante local del griego póntico son ahora musulmanes. [ cita necesaria ] Un dialecto muy similar es hablado por una comunidad de aproximadamente 400 hablantes, descendientes de cristianos del valle Of que ahora viven en Grecia en el pueblo de Nea Trapezounta (Nueva Trebisonda), hoy parte de Katerini, Macedonia Central. [68]

La gente laz, que es nativa de la zona, también vive en Trabzon. Numerosos pueblos dentro y fuera de Trabzon de los Laz se remontan al período del gobierno de la reina Tamar (georgiano: თამარი, también transcrito como T'amar o Thamar c. 1160 - 18 de enero de 1213) en el recién unificado Reino de Georgia. Durante el gobierno de la Reina, grupos considerables de georgianos inmigrantes se mudaron a Trabzon, donde continúan conservando su lengua materna. Había una comunidad armenia en Trebisonda ya en el siglo VII. [69]

Durante los siglos XIII y XIV, numerosas familias armenias emigraron allí desde Ani. [69] Robert W. Edwards publicó parte de un diario de principios del siglo XV del embajador castellano que visitó Trabzon y comparó las iglesias de las comunidades griega y armenia. [70] El embajador declaró que los armenios, que no eran muy queridos por los griegos, tenían una población lo suficientemente grande como para mantener a un obispo residente. Según Ronald C. Jennings, a principios del siglo XVI, los armenios constituían aproximadamente el 13 por ciento [71] de la población de la ciudad. [72] En la actualidad, Trabzon no tiene una comunidad de habla armenia.

El pueblo Chepni, una tribu de turcos Oghuz que desempeñó un papel importante en la historia de la zona oriental del Mar Negro en los siglos XIII y XIV, vive en la región de Şalpazarı (valle de Ağasar) de la provincia de Trabzon. [73] Se ha escrito muy poco sobre la turquificación de la zona. No hay registros históricos de ningún grupo considerable de habla turca en el área de Trabzon hasta finales del siglo XV, con la excepción de los Chepnis. Los hablantes originales de griego (y en algunas regiones de armenio) impusieron características de su lengua materna al turco hablado en la región. El trabajo de Heath W. Lowry [74] con Halil İnalcık en los libros de impuestos otomanos (Tahrir Defteri) [75] proporciona estadísticas demográficas detalladas de la ciudad de Trabzon y sus alrededores durante el período otomano.


El imperio inmortal: una cronología de Trebisonda

Gran capítulo, parece que Trebisonda está en una posición apretada. Por otro lado, si logran salir de él, tendrán la carrera de Anatolia por un tiempo.

Denliner

Gran capítulo, parece que Trebisonda está en una posición apretada. Por otro lado, si logran salir de él, tendrán la carrera de Anatolia por un tiempo.

Orisha91

Esto puede ser bueno.

Si Trebisonda está de rodillas. Kartvelia tendrá que apoyarlos o arriesgarse a perder su amortiguador del suroeste a cambio de la daga que es un estado otomano más fuerte.

Además, Alejandro debe su trono a la alianza.

Sceonn

Basileus_Komnenos

Quiero decir que no creo que el Papa pueda hacer mucho más que mirar con horror en esta situación. Aunque podría emitir una excomunión para las partes involucradas.

Si Trebisonda está de rodillas. Kartvelia tendrá que apoyarlos o arriesgarse a perder su amortiguador del suroeste a cambio de la daga que es un estado otomano más fuerte.

Además, Alejandro debe su trono a la alianza.

RyuDrago

Uno se pregunta cómo Trebisund logrará sobrevivir con tales probabilidades. El próximo capítulo será muy interesante.

Mi apuesta personal es que la ciudad se convierta en vasalla de alguna manera después de que sucedieron cosas en Constantinopla, donde los otomanos decidieron que era el mejor títere Trebisond (¿tal vez los rumanos inundaron Bulgaria? ¿Ataque repentino de Hungría o Albania en Macedonia?) Y luego, como en Génova, este último esperará a la derecha. momento de encadenar sus cadenas.

RyuDrago

Theodorecorvin

Uno se pregunta cómo Trebisund logrará sobrevivir con tales probabilidades. El próximo capítulo será muy interesante.

Mi apuesta personal es que la ciudad se convierta en un vasallo de alguna manera después de que sucedieron cosas en Constantinopla, donde los otomanos decidieron que era el mejor títere Trebisond (¿tal vez los rumanos inundaron Bulgaria? ¿Ataque repentino de Hungría o Albania en Macedonia?) Y luego, como Génova, este último esperará a la derecha. momento de encadenar sus cadenas.

RyuDrago

Eparkhos

Este es definitivamente un ejemplo de "morder más de lo que puedes masticar" y es una mierda que perdimos a Alexios Mgeli en el proceso, ya que me gustó mucho el tipo y fue una de las claves principales para el éxito de Komnenoi. Al menos esto muestra que la gente tenía razón en que Trapezous realmente no podía enfrentarse a los otomanos incluso en su estado debilitado ITTL, y mucho menos de lo que los otomanos son capaces de hacer ahora durante la Guerra de Notaras. Si bien es probable que sobrevivan, esto acabará efectivamente con cualquier ambición de tomar Constantinopla, al menos durante mucho tiempo.

Duque de orlando

Eparkhos

Gran capítulo, parece que Trebisonda está en una posición apretada. Por otro lado, si logran salir de él, tendrán la carrera de Anatolia por un tiempo.

Esto puede ser bueno.

Si Trebisonda está de rodillas. Kartvelia tendrá que apoyarlos o arriesgarse a perder su amortiguador del suroeste a cambio de la daga que es un estado otomano más fuerte.

Además, Alejandro debe su trono a la alianza.

Quiero decir que no creo que el Papa pueda hacer mucho más que mirar con horror en esta situación. Aunque podría emitir una excomunión para las partes involucradas.


Maldita sea, ver a Trebisonda enfurecerse contra su casi seguro destino me pone nervioso. Espero que finalmente puedan tomar un descanso por una vez con un resurgimiento militar y cultural extendido.

Como dijo, es un ejército de mercenarios a los que se les debe pagar de una forma u otra.

En dirección a su declaración, @Basileus_Komnenos, los Trapezuntines tendrán su propio renacimiento una vez que termine esta guerra.

Uno se pregunta cómo Trebisund logrará sobrevivir con tales probabilidades. El próximo capítulo será muy interesante.

Mi apuesta personal es que la ciudad se convierta en un vasallo de alguna manera después de que sucedieron cosas en Constantinopla, donde los otomanos decidieron que era el mejor títere Trebisond (¿tal vez los rumanos inundaron Bulgaria? ¿Ataque repentino de Hungría o Albania en Macedonia?) Y luego, como Génova, este último esperará a la derecha. momento de encadenar sus cadenas.

Eparkhos

Eparkhos

PD. Si alguno de ustedes sabe sobre el desarrollo de paquetes agrícolas, por favor envíeme un PM.

Los colonos griegos que habían fundado Trapezous habían elegido un lugar excelente para su colonia. Trapezous estaba en lo alto de una gran colina rocosa, que se elevaba hacia adentro en una ciudadela casi inexpugnable, flanqueada a ambos lados por profundos valles. Siglos de construcción y expansión habían elevado la ciudad aún más, sus muros ahora se elevaban sobre escarpados acantilados de piedra que se elevaban cientos de pies sobre el campo circundante. Al este, el río Kontos [1] tronaba a través de su estrecho valle, junto con las murallas de la ciudad formando una defensa casi inexpugnable, y al oeste una serie de cordilleras hacían imposible cualquier acercamiento directo sin enfilarse. Las únicas áreas donde la ciudad podría potencialmente ser asaltada fueron a lo largo de la ciudad baja, donde las murallas de la ciudad descendían hacia la llanura costera, y una pequeña sección cerca de una de las puertas superiores, donde un arroyo se desvió hacia un foso. Sin embargo, estos también habían sido fortificados, con el foso antes mencionado, una cadena de abrojos y trampas con púas que conducían a un conjunto de paredes dobles. Con todo, a finales del siglo XV, Trapezous era la prueba viviente de casi dos milenios de obras defensivas superpuestas que hicieron de la ciudad un excelente centro defensivo.

