Nuevo

Guerra de Independencia - 1948 - Historia

Guerra de Independencia - 1948 - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Halftracks de las FDI de la 8a Brigada

Desde el momento en que nació el Estado de Israel, los ejércitos árabes invadieron. Todos fueron rechazados y cuando terminó la guerra, Israel se había expandido sobre las fronteras originales del plan de partición. Sin embargo, el precio fue alto. Murieron 6.000 israelíes.

Con la declaración de Independencia, vino la invasión de Israel por los ejércitos de todos los estados árabes circundantes. Ese día, el ejército de Israel estaba formado por 30.000 soldados sin armadura u otro equipo pesado. Su fuerza aérea no eran más que unos cuantos Piper Clubs. Aunque todo esto cambiaría en las próximas semanas, en esos primeros días de la guerra los ejércitos árabes regulares tenían una ventaja abrumadora en términos de hombres y material.

Los ejércitos árabes invadieron todos los frentes. En el norte, el ejército libanés tomó el paso fronterizo de Malkiyah. Los sirios atacaron el área alrededor del mar de Galilea y avanzaron hacia el Kibbutz Degania, donde fueron rechazados. Los iraquíes atacaron al otro lado del río Jordán cerca de la ciudad de Besian, pero se vieron obligados a retirarse. Luego trasladaron sus tropas a Samaria, donde tomaron posiciones defensivas.


El avance más peligroso fue el de los egipcios. Ese ejército se dividió en dos columnas; uno se dirigió al desierto de Negev y subió a través de las colinas de Hebrón hacia Jerusalén. La brigada que se dirigía a Jerusalén se detuvo en el acceso sur a la ciudad en el Kibbutz Ramat Rachel. La segunda columna avanzó por la carretera de la costa hacia Tel Aviv. Durante cinco fatídicos días, ese ejército se vio retrasado por la valiente defensa de Kfar Mordejai. A continuación, se encontraron con el Kibbutz Negba, que finalmente pasaron por alto. Las fuerzas egipcias continuaron hasta donde se encuentra Ashdod hoy y se detuvieron. El 29 de mayo, los israelíes lanzaron una contraofensiva que puso fin al avance egipcio y la amenaza a Tel Aviv.


Otro ejército invadió: la Legión Árabe de Jordania. La Legión Árabe era el ejército árabe mejor equipado y entrenado; la Legión estaba al mando de oficiales británicos experimentados. Afortunadamente para Israel, la Legión era relativamente pequeña, con 4.500 soldados. Se esperaba que la Legión se mantuviera completamente al margen de la guerra. Se estaban llevando a cabo negociaciones secretas entre la Agencia Judía y el rey hachemita Abdullah. Pero el rey finalmente decidió que no unirse a los otros estados árabes haría insostenible su posición en el mundo árabe. El día en que se declaró la independencia de Israel, la Legión Árabe capturó los asentamientos judíos en el Bloque Etzion, ubicado entre Hebrón y Belén. Pero la batalla crítica fue por Jerusalén. El 28 de mayo, los defensores del antiguo barrio judío, superados en número y en armas, se rindieron. Sin embargo, la parte occidental de la ciudad se defendió con éxito. Pero permaneció prácticamente asediado. Como resultado, los habitantes judíos de Jerusalén occidental enfrentaron graves problemas: hambre, sed y falta de armas. La carretera de la llanura costera a Jerusalén había estado bloqueada desde el comienzo de la guerra cuando la Legión Árabe ocupó la fortaleza de Latrun (habiéndola recibido de los británicos). Latrun se encontraba en una elevación especialmente estratégica que daba a la carretera a Jerusalén en el punto donde el camino iniciaba el ascenso inicial desde el llano hasta las montañas. Quien controlaba Latrun, controlaba el acceso a la carretera de Jerusalén. A partir del 25 de mayo, los israelíes hicieron repetidos intentos de capturar la fortaleza, solo para terminar en fracaso. Afortunadamente, el coronel David Marcus, un miembro estadounidense de Machal ("voluntarios del extranjero") ayudó a descubrir otro camino estrecho hacia Jerusalén. Bajo su dirección, el camino se ensanchó apresuradamente hasta convertirlo en un camino rudimentario, justo a tiempo para aliviar el asedio de Jerusalén antes de que entrara en vigor una primera tregua.
La tregua se produjo cuando ambos bandos estaban agotados. Según los términos del alto el fuego, se suponía que ninguna de las partes debía reforzar sus fuerzas. El conde de Suecia Bernadotte fue designado mediador. Pero como era de esperar, se violó el acuerdo de alto el fuego y ambas partes reforzaron sustancialmente sus posiciones. Durante el alto el fuego, un barco lleno de armas compradas por el Irgun llegó frente a las costas de Israel. Cuando el Irgun insistió en retener algunas de las armas para su uso, Ben-Gurion ordenó al ejército que se apoderara del barco por la fuerza. Aunque el incidente casi provocó una guerra civil, su efecto final fue convertir a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) en la única fuerza portadora de armas legítima en Israel.


La tregua pronto expiraría. Conscientes de esto, los egipcios lanzaron otro asalto contra el Kibbutz Negba. El ataque fue rechazado y durante este período, las FDI lograron avances menores en la región de Negev. La principal actividad incluyó la toma de las ciudades árabes de Ramla y Lod en el corazón de la nueva nación. Si bien al principio de la guerra la política de Israel hacia los árabes locales era mixta, en estas dos ciudades se alentó a los residentes árabes a subir a camiones y se los transportó a las líneas de la Legión. Las FDI también capturaron las áreas de Nazaret y Galilea que habían estado en manos árabes.


Durante un segundo alto el fuego, el conde Bernadotte propuso un asentamiento que entregaría toda la Galilea a Israel y el desierto del Negev a los árabes; Jerusalén iba a internacionalizarse. Tanto los árabes como los israelíes rechazaron categóricamente el plan de Bernadotte y el desafortunado mediador fue asesinado en Jerusalén por un extremista judío el 17 de septiembre de 1948.
El segundo alto el fuego terminó con un ataque israelí contra posiciones egipcias. En esta coyuntura, los israelíes estaban equipados con aviones y vehículos blindados más modernos. Las fuerzas israelíes tomaron rápidamente posiciones egipcias clave y capturaron la ciudad de Beersheva en el Negev y pronto abrieron la carretera a Eilat, en el extremo sur del país. Un gran ejército egipcio fue rodeado pero se negó a rendirse. En la etapa final de la guerra, las tropas israelíes avanzaron hasta El Arish en el desierto del Sinaí. En ese momento, los británicos amenazaron con intervenir, especialmente después de que Israel derribara 5 aviones egipcios durante una sola pelea de perros. Bajo la presión británica, las tropas israelíes se retiraron.