Sin duda, Alexandros se alegró de esto mientras veía a los otomanos formar sus líneas de asedio alrededor de su capital. Había pasado el último año y medio castigándose a sí mismo por su imprudente decisión, y cuando comenzó el asedio de Trapezous estaba furioso, tanto con los turcos por reducirlo a su capital como con él mismo por permitir que sucediera. Estaba decidido a revertir su situación actual, revertirla por completo, y en el asedio que se estaba desarrollando vio una oportunidad para hacerlo. Si podía mantener a los otomanos inmovilizados alrededor de la capital, eso ataría suficientemente a las fuerzas turcas y a todos los Kantakouzenos Philanthropenos y los otros moirarkhs para organizar campañas contra sus guarniciones y fuerzas avanzadas, que lentamente los aplastaría a ellos y a sus líneas de suministro. Demonios, incluso la superioridad turca en el mar podría superarse, porque todos los buenos puertos del este del Mar Negro todavía estaban en manos de Trapezuntine y serían destruidos o obligados a retirarse una vez que llegaran los vientos invernales. Incluso cuando su imperio se derrumbó a su alrededor, Skantarios estaba planeando con entusiasmo su regreso.

Mientras tanto, en el campamento otomano, Mustafa estaba tramando cómo iba a tomar Trapezous. El sultán era muy consciente de la reputación de inexpugnabilidad de Trapezous y había estudiado a fondo todos los intentos anteriores de tomar la ciudad. Sin embargo, el verdadero alcance de las defensas de la ciudad no quedaría impresionado en Mustafa hasta que estuviera en el desfiladero de Kontos, mirando las torres a cientos de pies por encima de él. Rápidamente descartó cualquier ataque desde el este, aunque notó que las colinas cercanas de Santa Anna y San Eugenio podrían usarse como posiciones de batería. Una inspección de la ciudad baja en los días siguientes vio un asalto allí también cancelado, ya que reconoció que cruzar la combinación de zanjas, fosos, púas, abrojos y varios otros impedimentos contra el fuego hostil de las murallas de la ciudad sería difícil, si no imposible. . Cualquier exploración en el lado occidental de la ciudad debía llevarse a cabo con mucha precaución, ya que las expediciones de exploración serían detectadas y luego disparadas contra los defensores, enviándolos generalmente volando de regreso sobre la cresta de donde venían. Sin embargo, Mustafa notó que las crestas aquí también podrían usarse para baterías, y que las defensas del Valle de Zaganios eran la sección más débil del perímetro y podían romperse, aunque sin poca dificultad.

Sin embargo, no podía concentrarse completamente en tomar Trapezous sin primero mirar a su propia posición. El campamento otomano era grande y requería una gran cantidad de comida, agua y otros materiales vitales para mantenerse, y Skantarios había tomado la precaución de destruir o capturar cualquier cosa de valor mínimo en las tierras que rodeaban la ciudad para negársela a los otomanos. además de apuntalar sus propias condiciones dentro de la ciudad. El sultán también sospechaba que tendría que lidiar con el acoso de los irregulares pónticos, lo que se confirmaría más adelante. Como tal, trasladó su campamento a la cima de la cercana colina Tsamova, que dominaba la región circundante pero estaba fuera del alcance de las armas de los defensores de la ciudad, ya fueran arcos o catapultas. También estableció un sistema de relevos de patrulla para mantener la carretera hacia el sur a través de los pasos libre de irregulares y caravanas de suministros de escolta, mientras que la carretera de la costa oeste estaba libre de trampas o emboscadas. Ninguna de estas rutas pudo estar completamente asegurada, pero era necesario que al menos fueran transitables para mantener asegurado al ejército sitiador durante el invierno. Mientras tanto, sin embargo, la flota de Ahmed Paşa [2] trajo suministros desde el oeste de Anatolia para mantener a los sitiadores en alimentos y mercancías. Sin embargo, la ausencia de secciones de la flota de galeras propició un intento de fuga por parte de la flota Trapezuntine el 28 de septiembre, que vio hundidas o dañadas doce galeras turcas y ocho trapezuntinas. Sin embargo, Skantarios ordenó a las embarcaciones que regresaran al puerto por razones desconocidas. Desconocido para los turcos, eso es.

Después de completar la construcción de su campamento, Mustafa comenzó el asedio propiamente dicho el 9 de octubre, con un atronador bombardeo de artilleros. Se habían transportado varios cañones grandes a lo largo de Anatolia, y el sultán estaba ansioso por mostrarlos en acción. Los turcos arrastraron los cañones por la colina de San Eugenio durante varios días, teniendo que usar la fuerza de cientos de hombres y caballos para manejarlos por la empinada pendiente. Sin embargo, el tamaño del cañón causó problemas, ya que el 2 de octubre una cuerda se rompió y desencadenó una reacción en cadena que culminó con uno de los enormes cañones que se precipitaron colina abajo, aplastando a varias docenas de hombres antes de estrellarse contra la Basílica de Santa Ana. en la parte inferior de la pendiente. Luego, el cañón tuvo que ser transportado de regreso a la colina bajo un intenso fuego, ya que el sonido de la debacle había alertado a los Trapezuntines sobre la estratagema turca, que hasta entonces había sido secreta. Finalmente, después de casi una semana, el cañón fue devuelto a la cima del cerro, defendido por una berma de tierra que había sido excavada para evitar que los Trapezuntines dispararan sobre ellos. A continuación, subieron las reservas de perdigones y pólvora hasta la iglesia de San Eugenio, y después de dos días de preparativos, todos los cañones estaban listos. En un solo momento atronador, los cuatro cañones rugieron a la vez, enviando más de cien toneladas de piedra y metal a las paredes de la ciudadela de Trapezuntine. El bombardeo hizo añicos las paredes, haciendo que enormes bloques de piedra cayeran por el cañón de abajo. Sin embargo, el tamaño de las armas significaba que solo podían dispararse tres veces al día [3] sin sobrecalentarse, por lo que los equipos de artillería se pusieron manos a la obra preparándose para el siguiente disparo.

Podemos imaginarnos a uno de estos artilleros mirando a través del desfiladero hacia la brecha en el muro, pensando si iban a intentar cruzar para asaltar la ciudad. El brillo del metal en la brecha llama la atención del artillero y entrecierra los ojos, tratando de distinguir qué es. ¿Eso es… un cañón? Por Barba del Profeta, estos griegos son tontos, no podrías disparar a través de una hoja de roca con un arma de ese tamaño a este rango. Llama a uno de sus amigos y se ríen por el bien de los Ponts. Entonces, el amigo de nuestro artillero espía un segundo cañón, escondido en el costado de la brecha y en ángulo a su izquierda. Llama la atención de sus amigos sobre esto, y los dos hombres siguen el ángulo del barril a través de la brecha ... hacia San Eugenio.

La iglesia explotó en una enorme bola de fuego, la fuerza de la explosión arrojó uno de los cañones al desfiladero y volcó a los demás de costado. Los fragmentos de piedra vuelan por el aire, cortando a hombres y caballos por igual a cientos de metros en todas direcciones desde el antiguo edificio. Una serie de explosiones secundarias se dispara cuando la pólvora dentro de los cañones se dispara, lo que hace que se vuelvan contraproducentes y envíen una lluvia mortal de bronce a través de la batería. La nube de la explosión se ve desde el campo turco, y la detención masiva reúne a los defensores de Trapezous. Varios cientos de soldados y una buena parte de la población otomana se habían convertido en una pasta fina y toda la artillería pesada del sultán había desaparecido, habiendo disparado solo un tiro.

Había una gran diferencia en la armería turca y trapezoidal. Los primeros usaron su artillería principalmente en asedios donde se usó para disparar a través de gruesos muros de piedra, promoviendo así el uso de cañones grandes y pesados ​​que necesitaban días para moverse pero tenían alcances impresionantemente largos, aunque no particularmente precisos. Los Trapezuntines, sin embargo, usaban la mayor parte de sus cañones en sus barcos, por lo que necesitaban artillería ligera y portátil, precisa pero con menor alcance. Skantarios había observado a los otomanos mover sus cañones a su posición y había estado esperando el mejor momento para paralizar su artillería, que se presentó con la destrucción del segmento de muro.

Después de la destrucción de los cañones pesados, Mustafa se quedó acechando furiosamente su campamento. Había perdido la mayor parte de su artillería pesada - no toda, afortunadamente, todavía había dos cañones de asedio más que se habían detenido en los estrechos caminos sobre las montañas y todavía estaban en ruta - y se vio obligado a despojar a las galeras de sus pocos cañones para restaurar su cuerpo de asedio. No es que hubiera mucho que restaurar de todos modos, ya que la mayoría de los artilleros habían muerto en la explosión y la mayoría de los pocos supervivientes habían quedado sordos o cegados (o, a veces, ambos) por la explosión. Sin embargo, este revés no debilitó la fe del sultán de que era posible una victoria rápida. De hecho, tenía la intención de que el bombardeo de la ciudadela fuera una distracción para un asalto a la Puerta de Zagnos, que había deducido que era una de las secciones más débiles del muro, y después de aterrizar los cañones navales se dispuso a hacer realidad este asalto.

Al amparo del anochecer, los turcos cavaron una serie de trincheras a lo largo de las crestas frente al valle de Zagnos, así como en posiciones más ocultas en la cabecera del valle. Esto tomó la mayor parte de dos semanas, ya que Mustafa ordenó que todo procediera lenta y silenciosamente para evitar que los Trapezuntines fueran avisados. Finalmente, en la noche del 28 al 29 de octubre, los cañones navales se colocaron en posición, y sus portadores solo llevaban la mínima cantidad de pólvora para presentar una repetición del desastre anterior. Cuando las armas se colocaron en su lugar, los jenízaros también se formaron en su campamento, silenciosos como la noche circundante. Con escalas de asedio en la espalda y espadas, mazas y hachas en la mano, los jenízaros se deslizaron por el valle mientras el resplandor del amanecer comenzaba a iluminar el horizonte.

Con un solo grito, las baterías turcas cobraron vida. Los pocos centinelas trapezuntinos somnolientos fueron tomados completamente desprevenidos, y los pocos que llegaron a sus campanas de advertencia fueron efectivamente discutibles, ya que el trueno de las armas fue mucho más fuerte que cualquier grito de advertencia. Los soldados salieron de sus barracones como un enjambre de avispas furiosas, pero en la confusión nadie estaba seguro de qué hacer ni adónde ir. Entonces, Skantarios apareció fuera del palacio, vestido solo con una túnica y una coraza, gritando órdenes a la confusa masa de hombres. El ejército, más bien una turba desarticulada, en realidad, dio media vuelta y corrió por los caminos a la sombra de las murallas hasta la Puerta de Zagnos, donde ahora habían aparecido escaleras en las murallas. Los cañones turcos estaban haciendo su trabajo de maravilla: nunca habían tenido la intención de atravesar los muros, sino de mantenerlos despejados mientras los jenízaros y los hombres detrás de ellos corrían valle abajo. A los pocos minutos de que se abrieran las baterías, los primeros jenízaros estaban escalando las paredes, armas en mano. Una victoria fácil parecía estar ante ellos, ya que los piquetes en esta parte del muro habían sido asesinados o habían huido, y la torre de vigilancia más cercana [4] parecía no estar tripulada.

Sin embargo, cuando los soldados profesionales se precipitaron por la calzada, una sola figura apareció en la entrada de la torre. Un eleutheros [5], un tal Suvor el de Carelia, estaba en la torre cuando comenzó el asalto, y rápidamente se armó y acorazó. Cuando los jenízaros llegaron a la torre, se agruparon para atravesar la puerta. Uno por uno, Suvor los cortó, negándose a ceder terreno mientras atacaba a la presión de los hombres que tenía ante él. Constreñidos por el marco de la puerta y la gran cantidad de hombres detrás de ellos, los jenízaros no pudieron luchar contra Suvor en pie de igualdad, por lo que fueron llevados por el impulso hacia el alcance del hacha de los eleutheros. Durante diez minutos, Suvor los mantuvo allí, de pie como un muro de piedra mientras una ola tras otra chocaban contra él. El soldado esclavo ganó suficiente tiempo para que los Trapezuntines treparan por una de las torres de vigilancia adyacentes y atacaran a los turcos por la espalda, obligándolos a girar para agarrarse a las escaleras vitales. Durante la siguiente media hora se desarrolló una lucha desesperada, mientras los turcos y los trapezuntinos se precipitaban sobre las almenas en igual número. Ninguno de los dos pudo avanzar hasta que un artillero de pensamiento rápido, muchos, cortó el cañón de su cañón e inclinó el muñón hacia arriba, creando un mortero primitivo. Con fuego de cañón indirecto, así como flechas y peleas cayendo sobre ellos, los jenízaros finalmente fueron obligados a regresar a las escaleras, que luego fueron empujadas sin ceremonias de las paredes. Trapezous había sobrevivido al asalto.

El fallido asalto al Muro de Zagnos marcó efectivamente el final del uso de cañones en el asedio, ya que el intenso fuego durante el asalto agotó lo poco que había sobrevivido al desastre de San Eugenio. Sin otra opción, Mustafa extendió sus líneas de asedio para rodear a Trapezous por todos lados e hizo los preparativos para un asedio de invierno. Sin embargo, no había resuelto completamente su situación de suministro, y los turcos todavía dependían de la carretera sobre las Montañas Pónticas para mantenerlos abastecidos. Cuando los pasos sobre las montañas se congelaron con el comienzo de un invierno particularmente brutal a mediados de noviembre, los turcos se vieron obligados a depender de la carretera de la costa para mantenerse abastecidos, ya que su flota se vio obligada a retirarse al mismo tiempo que comenzaban las nevadas.

El invierno de 1484-1485 en el campamento otomano puede describirse de manera bastante neutral como "infernal". No había escasez de leña, después de todo, estaban en una selva tropical, pero en un descuido serio, Mustafa se había olvidado de instruir a sus soldados para que trajeran ropa de invierno, ya que el sentimiento general en Constantinopla tras su partida era que los Trapezuntines ser aplastado incluso antes de que comenzara la cosecha. Como tal, los turcos se vieron obligados a quemar más leña de la que incluso los asesores trapezuntinos más optimistas creían que harían, y pronto comenzaron a tener que enviar expediciones de búsqueda para recuperar madera. Sin embargo, el frío pasaría a un segundo plano frente al principal problema del hambre en Turquía. Mustafa no había podido engullir una pila de comida imprevista, por lo que los turcos se habían visto obligados a depender de los convoyes de suministros para mantenerse alimentados. Mustafa había anticipado que la carretera de la costa estaría abierta al comienzo del invierno, por lo que no había pensado en acumular reservas de alimentos especialmente grandes. La poca comida que tenían los turcos se agotó en unas pocas semanas y, a mediados de diciembre, los otomanos estaban hirviendo cuero. Los turcos también recibieron una desagradable sorpresa la noche del 25 de diciembre, cuando los cañones Trapezuntine cobraron vida en una descarga masiva. Un armero había descubierto que al aumentar la proporción de pólvora por disparo, las balas de cañón podían volar mucho más allá del alcance de las ballestas, y los Trapezuntines usaron esto para dominar a los ya miserables otomanos. Hubo un mayor número de fracasos, sí, pero el constante bombardeo del campo turco valió la pena.