La guerra árabe-israelí de 1948

La guerra árabe-israelí de 1948 estalló cuando cinco naciones árabes invadieron territorio en el antiguo mandato palestino inmediatamente después del anuncio de la independencia del estado de Israel el 14 de mayo de 1948. En 1947, y nuevamente el 14 de mayo de 1948, el Estados Unidos había ofrecido el reconocimiento de facto del Gobierno Provisional de Israel, pero durante la guerra, Estados Unidos mantuvo un embargo de armas contra todos los beligerantes.

El 29 de noviembre de 1947, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Resolución 181 (también conocida como Resolución de Partición) que dividiría el antiguo mandato palestino de Gran Bretaña en estados judíos y árabes en mayo de 1948. Según la resolución, el área de importancia religiosa que rodea a Jerusalén permanecería bajo control internacional administrado por las Naciones Unidas. Los árabes palestinos se negaron a reconocer este arreglo, que consideraban favorable para los judíos e injusto para la población árabe que permanecería en territorio judío bajo la partición. Estados Unidos buscó un camino intermedio apoyando la resolución de las Naciones Unidas, pero también alentando las negociaciones entre árabes y judíos en el Medio Oriente.

La resolución de las Naciones Unidas provocó un conflicto entre grupos judíos y árabes dentro de Palestina. La lucha comenzó con ataques de bandas irregulares de árabes palestinos adscritos a unidades locales del Ejército de Liberación Árabe compuesto por voluntarios de Palestina y los países árabes vecinos. Estos grupos lanzaron sus ataques contra ciudades, asentamientos y fuerzas armadas judías. Las fuerzas judías estaban compuestas por la Haganah, la milicia clandestina de la comunidad judía en Palestina, y dos pequeños grupos irregulares, el Irgun y LEHI. El objetivo de los árabes fue inicialmente bloquear la Resolución de Partición e impedir el establecimiento del estado judío. Los judíos, por otro lado, esperaban hacerse con el control del territorio que les había sido asignado bajo el Plan de Partición.

Después de que Israel declaró su independencia el 14 de mayo de 1948, la lucha se intensificó con otras fuerzas árabes que se unieron a los árabes palestinos para atacar el territorio en el antiguo mandato palestino. La víspera del 14 de mayo, los árabes lanzaron un ataque aéreo sobre Tel Aviv, al que resistieron los israelíes. Esta acción fue seguida por la invasión del antiguo mandato palestino por los ejércitos árabes del Líbano, Siria, Irak y Egipto. Arabia Saudita envió una formación que luchó bajo el mando egipcio. Las fuerzas entrenadas británicas de Transjordania finalmente intervinieron en el conflicto, pero solo en áreas que habían sido designadas como parte del estado árabe bajo el Plan de Partición de las Naciones Unidas y el corpus separatum de Jerusalén. Después de los tensos combates iniciales, las fuerzas israelíes, ahora bajo el mando conjunto, pudieron ganar la ofensiva.

Aunque las Naciones Unidas negociaron dos altos el fuego durante el conflicto, los combates continuaron hasta 1949. Israel y los estados árabes no llegaron a ningún acuerdo formal de armisticio hasta febrero. Bajo acuerdos separados entre Israel y los estados vecinos de Egipto, Líbano, Transjordania y Siria, estas naciones limítrofes acordaron líneas formales de armisticio. Israel ganó parte del territorio anteriormente otorgado a los árabes palestinos en virtud de la resolución de las Naciones Unidas en 1947. Egipto y Jordania retuvieron el control de la Franja de Gaza y Cisjordania, respectivamente. Estas líneas de armisticio se mantuvieron hasta 1967. Estados Unidos no se involucró directamente en las negociaciones del armisticio, pero esperaba que la inestabilidad en el Medio Oriente no interfiriera con el equilibrio internacional de poder entre la Unión Soviética y Estados Unidos.


Artículos relacionados

'Limpieza étnica' y propaganda pro-árabe

Israel hizo una limpieza étnica en 1948. Las palabras de mi padre lo demuestran

No adoraremos al becerro de oro sionista. Tratar con él

Para describir el ambiente antes de la guerra, relataré una de las experiencias más grandes de mi vida. A finales del verano de 1947, se celebró el festival anual de danzas folclóricas en un anfiteatro natural en la cadena montañosa del Carmelo. Cerca de 40.000 jóvenes estaban allí, un gran número considerando que todo el Yishuv, la comunidad judía en Palestina, contaba con alrededor de 635.000. Una delegación del Comité Especial de la ONU para Palestina, que había sido designado unos meses antes para encontrar una solución al conflicto árabe-israelí, viajaba por Palestina.

Vimos a las comparsas, incluida una de una comunidad árabe adyacente, bailar la debka con tal entusiasmo que apenas se le pudo inducir a abandonar el escenario, cuando se anunció por los altavoces que los miembros de la UNSCOP habían venido de visita. Espontáneamente, todos esos miles se pusieron de pie y cantaron “Hatikva”, el himno nacional, con tal entusiasmo que la canción sonó entre las colinas. Fue la última vez que nuestra generación se reunió. En un año, miles de ellos estaban muertos.

Siguiendo las recomendaciones de la UNSCOP, el 29 de noviembre de ese año la Asamblea General de la ONU aprobó un plan para crear estados judíos y árabes independientes, con Jerusalén como una entidad separada, bajo el control de la ONU. Aunque el área designada para el estado judío era pequeña, los judíos se dieron cuenta de que la independencia era lo más importante. Fue una de las lecciones del Holocausto, que había terminado apenas tres años antes. Por otro lado, todo el mundo árabe se opuso a la solución. Preguntó por qué debería el pueblo de Palestina pagar el precio del Holocausto perpetrado por los pueblos de Europa.

Unos días después de que se aprobó la resolución de la ONU, se dispararon contra un autobús judío. Así comenzó la primera etapa de la guerra.

Para comprender los eventos, vale la pena describir la situación. Las dos poblaciones de Israel estaban entrelazadas geográficamente. Jerusalén, Haifa y Tel Aviv tenían barrios judíos y árabes uno al lado del otro, al alcance de la mano. Prácticamente todos los pueblos judíos estaban rodeados de pueblos árabes. Su existencia dependía de carreteras controladas por pueblos árabes. Después de la resolución de la ONU, los disparos estallaron en todo el territorio. Es cierto que formalmente los británicos todavía lo controlaban, pero se esforzaron por no involucrarse.

La milicia judía de Haganah, que todavía estaba clandestina, puso en movimiento el tráfico judío, en convoyes comandados por hombres y mujeres jóvenes de la organización. Las mujeres eran especialmente importantes, porque podían ocultar armas en sus ropas.