Después de una semana de bombardeos sin parar, Mustafa cedió a regañadientes y ordenó a los otomanos que levantaran el campamento. Se retiraron una milla hacia el oeste hasta la cima de otra colina cercana, pero este nuevo campamento estaba expuesto a los vientos de la costa y tenía poco o ningún drenaje. Pronto estalló un brote de peste en el nuevo campamento, seguido poco después por uno de difteria. Los turcos se salvaron del cólera solo por la necesidad de hervir la nieve para hacerla potable. Cuando el invierno se convirtió en uno de los peores de la historia registrada en enero, los turcos comenzaron a caer como moscas. La muerte rodeaba el campamento en sus múltiples formas: enfermedad, hambre, sed, agotamiento debido al constante movimiento necesario para mantener el calor y la melancolía. Pero sobre todo, el Ángel de la Muerte estaba encarnado por el frío, miles de personas murieron de congelación o hipotermia durante todo el invierno. El hambre y el frío eran una combinación letal, y muchos de los muertos fueron devorados por sus camaradas por pura necesidad. Esto solo provocó que los brotes de enfermedades en curso empeoraran y, a fines de enero, apenas había un hombre en el campamento que no tuviera algún tipo de enfermedad. Febrero trajo un brote de neumonía, y esto rápidamente suplantó al resfriado como un asesino mortal. Para cuando finalmente llegó el invierno a fines de marzo, miles de personas habían muerto por neumonía.

La fuerza que emergió de los cuarteles de invierno de los otomanos era una sombra de lo que era antes. Se estima que 25.000 hombres murieron por las causas antes mencionadas, y cientos de ellos desaparecieron en la nieve. Mustafa había sobrevivido, apenas, y su túnica ornamental ahora colgaba de su esquelético cuerpo. En el mejor de los casos, quedaban 8.000 soldados para el sultán, y sabía que no podía continuar con el asedio.Dio la orden de levantar el campamento y marchar, con la esperanza de regresar a territorio amigo a lo largo de la carretera de la costa. El ejército de Trapezuntine, por el contrario, estaba en buena forma, aunque en el lado más delgado. Un estricto racionamiento y una disciplina más estricta habían mantenido al ejército durante el invierno, y estaban en mucho mejor forma que los turcos, habiendo perdido solo unos 5.000 en total debido al asalto y otras causas. Al ver su oportunidad de derrotar a los otomanos, Skantarios salió al campo cuando los otomanos se retiraron, con la esperanza de ganar una batalla final.

La batalla de Phoinix, librada en una estrecha curva de la carretera al oeste de Trapezous, apenas podría describirse como una batalla. Mustafa y los pocos jenízaros supervivientes, montados en el puñado de caballos que no habían sido comidos, huyeron inmediatamente, y los lacayos corrieron tras ellos, siendo atropellados por los Trapezuntines más capaces. Mustafa fue cazado hacia el oeste, pero finalmente logró escapar a los Amisos controlados por los turcos, y de allí de regreso al Imperio Otomano.

Trapezous había resistido el asedio otomano (sin juego de palabras), pero la marea de los turcomanos aún se apoderaba de Pontos. Skantarios había salido victorioso una vez, pero necesitaría otro milagro para restaurar el imperio….

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
[1] Nombre griego del arroyo Değimenedre
[2] Resulta que "Gedik" era su primer nombre. ¡Ups!
[3] Hay una historia (probablemente apócrifa) de que un artillero genovés fue quemado en la hoguera porque sus colegas creían que se asoció con demonios para obtener la capacidad de disparar su cañón cinco veces al día.
[4] Había exactamente dos torres en esta sección de la muralla, que estaba parcialmente protegida por las ruinas de un antiguo acueducto que dificultaba el asalto directo a la mitad derecha de la muralla.
[5] Forma singular de eleutheroi. Además, recuerda su nombre.


Militar bizantino

La caída de Constantinopla en 1453 ante los invasores turcos otomanos no fue la última del Imperio Romano de Oriente.

El Despotado de Morea en el sur de Grecia era una provincia del Imperio de Oriente y logró sobrevivir a la caída de la ciudad. El hecho de que los déspotas no pagaran su tributo anual al sultán otomano y, finalmente, su propia revuelta contra el dominio otomano, hizo que Mehmed llegara a Morea en mayo de 1460, poniendo fin a esta última provincia bizantina.

Pero quedaba una última pizca de dominio bizantino: el Imperio de Trebisonda.

Con la caída de Constantinopla ante los cruzados en 1204 el Imperio de Trebisonda fue creado a partir de las provincias bizantinas de Crimea y a lo largo de la costa del Mar Negro. Con el poder político dividido entre muchos estados pequeños, el nuevo Imperio de habla griega pudo sobrevivir durante siglos.

Los griegos de Trebisonda se agarraron de las uñas a su imperio costero cada vez más reducido. Con el crecimiento agresivo del estado musulmán otomano, la posición de Trebisonda se volvió cada vez más precaria.

El Imperio de Trebisonda

Un ejército georgiano bajo el mando de Alexios y David Komnenos atacó a Bizantino desde el este a fines de marzo o principios de abril de 1204. Según las crónicas georgianas, la expedición duró ocho días, llegó a Trebisonda a través de Lazia y se apoderó de la ciudad en abril. El comandante local doux Nikephoros Palaiologos, no presentó una defensa eficaz contra la fuerza georgiana más poderosa.

El 13 de abril de 1204, Constantinopla cayó ante los cruzados, donde establecieron el Imperio Latino. Según fuentes georgianas, los territorios recién incorporados fueron entregados a Alexios y David Komnenos, donde establecieron un estado pro-georgiano que se conocería como Imperio de Trebisonda. Alejo fue proclamado emperador, mientras que David fue nombrado estrategas.

Algunos estudiosos creen que el nuevo estado estuvo sujeto a Georgia, al menos en los primeros años de su existencia, a principios del siglo XIII.

Emperador Juan II de Trebisonda oficialmente renunció a su derecho al título imperial romano y Constantinopla sí mismo 11 años después de que los Niceos reconquistaran la ciudad, alterando su título imperial de "Emperador y Autócrata de los Romanos" a "Emperador y Autócrata de todo Oriente, Iberia y Perateia"

El Imperio de Nicea había restablecido el Imperio Bizantino al restaurar el control de la capital.

Con Constantinopla como premio principal, el Imperio de Trebisonda básicamente continuó existiendo permaneciendo bajo el radar con la esperanza de que nadie se diera cuenta. Esa estrategia básicamente funcionó hasta 1453, pero con la ciudad capturada los ojos otomanos comenzaron a buscar nuevas conquistas.

Plan de fortificación de Trebisonda

La ciudadela de Trebisonda

Las murallas de Trebisonda

Las murallas de Trabzon son una serie de murallas defensivas que rodean el casco antiguo de la ciudad de Trabzon.

Construido sobre cimientos que se remonta a laromano era Con piedras cortadas de antiguas estructuras en el sitio, las paredes se extienden desde la colina en la parte trasera del casco antiguo hasta la costa del Mar Negro. Las murallas dividieron aún más la ciudad en tres partes: la Ciudad Alta o "fortaleza" , la Ciudad Media y la Ciudad Baja. Las ciudades altas y medias están flanqueadas por barrancos escarpados cortados por los arroyos Zagnos y Tabakhane al oeste y al este respectivamente, mientras que la ciudad baja se extiende al oeste de Zagnos.

La Ciudad Alta funcionó como ciudadela y como acrópolis de la ciudad. Se cree que la ciudadela fue construida como la primera construcción en 2000 a. C. Algunas fuentes tempranas mencionan la existencia de ruinas de estructuras como hipódromo, torre, baño y palacio. La ciudadela sufrió diversas modificaciones a lo largo de la historia.

Los muros de la Fortaleza Superior son más altos que los de las otras partes. Está fortificado en el sur con muros y torres más altos y gruesos. Durante el período del Imperio Romano se construyó un acueducto para abastecer de agua dulce a la Ciudad Alta. La Ciudad Alta era accesible a través de una puerta doble con la Ciudad Media. los Palacio Imperial del Imperio de Trebisonda se encontraba en la Ciudad Alta.