En el lado árabe, en cambio, no había un mando central. Los ataques fueron perpetrados por aldeanos, a menudo armados con rifles viejos. Dado que algunos de estos aldeanos eran primitivos, hubo atrocidades. Nuestro bando respondió con la misma moneda, y así el enfrentamiento se volvió más cruel. Un grupo de 35 combatientes de la Haganá, la mayoría de ellos estudiantes de la Universidad Hebrea de Jerusalén, fue emboscado en el camino para entregar suministros a pie a los cuatro kibutzim sitiados del Bloque Etzion, al sur de Jerusalén. Todos ellos fueron masacrados. Vimos fotografías que mostraban sus cabezas cortadas desfilando por la Ciudad Vieja de Jerusalén.

La estrategia inevitable del lado judío fue expulsar a los árabes de las carreteras. Se ordenó a las comunidades judías que se quedaran quietas, a cualquier precio. Solo se evacuó un puñado de asentamientos aislados. En febrero de 1948, los británicos se retiraron del área de Tel Aviv, que se convirtió en el núcleo del estado judío. Al mismo tiempo, los británicos también se retiraron de las áreas árabes.

A finales de marzo, ambas partes estaban sufriendo pérdidas terribles. El 1 de abril recibimos la orden de trasladarnos al puerto improvisado de Tel Aviv para recibir un gran cargamento de armas soviéticas. Un año antes, el bloque soviético, en un giro sorprendente, apoyó al lado sionista en el conflicto. Joseph Stalin, que había sido antisionista, aparentemente decidió que un estado judío en Israel sería mejor para él que una base estadounidense-británica.

Combatientes judíos en la Guerra de la Independencia. Kluger Zoltan

Manténgase actualizado: suscríbase a nuestro boletín

Espere por favor…

Gracias por registrarte.

Tenemos más boletines que creemos que le resultarán interesantes.

UPS. Algo salió mal.

Gracias,

La dirección de correo electrónico que ha proporcionado ya está registrada.

Pasamos el día limpiando la grasa en la que estaban empaquetados los rifles y las ametralladoras. Habían sido fabricados en Checoslovaquia para el ejército de Adolf Hitler (pero llegaron demasiado tarde para la Segunda Guerra Mundial). Así comenzó la segunda fase de la guerra.

Los barrios judíos de Jerusalén estaban separados del resto del Yishuv por las aldeas árabes que controlaban la carretera. El objetivo de la primera gran campaña de la guerra, la Operación Nahshon, era recuperar el control. Durante varios kilómetros, la carretera atravesó un paso estrecho entre colinas empinadas. Bab al-Wad (Sha'ar Hagai) aterrorizó a todos nuestros soldados. Cuando nos dispararon desde arriba, tuvimos que salir de nuestros vehículos, subir las laderas bajo fuego y luchar en las laderas. No es una perspectiva alegre.

Un gran convoy, con 135 camiones y automóviles, se reunió y nos asignaron llevarlo a Jerusalén. Mi escuadrón consiguió un camión cargado de cajas de queso. Intentamos refugiarnos entre las cajas. Felizmente, no fuimos atacados. Entramos en Jerusalén al mediodía del Shabat y fuimos recibidos por hordas de judíos religiosos que salieron de las sinagogas para darnos la bienvenida con fervor. Fue como si Charles de Gaulle entrara en París durante la Segunda Guerra Mundial. Regresamos a la llanura costera sin problemas, pero nuestro convoy fue el último que llegó a Jerusalén sano y salvo. El siguiente fue atacado y tuvo que darse la vuelta.

En las batallas posteriores para abrir la carretera, el Yishuv fracasó y sufrió pérdidas terribles, especialmente en Latrun, donde la carretera estaba controlada por fuerzas árabes extranjeras irregulares. Los combatientes del Palmach, la fuerza de ataque de élite de la Haganá, encontraron una ruta alternativa. Lo llamamos el "Camino de Birmania", por el camino que tomaron los británicos de India a China durante la Segunda Guerra Mundial.

Para entonces ya era obvio que los ejércitos de los estados árabes circundantes estaban preparados para unirse a la guerra. Esa conciencia cambió por completo la naturaleza de la guerra. En preparación para las batallas anticipadas, el ejército judío “limpió” grandes áreas de su población árabe, para no dejar concentraciones de civiles árabes detrás de nuestras líneas. Podría justificarse por motivos tácticos.

Soldados israelíes que custodiaban a los prisioneros de guerra egipcios durante la Guerra de Independencia de 1948. Oficina de Prensa del Gobierno

Los últimos británicos partieron el 14 de mayo. Al día siguiente, los ejércitos de cinco naciones árabes - Egipto, Jordania, Líbano, Siria e Irak - se unieron a la guerra, con alguna ayuda de Arabia Saudita. Estos eran ejércitos permanentes entrenados por sus anteriores amos coloniales, Gran Bretaña y Francia, quienes también les suministraron aviones y cañones. No teníamos ninguno de esos.

Sobre el papel, la parte árabe tenía una enorme ventaja en armas, entrenamiento y números, pero teníamos tres grandes ventajas. En primer lugar, sabíamos que estábamos luchando por nuestras vidas y las vidas de nuestras familias, exactamente eso, de espaldas a la pared. En segundo lugar, teníamos un mando unificado, mientras que las fuerzas árabes competían entre sí. En tercer lugar, los árabes nos despreciaron. ¿Quién ha oído hablar de la lucha contra los judíos? Y teníamos una cierta ventaja táctica al estar dentro de las líneas: podíamos mover fuerzas de un frente a otro rápidamente.

Las próximas semanas, la tercera fase de la guerra, trajeron sus batallas más desesperadas. Algunos de ellos recordaron los de la Primera Guerra Mundial. En la batalla por Ibadis, cerca del Kibbutz Negba en el Negev, vi a casi todos nuestros combatientes morir o recibir disparos y solo un arma pesada todavía disparada. Hubo horas en las que todo parecía perdido. Pero luego, lentamente, nuestra suerte comenzó a cambiar. Cuando esta fase llegó a su fin, todavía estábamos de pie.

La cuarta fase también vio duras batallas, incluso una con bayonetas. Pero olimos la victoria. Esta fue la etapa de expulsiones masivas de árabes de las ciudades y pueblos. Estaba claro que se trataba de una política intencionada del liderazgo judío. En este punto, estaba gravemente herido y abandoné las líneas del frente.

Cuando ambos bandos estaban completamente agotados, la guerra terminó con una serie de acuerdos de alto el fuego y se creó la Línea Verde, la Línea del Armisticio de 1949 que marca las fronteras de facto de Israel.

Un pequeño número de árabes permaneció dentro de estas fronteras, pero el hecho olvidado es que ni un solo judío permaneció en los territorios conquistados por el lado árabe. Por suerte para nosotros, estos territorios eran pequeños en relación con los territorios conquistados por nuestro lado. Ambos bandos se dedicaron a la limpieza étnica antes de que se acuñara el término.