La Ciudad Baja se extiende al oeste desde la Torre Zağanos hasta el mar. También esta parte de las fortificaciones fue construida por Alejo II de Trebisonda.

La mayor parte de las murallas de la ciudad todavía están en pie y se encuentran entre los edificios más antiguos de la ciudad. De hecho, su parte más antigua se remonta al siglo I d.C. durante la era del Imperio Romano. Las fuentes históricas brindan información sobre etapas más antiguas de su construcción. Jenofonte, que visitó la ciudad en el siglo V a. C., también mencionó la existencia de murallas.

Posible búsqueda de un soldado de Trebisonda
Reconstrucción moderna del arquero bizantino del siglo XV basada en iconos contemporáneos de la crucifixión. El casco muestra influencia occidental (italiana) y se basa en los hallazgos de & # 8221Chalcis Armory & # 8221. Sin embargo, el águila bicéfala vuelve a ser poco probable, ya que era estrictamente un emblema de la familia imperial y los cronistas hablan de un emblema de doble león. Armadura cortesía de hellenicarmors.gr y botas cortesía de la asociación de historia viva Koryvantes.
Milicia bizantina

El asedio de Trebisonda (1461)

La dinastía Paleóloga huyó del conquistado Despotado de Morea en 1460 hacia Italia. Eso dejó a Trebisonda como el último estado griego libre vinculado a las antiguas tradiciones romanas.

Con los turcos controlando Constantinopla, la ayuda no vendría de Occidente. Siempre escasez de mano de obra el emperador de Trabisonda, Juan IV, pasó años construyendo alianzas en el este con los príncipes georgianos del este y con Uzun Hassan de Ak Koyunlu. Los gobernantes musulmanes de Sinope y Karaman parecen haber sido reclutados como aliados por John o Uzun Hassan.

El nuevo emperador David vio que el apoyo de Occidente contra los otomanos no estaba llegando. David pidió prematuramente al sultán una condonación del tributo pagado por su predecesor. Peor aún, hizo estas demandas a través de los enviados de Uzun Hassan, quienes hicieron demandas aún más arrogantes en nombre de su maestro. La respuesta del Sultán Mehmed fue: "Vete en paz y el año que viene traeré estas cosas conmigo y saldaré la deuda".

Esa respuesta llegó el verano del año siguiente: una flota al mando de su almirante Kasim Pasha navegó a lo largo de la costa de Anatolia en el Mar Negro hacia Trebisonda mientras el sultán conducía un ejército desde Bursa hacia el este hacia la ciudad.

En la primavera de 1461, Mehmed equipó una flota de 200 galeras y diez buques de guerra. Al mismo tiempo, Mehmed cruzó los Dardanelos a Bursa con el Ejército de Europa y reunió al Ejército de Asia, una autoridad estima que La fuerza combinada consistió en 80.000 infantes y 60.000 caballería.

El número de tropas otomanas sin duda fue inflado por los historiadores y tal vez por el propio sultán con fines propagandísticos para intimidar a las naciones vecinas.

La campaña por la tierra otomana, que fue la parte más desafiante, implicó intimidar al Emir de Sinope para que entregara su reino, una marcha que duró más de un mes a través de un desierto montañoso deshabitado, varias batallas menores con diferentes oponentes y terminó con el asedio de Trebisonda.


El Emirato de Sinope, aliado de Trebisonda, cae en manos de los otomanos

Trebisonda Aliado Sinope se rinde

Los marineros prendieron fuego a los suburbios y se puso a sitiar la ciudad. Un historiador dijo que a pesar de los ataques diarios, "no se avanzó" para romper los muros. Los hombres de la flota de Kasim Pasha habían sitiado las murallas de Trebisonda durante 32 días cuando las primeras unidades del ejército del sultán al mando de su gran visir Mahmud Pasha Angelovic cruzaron el paso de Zigana y tomaron posiciones en Skylolimne.

Sultán Mehmed el Conquistador

El emperador David tuvo la oportunidad de capitular antes de que comenzara el asalto otomano en serio. Podría entregar su ciudad y no solo salvar su vida y riqueza, así como las de sus cortesanos, sino también recibir nuevas propiedades que le proporcionarían los mismos ingresos, de lo contrario, más luchas solo podrían terminar con la caída de Trebisonda y David no. Solo perdería su vida y su riqueza, pero cualquier superviviente sufriría el destino de una ciudad capturada.

Los muros de Trebisonda eran macizos y elaborados. David esperaba que su pariente Hassan Uzun llegara en cualquier momento para aliviar el asedio, o tal vez su aliado el rey de Georgia, o tal vez incluso ambos.

No apareció ningún aliado con un ejército para ayudar a Trebisonda. Al final, el emperador David Megas Komnenos eligió entregar su ciudad e imperio y confíe en que el sultán Mehmed será misericordioso.

El Emperador dijo que se rendiría si le daban propiedades de igual valor y si Mehmed se casaba con su hija. Cuando Mehmed llegó al día siguiente con el resto de su ejército, Mahmud informó de los acontecimientos. La noticia de que la esposa de David había escapado a Georgia enfureció al sultán, y al principio declaró que quería asaltar la ciudad y esclavizar a todos sus habitantes. Pero después de más deliberaciones, Mehmed aceptó los términos ofrecidos.

El día que llegó el sultán Mehmed, Thomas, hijo de Katabolenos, fue enviado ante las puertas de Trebisonda para repetir los términos de rendición ofrecidos el día anterior. La gente de Trebisonda preparó "muchos obsequios espléndidos" y un grupo selecto de "los mejores hombres" emergió de la ciudad y "rindió homenaje al sultán, llegaron a un acuerdo, intercambiaron juramentos y se rindieron tanto a la ciudad como a ellos mismos al sultán. . "

Después de estos intercambios, el emperador David salió de la ciudad con sus hijos y cortesanos y rindió homenaje al sultán. Este último "lo recibió con dulzura y amabilidad, le dio la mano y le mostró los honores correspondientes", y luego "le dio a él [David] y a sus hijos muchos tipos de obsequios, así como para su suite ".

El 15 de agosto de 1461, el sultán Mehmed II entró en Trebisonda y la última capital de la Romaioi Ha caido. Esta fecha fue el 200 aniversario de la reconquista de Constantinopla por parte del Imperio Latino por Miguel VIII Palaiologos.

Mehmed hizo una inspección detallada de la ciudad, sus defensas y sus habitantes, según Miller, quien luego cita a Kritoboulos, "Él [Mehmed] ascendió a la ciudadela y al palacio, y vio y admiró la seguridad de uno y los edificios y esplendor del otro, y en todos los sentidos juzgó la ciudad digna de mención ".

Mehmed convirtió la catedral Panagia Chrysokephalos en el centro de la ciudad en Mezquita Fatih, y en la iglesia de San Eugenio dijo su primera oración, dando así al edificio su nombre posterior, Yeni Cuma ("Nuevo viernes").

Jenízaros otomanos

Después

Después de tomar posesión de la ciudad, el sultán Mehmed guardó a 400 de sus jenízaros en el castillo imperial de Trebisonda.

La flota del sultán regresó a Constantinopla en octubre de 1461, sus armas y material casi sin uso. Mehmed procedió por tierra de regreso a Constantinopla.

Colocó al emperador David, su familia y sus parientes, sus funcionarios y sus familias con todas sus riquezas en los trirremes del sultán que los llevaron a Constantinopla.

El resto de los habitantes de Trebisonda, sin embargo, fueron tratados con dureza. Se dividieron en tres grupos:

  • Un grupo se vio obligado a dejar Trebisonda y reasentarse en Constantinopla.
  • El siguiente grupo se convirtió en esclavo del sultán o de sus dignatarios.
  • Y el último grupo se quedó a vivir en el campo que rodea a Trebisonda, pero no dentro de sus muros.

Trebisonda fue el último puesto de avanzada de la civilización bizantina con su caída, esa civilización llegó a su fin.

"Fue el fin del mundo griego libre", escribió Steven Runciman, quien luego señaló que aquellos griegos que aún no estaban bajo el dominio otomano todavía vivían "bajo los señores de una raza extranjera y una forma extraña de cristianismo. Sólo entre las aldeas salvajes de Mani, en el sureste del Peloponeso, en cuyas escarpadas montañas ningún turco se atrevió a penetrar, quedaba algo parecido a la libertad ".


Influencias de la arquitectura bizantina

El Imperio Bizantino fue uno de los imperios más poderosos e influyentes de la historia. Pueden verse claramente como una continuación del otrora poderoso Imperio Romano, y aunque no son tan conocidos como sus contrapartes latinas, los bizantinos dejaron su huella en la historia y la arquitectura. Incluso después del colapso del imperio en el siglo 15La arquitectura bizantina influyó en la construcción y el arte incluso hasta nuestros días. Tres de los ejemplos más notables de las influencias arquitectónicas de los bizantinos son los mosaicos de estilo bizantino, las iglesias ortodoxas y la arquitectura del Imperio Otomano.

Los mosaicos bizantinos se replicaron innumerables veces en todo el Mediterráneo y más allá. los Catedral normanda de Monreale en Sicilia y la Basílica de San Marcos en Venecia son dos edificios increíbles que utilizan la técnica del mosaico bizantino. Aunque no son edificios bizantinos, si te paras en cualquiera de estos, te recordarán muchas de las basílicas bizantinas mencionadas anteriormente.

Mosaicos dentro de la Basílica de San Marcos y # 8217 en Venecia, que tienen un parecido sorprendente con mosaicos bizantinos similares enumerados anteriormente.

Las iglesias ortodoxas orientales son uno de los tipos de edificios religiosos más populares de la Tierra. Estas iglesias se pueden encontrar en Europa del Este, los Balcanes y más allá, incluidos los Estados Unidos y América Latina. Iglesias como la catedral de Alexander Nevsky en Sofía Bulgaria muestran claramente una fuerte influencia de la arquitectura bizantina. La iglesia fue construida más de 400 años después de la caída del Imperio Bizantino, y todavía refleja las iglesias bizantinas que se construyeron en el Siglo 5.

Catedral de Alexander Nevsky en Sofía, Bulgaria. La Iglesia ortodoxa oriental todavía toma prestados muchos elementos de la arquitectura bizantina.
Foto por Deensel de Wikimedia Commons

El Imperio Otomano, que se apoderó de gran parte de los antiguos territorios del Imperio Bizantino, construyó algunas de las mezquitas más impresionantes del mundo actual. Solo dentro de Estambul, hay casi 3.000 mezquitas, la mayoría de las cuales toman prestados elementos de la arquitectura bizantina. Dos de las mezquitas más grandes jamás construidas por el Imperio Otomano, la Mezquita de Süleymaniye y la Mezquita del Sultán Ahmed, se parecen mucho a Santa Sofía.

Los arquitectos otomanos estudiaron Hagia Sophia y otras iglesias bizantinas para comprender la geometría y la ingeniería que les permitiría construir edificios con grandes espacios interiores abiertos. Crear un espacio interior masivo con una altura de techo alto era prácticamente imposible sin usar columnas interiores como soporte. Pero los bizantinos, siguiendo las tradiciones arquitectónicas romanas antiguas, pudieron utilizar una geometría compleja e idear una forma de hacer que una gran cúpula distribuyera su carga hacia afuera a través de arcos y bóvedas para crear un espacio interior abierto.


La defensa del agua

Tanto Fort Foote (Fort Washington, Maryland) como Battery Rodgers (Jones Point Park en Alexandria, Virginia) anclaron las defensas en el acceso sur de los ríos Potomac y a menudo se las denominaba baterías de agua o de río o de costa. Ninguna fuerza enemiga intentó ascender por el río para atacar Washington, por lo que es difícil evaluar el valor de estas fortificaciones. Al final de la guerra, el Ejército tenía numerosas propuestas para el uso del fuerte y la batería en la posguerra. El Ejército no retuvo Battery Rodgers, pero mantuvo Fort Foote, que en asociación con Fort Washington tenía como objetivo repeler invasiones e incursiones río arriba. Los Ingenieros del Ejército remodelaron y ampliaron Fort Foote durante su uso, pero dejaron de usarlo como defensa contra el agua en 1874. El sitio fue abandonado en 1877, pero fue reactivado por un corto período durante la Guerra Hispanoamericana.

Además, los ingenieros del ejército construyeron obstrucciones que podrían amarrarse en el río Potomac, cerca de Fort Foote, y "hacer que las baterías costeras [Fort Foote y Battery Rodgers] sean más eficientes para la protección de Washington contra ataques marítimos". En julio de 1864, el Congreso se apropió $ 300,000.00 para la fabricación de las obstrucciones y el Teniente Coronel Barton S. Alexander, quien sucedió al General Barnard como Ingeniero Jefe, diseñó y cotejó una serie de flotadores que sostienen una cadena de 400 pies de largo con 23 anclas. . . "que algunos llamaron la" Cadena Alexandria ", pero no se utilizaron durante la guerra. Después de la guerra, el Ejército se aferró a las obstrucciones y, en 1868, las ofreció al Secretario de Marina, quien resultó que las consideró inútiles. Las obstrucciones permanecieron almacenadas en un cobertizo cerca de Fort Foote, deteriorándose, al menos hasta principios de la década de 1870.


1911 Encyclopædia Britannica / Trebizond

TREBIZOND (Gr. Trapezus), una ciudad de Asia Menor, situada en el Mar Negro, cerca de su ángulo sureste. Desde su fundación como colonia griega hasta la actualidad, siempre ha sido un importante emporio de comercio y fue durante dos siglos y medio la capital de un imperio. Su importancia se debe a su dominio del punto donde la principal ruta comercial de Persia y Asia Central a Europa, sobre la meseta de Armenia por Bayezid y Erzerum, desciende al mar. Su seguridad también estaba asegurada por la barrera de montañas escarpadas (7000 a 8000 pies) que separa su distrito del resto de Asia Menor. La cuenca hidrográfica es tan completa que no pasan arroyos por estas cadenas y apenas hay comunicación en esta dirección entre el interior de Asia Menor y la costa.Por la misma razón, junto con su aspecto norte, el clima es húmedo y templado, a diferencia del de las regiones del interior, que están expuestas a grandes extremos de calor en verano y frío en invierno. La posición que ocupaba la ciudad helénica y medieval es una meseta inclinada (de ahí el nombre original del lugar, Trapezus, la "meseta"), que cae en escarpados precipicios rocosos en los dos lados, donde dos profundos los valles, que descienden del interior, corren paralelos a no mucha distancia unos de otros hasta el mar. El conjunto todavía está rodeado por las murallas bizantinas, que siguen la línea de los acantilados y se llevan a lo largo de la cara del mar y la parte superior del nivel, que está separada de la inferior por un muro transversal interior, forma el castillo mientras que en el punto más alto, donde se forma una especie de cuello entre los dos valles, es el torreón que corona el conjunto. A cada lado, a mitad de camino entre la torre del homenaje y el mar, estos barrancos están atravesados ​​por enormes puentes, y en el lado más alejado del más occidental de estos, lejos de la ciudad, quedan una gran torre y otras fortificaciones. El área de la ciudad antigua ahora se llama Kaleh, y está habitada por los turcos. Al este de este se encuentra el extenso barrio cristiano, y más allá de este, nuevamente, un promontorio bajo se adentra en el mar hacia el norte. parcialmente cubierto con las casas de un suburbio bien construido, que es el principal centro de comercio. El puerto se encuentra en el lado este de este promontorio, pero es una rada insegura, ya que está desprotegida hacia el noreste y ha estado muy enlodada, por lo que los barcos no pueden acercarse a una distancia considerable de la costa. Desde aquí parten las caravanas hacia Persia, y en ciertos períodos del año se pueden ver largas filas de camellos y comerciantes persas que brillan por sus altos gorros negros y largas túnicas. La ruta que siguen estas caravanas es una chaussée hasta Erzerum, pero en algunos lugares está demasiado roto para admitir el tránsito de vehículos con ruedas. El ferrocarril de Batoum a Bakú a través de Tiflis ha tendido en gran medida a convertir el canal de comercio de Trebisonda en territorio ruso, ya que ayuda a abrir la ruta a Erivan, Tabriz y toda Persia. La población total del lugar asciende a unos 40.000, de los cuales 22.000 son musulmanes y 18.000 cristianos. Gran Bretaña y todos los estados europeos más grandes tienen consulados allí.