Ésos son los hechos. Cualquiera puede construir sobre ellos interpretaciones e ideologías como mejor le parezca. Pero, sin los “hechos alternativos” trumpianos, por favor.


Historia judía

El Davidka, un mortero tremendamente ruidoso, que era extremadamente inexacto y de poco valor táctico. Sin embargo, ayudó a los israelíes a capturar a Safed durante la Guerra de Independencia en 1948 cuando los árabes lo confundieron con la bomba atómica ...

Incluso cuando Israel declaró su estado el 14 de mayo de 1948, cinco ejércitos árabes mecanizados invadieron. Los judíos tenían sólo 35.000 combatientes, ninguna fuerza aérea (a excepción de un pequeño avión de entrenamiento del que el piloto arrojó una granada) y sólo seis tanques. Solo el ejército egipcio tenía 40.000 soldados, 135 tanques, cañones pesados ​​y una fuerza aérea de más de 60 aviones, incluidos Spitfires y bombarderos. Los jordanos tenían la Legión Árabe, entrenada por los británicos y dirigida por un inglés, Sir John Bagot Glubb, junto con 48 oficiales británicos.

Sin embargo, contra todo pronóstico, los combatientes judíos ganaron. Muchas de las batallas campales se volvieron épicas y olían a milagro.

Por ejemplo, el ejército egipcio lanzó un ataque a lo largo de la costa mediterránea contra el kibutz Yad Mordejai el 19 de mayo de 1948, como parte de una ofensiva para tomar Tel Aviv. Se esperaba que dos batallones de infantería, un batallón blindado y un batallón de artillería tomaran el kibutz de 130 residentes en tres horas. La batalla duró días. Los defensores judíos mantuvieron a raya a todo el ejército egipcio mucho más tiempo de lo que nadie esperaba, utilizando armas caseras que muchas veces no hacían más que hacer ruido. Incluso utilizaron simulacros de soldados hechos de madera, que trasladaron de trinchera en trinchera, para dar la apariencia de mayor número. Aunque los egipcios finalmente se abrieron paso, ahora estaban con días de retraso y su moral estaba muy alterada.

Mientras tanto, los jordanos tenían un control muy fuerte sobre la Ciudad Vieja de Jerusalén. Tres veces los israelíes intentaron atacar en un punto llamado Latrun, pero no tuvieron éxito. La carretera entre Jerusalén y Tel Aviv permaneció cortada. Jerusalén habría sucumbido al asedio si no fuera por el descubrimiento de una antigua calzada romana que giraba al sur de la ciudad y luego giraba al oeste hasta que giraba al norte. Gran parte de esta carretera fue construida por judíos religiosos de Meah Shearim en la oscuridad de la noche para evitar a los francotiradores árabes. El camino final estaba lleno de baches y lleno de agujeros, pero era un camino. Permitió que los camiones entraran en Jerusalén y efectivamente romper el asedio. El resultado fue un estancamiento en Jerusalén.

En el norte, los árabes acamparon en la cima de Har Canaan, que domina Safed. Era una posición prácticamente inexpugnable. Los judíos no pudieron hacerse con el control del camino a Safed o de esta ciudad mientras estuvieran allí. Luego, los israelíes sacaron el Davidka, un mortero tremendamente ruidoso, que era extremadamente inexacto y de poco valor táctico.

Un viernes por la tarde, los israelíes dispararon un Davidka varias veces & # 8212 y luego ocurrió un milagro: llovió. Allí nunca llovió en mayo y junio. Los árabes ahora estaban seguros de que los judíos tenían la bomba atómica. ¿Qué más podría hacer que llueva?

En consecuencia, huyeron de sus inexpugnables posiciones en la cima de Har Canaan. Los israelíes capturaron a Safed y expulsaron a los árabes de toda la zona norte de Galilea.

Estos son solo algunos ejemplos. Para el judío creyente, hubo milagros, señales directas de la Mano Divina en la historia judía.

Con la Guerra de la Independencia aún en su apogeo, la guerra por la supervivencia de Israel apenas estaba comenzando. Y, lamentablemente, continúa hasta el día de hoy. Sin embargo, el péndulo de la historia posiblemente nunca ha oscilado más ampliamente que desde el final del Holocausto en 1945 hasta el nacimiento del estado judío en 1948. Para muchas personas, la promesa de Dios de devolver a los judíos a su tierra natal estaba surgiendo ante sus ojos en moda milagrosa.


La guerra se intensifica

Residentes del barrio judío evacuando Jerusalén y la ciudad vieja de rsquos a través de la Puerta de Sion durante mayo de 1948. (Wikimedia Commons)

El desafío inmediato que enfrentaron las Fuerzas de Defensa de Israel recién formadas fue rechazar el ataque árabe, defendiendo los asentamientos judíos hasta la llegada de refuerzos. El primer mes de la guerra estuvo marcado por intensos combates contra la Legión Árabe Jordania y rsquos en Jerusalén. A finales de mayo, los jordanos conquistaron la Ciudad Vieja y expulsaron a sus habitantes judíos. El avance de Siria y los rsquos en Galilea fue rechazado por los habitantes del Kibbutz Degania, y la invasión egipcia fue bloqueada justo al norte de Gaza en el Kibbutz Yad Mordejai.

Árabes palestinos que huyen de sus aldeas de Galilea cuando se acercan las tropas israelíes, 30 de octubre de 1948 (Eldan David / Oficina de prensa del gobierno de Israel)

Tras una tregua de un mes negociada por las Naciones Unidas, las hostilidades se reanudaron en julio de 1948. En la Operación Dani, las FDI rompieron el sitio de Jerusalén capturando Lod y Ramle, dos ciudades árabes en el corredor de Jerusalén. 50.000 refugiados palestinos huyeron de sus hogares. En octubre, tras una segunda tregua patrocinada por la ONU, las FDI capturaron la alta Galilea en la Operación Hiram y, en las operaciones Yoav y Horev, expulsaron al ejército egipcio del Negev en diciembre. En marzo de 1949, la Operación Uvda vio a las fuerzas israelíes completar su conquista de la parte sur del país al capturar Eilat.

La Guerra de la Independencia concluyó con la firma de acuerdos de armisticio entre Israel y los estados árabes circundantes. Israel se quedó con el control del 78 por ciento de Palestina obligatoria y alrededor del 50 por ciento más de lo que se le había asignado en el plan de partición. El 22 por ciento restante se dividió entre Jordania (Cisjordania y Jerusalén Este) y Egipto (Franja de Gaza). Nunca se estableció una Palestina independiente, y ningún estado árabe reconoció la existencia de Israel.


Historia del Estado

Desde mayo de 1948 hasta julio de 1949, el recién declarado Estado judío libró lo que parecía ser una guerra por la supervivencia contra todo pronóstico. Superados en hombres, en armas y casi sin amigos, la supervivencia del incipiente estado era poco probable. Los ejércitos entrenados de Egipto, Jordania, Líbano, Siria y contingentes tanto de Arabia Saudita como de Irak, junto con un número incalculable de refuerzos, lucharon contra un ejército improvisado compuesto por sabras (israelíes nativos) y refugiados, muchos simplemente que llegan de campos de refugiados europeos.

Si bien las probabilidades estaban muy en su contra, los combatientes judíos tenían dos ventajas principales: el deseo de sobrevivir y la unidad. Con las víctimas del Holocausto llenas de historias de horror y desesperación, los judíos entendieron que la independencia era su única opción. Si fueran derrotados por las naciones árabes, serían masacrados y los que sobrevivieran no tendrían adónde ir. Y mientras las naciones árabes estaban unidas en su odio a Israel, lucharon entre ellas, cada una buscando expandir su propio territorio.

Luchando por cada dunam de tierra, los israelíes hicieron retroceder lentamente a los ejércitos árabes, superando las probabilidades imposibles y rompiendo el asedio en las carreteras.
En julio de 1949 se firmaron acuerdos de armisticio con Egipto, Jordania, Líbano y Siria. Al final de la guerra, las fronteras del Estado de Israel abarcaban un territorio un poco más grande que el trazado originalmente por el plan de partición de la ONU, pero la ciudad de Jerusalén estaba dividida entre Israel y Jordania.
Mientras terminaba la lucha, no había paz real. Las naciones árabes se negaron a reconocer al Estado de Israel. En la capital dividida de Jerusalén, a menudo sonaban disparos. El barrio judío capturado de la Ciudad Vieja quedó en ruinas cuando los jordanos destruyeron sinagogas, escuelas, hogares e incluso cementerios. El santo Muro Occidental quedó inaccesible para todos los judíos.

TURNOS DE POBLACIÓN

Seguros de su victoria en la guerra, las naciones árabes atacantes alentaron a los árabes que vivían dentro de Israel a huir, diciéndoles que los judíos seguramente los masacrarían y asegurándoles que después de que los sionistas fueran derrotados tendrían prioridad en la adquisición de las tierras judías. Muchos cientos de miles de árabes creyeron en la propaganda de su camarada y huyeron. Cuando los árabes perdieron la guerra, estos árabes ahora se encontraban sin hogar. Líbano, Siria, Jordania & # 8230 todos se negaron a acogerlos y declararlos ciudadanos. En cambio, crearon campos de refugiados, prometiendo que pronto devolverían a los enemigos sionistas y & # 8220 los arrojarían al mar & # 8221.

Pero los árabes que huyeron de Israel durante la Guerra de Independencia no fueron los únicos que de repente se vieron desplazados. Un número casi igual de judíos que habían estado viviendo en países árabes ahora se consideraban enemigos en sus propios países. Expulsados ​​de sus hogares, estos judíos fueron reasentados en Israel.

Durante la siguiente década, Israel siguió creciendo. La población aumentó constantemente por un flujo de judíos de todo el mundo. La vida en Israel no fue fácil. Los servicios básicos se consideraban lujos, y las constantes infiltraciones de los grupos terroristas árabes palestinos llamados & # 8220Fedayeen & # 8221 se cobraron la vida de más de 1.000 ciudadanos israelíes.

1956- LA CAMPAÑA DEL SINAÍ

A principios de la década de 1950, además de los continuos ataques fedayines, Egipto interrumpió el comercio israelí al bloquear las rutas marítimas en el Mar Rojo y a través del Canal de Suez. Al mismo tiempo, Egipto nacionalizó el canal de Suez, lo que enfureció a franceses e ingleses.

A fines de octubre de 1956, Israel lanzó la Campaña del Sinaí, capturando toda la Franja de Gaza y la Península del Sinaí. Dos días después, Francia e Inglaterra se unieron a la batalla. A principios de noviembre, la campaña terminó, Egipto se sintió humillado y prevaleció una tregua incómoda. Ante la insistencia de Estados Unidos y la ONU, Israel se retiró de Gaza y Sinaí. Las tropas de la ONU estaban estacionadas en la frontera entre Egipto e Israel, pero los egipcios continuaron obstaculizando el transporte marítimo israelí.

1967 & # 8211 LA GUERRA DE LOS SEIS DÍAS

En 1967, los movimientos militares en todas las naciones árabes que rodean a Israel hicieron evidente que un gran ataque militar árabe era inminente. Egipto expulsó a las fuerzas de mantenimiento de la paz de la ONU que habían servido como amortiguador en la frontera entre Israel y Egipto, y bloqueó el transporte marítimo israelí en el Estrecho de Tirán, una acción que Israel había advertido que conduciría a la guerra. Al mismo tiempo, aumentaron los ataques de infiltración en la frontera siria en los Altos del Golán y los grandes movimientos de tropas en Siria alarmaron a las Fuerzas de Defensa de Israel. En todo el Medio Oriente hubo un aumento en los movimientos de tropas y la retórica antiisraelí. Los soldados llegaron a Jordania desde Irak, Argelia y Kuwait.

Usando canales diplomáticos, Israel trató de reabrir las rutas marítimas internacionales a sus buques. El apoyo previamente prometido por los aliados, Francia y Gran Bretaña, se evaporó y Estados Unidos fue incapaz de crear una fuerza internacional para presionar a Egipto para que retrocediera. Enfrentado a un importante desafío internacional y rodeado de un aumento de los movimientos de tropas en los países enemigos, Israel lanzó un ataque preventivo el 5 de junio de 1967, capturando rápidamente la Franja de Gaza y la Península del Sinaí. Ignorando las súplicas israelíes de no unirse a la guerra, Jordania lanzó fuertes ataques de artillería en el oeste de Jerusalén y Tel Aviv. Israel respondió con un fuerte empujón defensivo y obtuvo el control de toda Judea y Samaria (también conocida como Cisjordania). Cuando los sirios atacaron desde el norte, Israel se defendió y logró capturar los Altos del Golán desde los cuales los sirios habían estado lanzando ataques terroristas desde la creación del Estado.

La guerra terminó el 10 de junio, nuevamente sin ninguna paz oficial. El Estado de Israel había agregado a su territorio la península del Sinaí, la Franja de Gaza, los Altos del Golán y Cisjordania, todas áreas desde las cuales se habían producido constantes ataques contra la población civil de Israel.
Quizás el momento más importante de la guerra de 1967 fue la unificación de Jerusalén. El 7 de junio de 1967, por primera vez desde 1948, los judíos se pararon ante el santo Muro Occidental y pudieron orar libremente. Desde la unificación de la ciudad, judíos, cristianos y musulmanes han tenido acceso abierto a los lugares sagrados de la ciudad antigua.

1973 & # 8211 LA GUERRA DE YOM KIPPUR

A pesar del notable aumento en los movimientos de tropas egipcias y sirias, las Fuerzas de Defensa de Israel consideraron que la situación era lo suficientemente segura como para permitir que la mayoría de los soldados israelíes regresaran a casa y pasaran Yom Kippur, el Día de la Expiación, con sus familias.

Cuando los sirios y egipcios atacaron en el día más sagrado del año judío (6 de octubre de 1973), los israelíes fueron tomados por sorpresa, lo que casi les cuesta la guerra. Los egipcios y sirios fueron apoyados por tropas de otras naciones árabes, así como por un amplio entrenamiento y armas de la Unión Soviética. Lo que originalmente era un conflicto regional del Medio Oriente, se convirtió en un campo de batalla para los problemas de la Guerra Fría cuando la Unión Soviética apoyó a Egipto y Siria, proporcionándoles transporte aéreo de armas y asesores. En el último momento, en respuesta, Estados Unidos envió a Israel las piezas de repuesto militares que necesitaba para recuperarse de sus pérdidas iniciales. Israel finalmente contraatacó y se recuperó, pero solo después de sufrir pérdidas extraordinariamente graves.

Técnicamente, la guerra terminó el 22 de octubre de 1973, pero la lucha continuó en el frente egipcio-israelí. Cuando entró en vigor el alto el fuego, Israel había capturado 165 millas cuadradas adicionales de territorio de Siria y había rodeado al Tercer Ejército egipcio en la orilla occidental del Canal de Suez. Las fuerzas egipcias ocuparon dos áreas del territorio israelí a lo largo de la orilla este del canal. Israel, Egipto y Siria tenían prisioneros de guerra. Después de meses de diplomacia, Israel se retiró del área que se apoderó de Siria durante la guerra de 1973, además de un área ganada en 1967, así como de partes del Sinaí. Se intercambiaron prisioneros de guerra.

LOS COMIENZOS DE LA PAZ

La visita del presidente egipcio Anwar Sadat en noviembre de 1977 fue un momento monumental en la historia del Medio Oriente. La visita de dos días de Sadat, por invitación del primer ministro israelí Menachem Begin, inició un proceso que terminó dos años después en Camp David, Maryland, cuando, a través de los buenos oficios del presidente estadounidense Jimmy Carter, se negoció un tratado de paz. Fue la primera vez en la historia que una nación árabe reconoció al Estado de Israel. Como resultado del tratado, Israel devolvió la península del Sinaí a Egipto.

A fines de la década de 1970, el sur del Líbano se convirtió en una formidable zona de lanzamiento de ataques terroristas contra Israel. Los continuos ataques se volvieron insostenibles y todos los recursos diplomáticos no lograron asegurar condiciones de vida pacíficas para los residentes del norte de Israel. En 1982, Israel no pudo soportar más y entró en el sur del Líbano para luchar contra la Organización de Liberación Palestina. Si bien se concertaron numerosos ceses del fuego en los años ochenta y noventa, en cada ocasión estallaron nuevamente los combates y la seguridad de los ciudadanos israelíes estuvo continuamente en peligro. En junio de 1985, la mayoría de las tropas israelíes se retiraron del sur del Líbano. Una pequeña fuerza israelí residual y una milicia apoyada por Israel permanecieron en el sur del Líbano en una & # 8220 zona de seguridad & # 8221 que Israel estableció para servir como un amortiguador necesario contra los ataques en su territorio del norte.

En el verano de 2000, el primer ministro israelí Ehud Barak retiró unilateralmente las tropas israelíes del sur del Líbano. Cientos de miembros del ejército del sur del Líbano, que se había aliado con Israel, huyeron a Israel para protegerse de las represalias de las fuerzas antiisraelíes. Desde la retirada unilateral, ha habido un aumento de los ataques de Hizbullah, la principal organización terrorista.

LA GUERRA DEL GOLFO

Durante la Guerra del Golfo, a pesar de su no participación, Israel volvió a ser atacado cuando se lanzaron misiles Scud en territorio israelí desde Irak. En total, 39 scuds aterrizaron en Israel, muchos de ellos en casas y otros edificios ocupados. Presionado por Estados Unidos y otras influencias internacionales, Israel no respondió a los ataques. Milagrosamente, Israel sufrió solo una muerte.

LOS ACUERDOS INTIFADA Y OSLO

En 1987, la Organización de Liberación de Palestina (OLP), reconocida internacionalmente como una organización terrorista encabezada por Yassir Arafat, encabezó un levantamiento interno conocido como Intifada. Una guerra no convencional, la Intifada continuó hasta mediados de la década de 1990. Los métodos de la Intifada incluían guerra de guerrillas, ataques terroristas, apuñalamientos y secuestros.

Cuando la situación se volvió insoportable para ambas partes, el primer ministro Yitzchak Rabin acordó reunirse con el jefe de la OLP, Yassir Arafat. Así comenzó el Proceso de Paz de Oslo en 1994. Según el acuerdo de Oslo, Israel acordó intercambiar tierras por paz. Se incluyeron en los términos del acuerdo de Oslo: la remoción de tropas y la creación de áreas palestinas autónomas, la creación (y armado) de una fuerza policial palestina, así como la eliminación de la carta de la OLP de la declaración de violencia. contra Israel. Para el avance del proceso de paz era fundamental un sistema educativo basado en la paz. El acuerdo fue diseñado para avanzar lentamente hacia una entidad palestina separada gobernada por la Autoridad Palestina, pero solo después de los pasos aceptados y las señales de cambio de ambas partes. Los problemas importantes del & # 8220 estado final & # 8221 quedaron sin resolver hasta que se cumplió el acuerdo inicial.

Durante los cinco años durante los cuales se esperaba que las transferencias de & # 8220 tierra por la paz & # 8221 generaran confianza mutua, las dos partes continuarían con las negociaciones sobre los temas del & # 8220 estado final & # 8221 que quedaron sin resolver en Oslo. Estos incluyeron algunos de los problemas más espinosos que dividen a las dos partes: el estado palestino, Jerusalén y el derecho al retorno de los refugiados árabes.

El período de Oslo duró desde 1994 hasta 2000. Las conversaciones y negociaciones de paz dieron a los israelíes la esperanza de que pronto se alcanzaría la paz. Sin embargo, los acuerdos que estaban haciendo los líderes de ambas partes no eran necesariamente aceptables para sus electores. Hamás, la Jihad Islámica y otras organizaciones terroristas continuaron interrumpiendo cualquier esperanza de paz, realizando numerosos atentados con bombas en autobuses y otros ataques. Los israelíes de derecha lucharon para que sus voces fueran escuchadas mientras respondían que & # 8220 tierra por la paz & # 8221 no traería la paz. Aún así, las conversaciones continuaron, y en el verano de 2000, el primer ministro Ehud Barak, a instancias del presidente Bill Clinton, ofreció al presidente Arafat el control de más del 90% de Cisjordania, Gaza y una capital compartida en Jerusalén. La oferta fue rechazada. Arafat quería todo o nada.