El vilayet, de la cual Trebisonda es la ciudad principal, consiste en una larga franja irregular de territorio costero, la mitad oriental de la cual está profundamente dentada y montañosa.

Historia. — La ciudad de Trapezus era una colonia de Sinope, pero se notó por primera vez en el momento del Retiro de los Diez Mil, quienes encontraron reposo allí. A pesar de su importancia comercial, la lejanía de su posición le impidió ser muy conocido a la fama tanto en el período helénico como en el medieval temprano, su grandeza data de la época de la cuarta cruzada (1204), cuando el Imperio Bizantino fue desmembrado y su capital ocupada por los latinos. Durante la confusión que siguió a ese evento, Alejo Comneno escapó a Asia y, habiendo reunido un ejército de mercenarios ibéricos, entró en Trebisonda, donde fue reconocido como soberano legítimo, y asumió el título de Gran Comneno. Aunque sólo tenía veintidós años, Alejo era un hombre de habilidad y voluntad resuelta, y logró sin dificultad hacerse dueño de la mayor parte de la costa sur del Mar Negro. El imperio así fundado continuó existiendo hasta 1461, cuando la ciudad fue tomada por Mahommed II. La causa de esta larga duración, y al mismo tiempo el secreto de su historia, se encuentra en la posición aislada de Trebisonda y su distrito, entre las montañas y el mar, que ya se ha descrito. De este modo pudo desafiar tanto a los selyúcidas como a los otomanos y mantener su independencia frente a los emperadores de Nicea y Constantinopla. Pero por la misma razón su política fue siempre limitada, de modo que nunca ejerció ninguna influencia beneficiosa sobre el mundo en general. Fue principalmente en el camino de las alianzas matrimoniales que se puso en contacto con otros estados. La familia imperial era famosa por su belleza, y las princesas de esta raza fueron buscadas como novias por los emperadores bizantinos de la dinastía de los Paleólogos, por los nobles occidentales y por los príncipes mahometanos y las conexiones así formadas originaron una variedad de relaciones diplomáticas y alianzas amistosas u ofensivas. El palacio de Trebisonda era famoso por su magnificencia, la corte por su lujo y ceremonial elaborado, mientras que al mismo tiempo era con frecuencia un semillero de intrigas e inmoralidad. Los grandes comneni también eran mecenas del arte y el saber, y como consecuencia de esto, muchos hombres eminentes recurrieron a Trebisonda, por cuya agencia la biblioteca del palacio recibió valiosos manuscritos y la ciudad fue adornada con espléndidos edificios. Los escritores de la época hablan con entusiasmo de sus altas torres, de las iglesias y monasterios de las afueras, y especialmente de los jardines, huertas y olivares. Excitó la admiración de Gonzales Clavijo, el enviado español, cuando pasó por él camino a visitar la corte de Timur en Samarcanda (Clavijo, Historia del gran Tamorlan, pag. 84), y el cardenal Bessarion, que era oriundo del lugar, en la última parte de su vida, cuando la ciudad había pasado a manos de los mahometanos, y él mismo era un dignatario de la Iglesia romana, tan poco se olvidó de la le había causado la impresión de haber escrito una obra titulada "El elogio de Trebisonda" (Έγκώμιον ραπεζοῠντος), que existe en manuscrito en Venecia. Poco se sabía de la historia del imperio de Trebisonda hasta que el profesor Fallmerayer de Munich se ocupó del tema y descubrió la crónica de Michael Panaretus entre los libros del cardenal Bessarion, y de esa obra, y otras fuentes de información que fueron principalmente desconocido hasta ese momento, compiló su Geschichte des Kaiserthums von Trapezunt (Múnich, 1827). De vez en cuando, los emperadores de Trebisonda rindieron tributo a los sultanes selyúcidas de Iconio, a los grandes khanes de los mongoles, a Timur el tártaro, a los jefes turcomanos y a los otomanos, pero gracias a hábiles negociaciones se les permitió prácticamente asegurar su independencia. Los encontramos también en guerra con muchas de estas potencias y con los genoveses, que se esforzaron por monopolizar el comercio del Mar Negro. La ciudad fue asediada varias veces, siendo el ataque más formidable el que ocurrió durante el reinado de Andrónico I, el segundo emperador, cuando los selyúcidas, bajo el mando de Melik, hijo del gran sultán Ala-ed-din, primero asaltó la muralla norte en dirección al mar, y luego se esforzó por asaltar la ciudadela superior por la noche. Sin embargo, fracasaron en ambos intentos y en el último, debido a la oscuridad, y a la ocurrencia de una violenta tormenta que repentinamente hinchó los torrentes en los barrancos, su fuerza se sumió en una confusión inextricable y se vieron obligados a abandonar su acampar y hacer lo mejor de su escape del país. Tan grande era la fuerza de las fortificaciones que Mahoma II. Podría haber tenido muchas dificultades para reducirlo, de no ser por la conducta pusilánime de David, el último emperador, que entregó el lugar casi incondicionalmente.

Monumentos antiguos. — Varios monumentos interesantes de este período permanecen en Trebisonda en forma de iglesias de estilo arquitectónico bizantino. Uno de ellos está dentro del área de la ciudad vieja, a saber. la iglesia de Panaghia Chrysokephalos, o Virgen de la Cabeza Dorada, un edificio grande y macizo pero excesivamente sencillo, que ahora es la mezquita de Orta-hissar. En el lado más alejado del barranco oriental se encuentra una estructura más pequeña pero muy bien proporcionada, la iglesia de San Eugenio, el santo patrón de Trebisonda, ahora la Yeni Djuma djami, o mezquita del Viernes Nuevo. Aún más importante es la iglesia de Santa Sofía, que ocupa una posición visible con vistas al mar, a unos 2 m. al oeste de la ciudad. Los pórticos están bellamente ornamentados y se encuentran a unos 30 metros de un campanario alto, cuyas paredes interiores se han cubierto en partes con frescos de temas religiosos, aunque ahora están muy desfigurados. Pero el monumento más notable de la Edad Media que existe en todo este distrito es el monasterio de Sumelas, que se encuentra a unos 25 m. de Trebisonda, al lado de una cañada rocosa, a una altura de 4000 pies sobre el nivel del mar. Su posición es extraordinaria, pues ocupa una caverna en medio de la cara de un acantilado perpendicular de 1000 pies de altura, donde los edificios blancos ofrecen un marcado contraste con la roca marrón que forma su entorno. Se accede por un camino en zigzag por la ladera del acantilado, desde el que un tramo de escalones de piedra y una escalera de madera dan acceso al monasterio. El valle de abajo está lleno de la vegetación más rica, la maleza está compuesta en gran parte por azaleas y rododendros. Se afirma una antigüedad de 1500 años para la fundación del monasterio, pero es seguro que la primera persona que lo elevó a la importancia fue el emperador Alejo Comneno III. de Trebisonda la reconstruyó en 1360 y la dotó con abundancia. La bula de oro de ese emperador, que se convirtió en lo sucesivo en la carta constitutiva de su fundación, aún se conserva, es uno de los mejores ejemplares de tales documentos y contiene retratos del propio Alejo y su reina. El monasterio también posee el firman de Mahommed II. por lo que otorgó su protección a los monjes cuando se convirtió en dueño del país.