LA INTIFADA DE AL AKSA

Justo antes de Rosh Hashaná, el Año Nuevo judío, en septiembre de 2000, la violencia estalló nuevamente en lo que ahora se llama la Intifada de Al Aksa. El pueblo israelí, cansado de concesiones que no trajeron la paz, eligió a Ariel Sharon como Primer Ministro en las elecciones de febrero de 2001.

La Intifada de Al Aksa se cobró la vida de cientos de israelíes y palestinos. Cada vez que parecía que se reanudarían las conversaciones de paz y que la Autoridad Palestina podría hacer un intento serio para disuadir al terrorismo, hubo otro ataque: atacantes suicidas atacaron pizzerías, clubes nocturnos, cafés y Seders de Pascua, matando a jóvenes y ancianos indiscriminadamente. .Los hombres armados se infiltraron en las fiestas de Bar Mitzvah, los bombarderos volaron los autobuses de cercanías y el único hilo común fue que los terroristas palestinos no hicieron distinciones. Incluso los árabes fueron asesinados. Familias enteras fueron aniquiladas y muchos niños se quedaron sin padres.

En 2002, Israel comenzó a construir una valla de seguridad. Si bien esta medida fue controvertida a nivel internacional, las estadísticas han demostrado que hubo una disminución significativa (90%) en los ataques terroristas en las áreas donde se completó el muro. La protección de la vida humana, sin embargo, ha tenido un costo, ya que los palestinos que deseen cruzar a Israel por razones legítimas de trabajo o recreación, se ven obstaculizados por largos refuerzos en los puntos de control.

La Intifada de Al Aksa llegó definitivamente a su fin cuando Yasser Arafat murió en noviembre de 2004. En enero de 2006, el primer ministro Ariel Sharon sufrió un derrame cerebral debilitante, lo que marcó el comienzo de una nueva generación de liderazgo político en esta lucha aparentemente interminable. Mahmoud Abbas se convirtió en el presidente de la Autoridad Palestina, mientras que Ehud Olmert asumió el primer ministro de Israel.

RETIRADA

Quizás la acción más significativa del gobierno de Ariel Sharon fue la retirada unilateral de Israel de Gaza y la expulsión de sus colonos de Gush Katif y otros asentamientos de Gaza. Más de 8.000 judíos fueron evacuados de sus hogares para que los palestinos pudieran gobernarse a sí mismos en Gaza.

Al prepararse para la toma de posesión palestina, el ejército israelí arrasó todas las estructuras del asentamiento excepto varias sinagogas, los soldados israelíes abandonaron formalmente Gaza el 11 de septiembre de 2005 y cerraron la valla fronteriza en Kissufim. Más tarde, las sinagogas fueron saqueadas e incendiadas.

La absorción de los antiguos residentes de Gush Katif en Israel no fue fácil. La vivienda y el empleo siguen siendo un problema para muchos de los que fueron reubicados.

La propia Gaza degeneró en un caos. En 2006-2007, se convirtió en el punto focal de una lucha de poder entre Hamas y Fatah. En junio de 2007, Hamas, un grupo reconocido mundialmente como organización terrorista, tomó el control de Gaza de manos de Abbas & # 8217 Fatah. El contrabando de armas desde Egipto y el lanzamiento constante de cohetes hacia el oeste de Israel, especialmente la ciudad de Sderot, se han convertido en la norma.

LA SEGUNDA GUERRA DEL LÍBANO & # 8211 Verano de 2006

Si bien Israel había retirado sus tropas del sur del Líbano en 2000, la frontera norte seguía siendo un foco de violencia. Hezbollah enviaba regularmente cohetes katusha a las ciudades del norte y # 8211, afortunadamente, a menudo fallaban. En julio de 2006, terroristas de Hezbollah atacaron dos Humvees de la patrulla fronteriza israelí, mataron a 3 soldados israelíes y secuestraron a 2 más, Ehud Goldwasser y Eldad Regev. Este incidente se produjo solo unas pocas semanas después de que Gilad Shalit, un soldado israelí, fuera secuestrado en Gaza por Hamas. El secuestro de Hezbolá y los intentos desesperados de Israel por devolver a los soldados fue el punto de partida de la Segunda Guerra del Líbano.

La Segunda Guerra del Líbano duró 33 días y terminó con un alto el fuego de las Naciones Unidas. En total, murieron más de mil personas, incluidos muchos civiles. Más de un millón de personas de ambos lados fueron desplazadas de sus hogares durante los combates, aunque la mayoría pudo regresar cuando terminaron las hostilidades.

* En agosto de 2008, los cuerpos de Goldwasser y Regev fueron devueltos a Israel en un intercambio de prisioneros / cuerpos. Se creía que los dos israelíes estaban muertos incluso en el momento de la acción libanesa.

PLOMO DE FUNCIONAMIENTO

Si bien se mantuvo el alto el fuego de la ONU en la frontera libanesa, la violencia en el resto del país no cesó. El 6 de marzo de 2008, un hombre armado entró en Yeshivat Mercaz Harav en Jerusalén y mató a 8 estudiantes e hirió a otros 11. Los ataques con cohetes desde la Franja de Gaza aumentaron y se lanzaron más de 12.000 cohetes contra Israel entre 2000 y 2008. Como la gran mayoría de estos cohetes no cobraron vidas, milagrosamente, el bombardeo en curso no fue ampliamente notado ni condenado.

En diciembre de 2008, Israel lanzó la Operación Plomo Fundido, una operación militar aérea y de infantería de tres semanas en Gaza destinada a poner fin a los ataques con cohetes en curso y debilitar a Hamas y otras organizaciones terroristas en la región. La operación concluyó con un alto el fuego unilateral.

MÁS HISTORIA RECIENTE

En el transcurso de la última década, Israel se ha enfrentado al desafío de las relaciones públicas negativas y ha perdido un apoyo importante de la comunidad judía de América del Norte. Incidentes como la redada de la Flotilla de Gaza de 2010 en la que Israel detuvo por la fuerza a un grupo de barcos turcos que intentaban ingresar ilegalmente a Gaza crearon mucha publicidad negativa, incluso si estaban dentro de sus derechos. Una campaña antiisraelí que ha ganado especial popularidad es la acusación de que Israel es un estado de apartheid. Los estudiantes universitarios judíos han tenido que luchar por la legitimidad de Israel a la luz de los numerosos llamamientos a boicotear los productos israelíes.

En una nota más positiva, después de una campaña de presión multinacional de 5 años, Gilad Shalit, que había sido secuestrado en la frontera de Gaza en 2006, fue devuelto a Israel en 2011 a cambio de 1.027 prisioneros árabes palestinos e israelíes.

Nuestros Sabios nos han enseñado que las acciones de cada judío tienen un impacto directo en toda la nación. Lo que hacen los judíos en Estados Unidos, Canadá, Rusia, en cualquier parte del mundo, puede ayudar a nuestros hermanos y hermanas en Israel a encontrar la paz.


Guerra de 1948

Tras el anuncio de Gran Bretaña en 1947 de dejar de gobernar Palestina, la violencia comunitaria entre judíos y árabes volvió a estallar. Tras el voto mayoritario de la ONU para dividir Palestina en estados árabes y judíos, las hostilidades se intensificaron dramáticamente. Cuando los británicos se marcharon en mayo de 1948 e Israel declaró la independencia, los ejércitos de Egipto, Siria, Jordania, Irak y Líbano no pudieron evitar la creación de Israel. El rechazo anterior de los estados árabes a dos estados y el resultado de la guerra tuvieron consecuencias devastadoras: el sueño de crear un estado judío se hizo realidad ningún estado árabe o palestino llegó a existir Israel aumentó su tamaño en casi un 37% por encima de lo que se le había asignado Jordania Cisjordania y partes de Jerusalén, incluida la Ciudad Vieja y Egipto, ocupaban la Franja de Gaza. Unos 700.000 árabes palestinos fueron desplazados como resultado de la guerra, y más de 800.000 judíos de tierras árabes se fueron y la mayoría llegó a Israel durante los siguientes cinco años a medida que aumentaba el sentimiento antijudío. No se firmaron tratados que pusieran fin a la guerra.

Avnery, Uri y Christopher Costello. 1948: El cuento de un soldado: el camino sangriento a Jerusalén. Oxford: Oneworld, 2008.

Bar-Joseph, Uri. Lo mejor de los enemigos: Israel y Transjordania en la guerra de 1948. S: l: Routledge, 1987.

Ben-Gurion, David. Israel: una historia personal. Nueva York: Funk & amp Wagnalls Distribuido por T.Y. Crowell, 1971.

Creveld, Martin Van. La espada y el olivo: una historia crítica de la fuerza de defensa israelí. Nueva York: Asuntos Públicos, 1998.

Dayan, Moshe. Moshe Dayan: Historia de mi vida. Nueva York: Da Capo, 1992.

Gandt, Robert L. Ángeles en el cielo: cómo una banda de aviadores voluntarios salvó el nuevo estado de Israel. Nueva York: W.W. Norton, 2017.

García-Grandos. Jorge El nacimiento de Israel. Nueva York, Knopf, 1949.

Gelber, Yoav. Palestina, 1948: Guerra, fuga y aparición del problema de los refugiados palestinos. Brighton: Sussex Academic Press, 2006.

Golán, Aviezer. La guerra de independencia. Tel-Aviv: Director de Educación de las Fuerzas de Defensa de Israel, Ministerio de Defensa de Israel, 1974.

Gordis, Daniel. "Independencia" Israel. Nueva York: Harper Collins, (2016): 163-191.

Heller, Joseph. El nacimiento de Israel, 1945-1949: Ben-Gurion y sus críticos. Gainesville (Florida): Universidad de Florida, 2003.

Herzog, Jaim. Las guerras árabe-israelíes, la guerra y la paz en el Medio Oriente. Londres: armas y armaduras, 1985.

Herzog, Chaim y Shlomo Gazit. Las guerras árabe-israelíes: guerra y paz en el Medio Oriente desde la Guerra de Independencia de 1948 hasta el presente. Nueva York: Vintage Books, 2005.

Horowitz, David. Estado en proceso, Nueva York, Knopf, 1953.

Ilan, Amitzur. El origen de la carrera armamentista árabe-israelí: armas, embargo, poder militar y decisión en la guerra de Palestina de 1948. Nueva York: New York University Press, 1996.

Karsh, Efraim. El conflicto árabe-israelí: la guerra de Palestina de 1948. Oxford: Águila pescadora, 2014.

Khalidi, Rashid. "Los palestinos y 1948 las causas subyacentes del fracaso". La guerra por Palestina: reescribiendo la historia de 1948, editado por Eugene L. Rogan y Avi Shlaim, Nueva York: Cambridge University Press, (2001): 12-36.

Khalaf, Issa, Política en Palestina Faccionalismo árabe y desintegración social 1939-1948, Albany: Prensa de la Universidad Estatal de Nueva York, 1991.

Kimche, Jon y David, Ambos lados de la colina, Gran Bretaña y la guerra de Palestina, Londres: Secker y Warburg, 1960.

Kurzman, Dan. Génesis 1948: La primera guerra árabe-israelí. Nueva York: Da Capo Press, 1992.

Levenberg, Haim. Los preparativos militares de la comunidad árabe en Palestina, 1945-1948. Londres: Frank Cass, 1993.

Lorch, Netanel. El filo de la espada: la guerra de independencia de Israel, 1947-1949. Nueva York: Putnam's, 1961.

Milstein, Uri y Alan Sacks. Historia de la Guerra de Independencia de Israel: una nación se ciñe a la guerra. Lanham: U de América, 1996.

Naor, Moshe. Movilización social en la guerra árabe-israelí de 1948: en el frente interno israelí. S.l: Routledge, 2013.

Nomis, Leo y Brian Cull. Los halcones del desierto: la historia de un piloto de combate voluntario estadounidense sobre la guerra de independencia de Israel, 1948. Londres: Grub Street, 2008.

Plascov, Avi. Los refugiados palestinos en Jordania 1948, 1967, Londres: Cass, 1981.

Rashḳes, Moshe. Días de plomo: Desafiando la muerte durante la Guerra de Independencia de Israel. NA: Apollo, 2018.

Rivlin, Benjamin (ed.), Ralph Bunche y su época, Nueva York: Holmes y Meier, 1990.

Rogan, Eugene L. y Avi Shlaim. La guerra por Palestina: reescribiendo la historia de 1948. Nueva York: Cambridge University Press, 2001.

Safran, Nadav. De guerra en guerra: la confrontación árabe-israelí, 1948-1967. Nueva York: Pegasus, 1969.

Sela, Avraham y Alon Kadish, (ed). La guerra de 1948: representaciones de memorias y narrativas israelíes y palestinas. Prensa de la Universidad de Indiana, 2016.

Stein, Leslie. La creación del Israel moderno 1948-1967. Hoboken: Wiley, 2014.

Tal, David. Guerra en Palestina, 1948: Estrategia y diplomacia israelí y árabe. Londres: Routledge, 2014.

Tal, David. Guerra en Palestina, 1948: estrategia y diplomacia. Londres: Routledge, 2004.

Weiss, Jeffrey y Craig Weiss. Soy el guardián de mi hermano: voluntarios estadounidenses en la guerra de independencia de Israel 1947-1949. Atglen, PA: Schiffer, 1998.

Allon, Yigal. "Lecciones de la Guerra de