Bibliografía. J. Ph. Fallmerayer, Geschichte des Kaiserthums von Trapezunt (Munich, 1827) también Fragmente aus dem Orient, vol. I. (Stuttgart, 1845) C. Texier, Asie Mineure (París, 1862) C. Texier y R. P. Pullan, Arquitectura bizantina (Londres, 1864) G. Finlay, Historia de Grecia, vol. iv. (Oxford, 1877) H. F. Tozer, Armenia turca y Asia Menor del Este (Londres, 1881). (H. F. T.)


Acueducto y fortificaciones de Trebisonda - Historia

Artículo escrito por C. Scheffey y B. Dennis

El Acueducto Cabin John (Latitud 38.972779, Longitud -77.148665). [Fotografía de Bernie Dennis.]

Tras la finalización de la encuesta de límites para el Distrito de Columbia en 1792, el desarrollo de la nueva ciudad avanzó a un ritmo constante. A medida que la ciudad creció, depender de pozos y manantiales individuales se convirtió en un motivo de preocupación. Hacia 1850, se temía la escasez de agua tanto para el consumo como para la protección contra incendios. Por ello, se ordenó al Cuerpo de Ingenieros del Ejército realizar estudios para un adecuado abastecimiento de agua para la Capital de la Nación. Un oficial del Cuerpo, Montgomery C. Meigs, fue puesto a cargo de los estudios.

El plan de Meigs incluía una presa sobre Great Falls en el Potomac: un conducto de nueve pies de diámetro y un acueducto de túnel de 12 millas de largo, un depósito receptor en Dalecarlia, un depósito de sedimentación en Georgetown y un sistema de distribución de tubería de hierro fundido. El trabajo comenzó en 1853, con Meigs supervisando tanto el diseño como la construcción. El camino del acueducto requeriría que cruzara Cabin John Creek, donde Meigs concibió un puente de acueducto de mampostería de varios arcos.

En mayo de 1855, Meigs contrató a un ingeniero asistente de 25 años, Alfred L. Rives. Rives estudió ingeniería en la Academia Militar de Virginia (VMI) y en París. En 1854, fue el primer estadounidense en graduarse de la prestigiosa École des Ponts et Chaussées (EPC), conocido por formar el cuerpo de ingenieros de élite francés a mediados del siglo XIX. Durante sus estudios, Rives se familiarizó con el puente Grosvenor sobre el río Dee en Chester, Inglaterra. Meigs también estaba familiarizado con este puente de 200 pies de largo a través de ICE Transactions. Una entrada en su diario dice, “Este es el lapso más grande ahora en pie, en piedra. Son 200 pies. Me gustaría mucho construir uno así ".

Construido en 1863, permanece en uso activo en la actualidad.

Juntos, Meigs y Rives desarrollaron el diseño del acueducto para un solo arco de 220 pies de luz con una elevación de 57.25 pies. El trabajo comenzó en 1857, pero sufrió interrupciones debido a la falta de fondos en 1859 y finalmente se suspendió en 1861 al estallar la Guerra Civil cuando Meigs y otros ingenieros militares se pusieron a trabajar en las fortificaciones de Washington. Rives, junto con el secretario de Guerra Jefferson Davis y muchos oficiales militares del sur, se unieron a las filas de la Confederación. Un artículo revelador sobre los roles de Meigs y Rives, titulado "Alfred L. Rives y el puente Cabin John: creando un arco de mampostería de 67 m sin precedentes a mediados del siglo XIX", de Dario A. Gasparini y David A. Simmons, puede ser encontrado en el Actas del Tercer Congreso Internacional de Historia de la Construcción, mayo de 2009.

El acueducto consta de una nervadura de arco de granito revestido. Las piedras tienen cuatro pies de espesor en la corona y seis pies de espesor en los puntos de resorte. Las paredes de enjuta son de piedra arenisca, con respaldo de ladrillo. La piedra se extrajo en Maryland en un sitio río arriba en el Potomac. Los bloques extraídos se transportaron a través del Canal C & amp O y se transfirieron a través de una esclusa al valle inundado debajo del acueducto. Se utilizaron grúas móviles sobre cimbra de madera para colocar bloques de piedra terminados. El bulevar de MacArthur. 40 años más tarde, se agregaron calzadas y barreras para adaptarse al tráfico.

Tras el retraso debido a la guerra, el trabajo en la estructura finalmente se reanudó y se completó en 1863. Comenzó a transportar agua de inmediato y ha estado en uso continuamente desde ese momento. Cuando se completó, fue el tramo de arco de mampostería más largo y mantuvo el récord durante 40 años. La Sociedad Estadounidense de Ingenieros Civiles lo nombró "Monumento Histórico Nacional de Ingeniería Civil" en 1972. La placa de la ASCE comparte un pedestal con una placa de la Asociación Estadounidense de Obras Hidráulicas en el extremo suroeste de MacArthur Blvd. Puente de un solo carril.


El imperio inmortal: una cronología de Trebisonda

Ya sabes, tan pequeña como era esa parte costera, Trebisonda debe haber superado los 100K al menos. Eso es un poco sorprendente. ¿Alguien sabe las estadísticas de población de Trebisonda?

No sabía que competían demográficamente con algunos Beylik de Anatolia.

Averious

Ya sabes, tan pequeña como era esa parte costera, Trebisonda debe haber superado los 100K al menos. Eso es un poco sorprendente. ¿Alguien sabe las estadísticas de población de Trebisonda?

No sabía que competían demográficamente con algunos Beylik de Anatolia.

Orisha91

Me preguntaba cuánto de la tensión que 30 mil soldados pondrían en el imperio, pero reflexionando sobre ello, la posición de Trebisonda y su enfoque comercial les permitiría aprovechar la ruta de la seda para su ventaja militar. Esto probablemente permitiría a los gobernantes salirse con la suya con números inesperados, especialmente si se trata de un movimiento temporal en tiempos de guerra.

Por lo tanto, es posible que la población no necesariamente tenga que ser 5 veces mayor.

Averious

Me preguntaba cuánto de la tensión que 30 mil soldados pondrían en el imperio, pero reflexionando sobre ello, la posición de Trebisonda y su enfoque comercial les permitiría aprovechar la ruta de la seda para su ventaja militar. Esto probablemente permitiría a los gobernantes salirse con la suya con números inesperados, especialmente si se trata de un movimiento temporal en tiempos de guerra.

Por lo tanto, es posible que la población no necesariamente tenga que ser 5 veces mayor.

Necesita una población de aproximadamente 1/4 si un millón (250,000) como mínimo absoluto para desplegar una fuerza de 30,000 soldados (esto es mediante el uso de los métodos 0,60, 0,20 para indicar recursos, etc., etc.).

A juzgar por lo que podemos medir del propio Imperio, así como por su posición general en la línea de tiempo que se presenta aquí, honestamente situaría la población total en alrededor de 250.000 a 300.000. No veo que sea ni cerca de un millón o incluso de medio millón (ya que el Imperio completo bajo el Komnneoi tenía una población de 10 millones en su apogeo, mientras que incluía Bulgaria, Grecia y las áreas más pobladas de Anatolia. y realmente no puede tener nada más que 250k-350k cerca y alrededor de Trebisonda).

E_x_c_u_b_i_t_o_r_e

Necesita una población de aproximadamente 1/4 si un millón (250,000) como mínimo absoluto para desplegar una fuerza de 30,000 soldados (esto es mediante el uso de los métodos 0,60, 0,20 para indicar recursos, etc., etc.).

A juzgar por lo que podemos medir del propio Imperio, así como por su posición general en la línea de tiempo que se presenta aquí, honestamente situaría la población total en alrededor de 250.000 a 300.000. No veo que sea ni cerca de un millón o incluso de medio millón (ya que el Imperio completo bajo el Komnneoi tenía una población de 10 millones en su apogeo, mientras que incluía Bulgaria, Grecia y las áreas más pobladas de Anatolia. y realmente no puede tener nada más que 250k-350k cerca y alrededor de Trebisonda).


Ver el vídeo: Acueductos ROMANOS. (Noviembre 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos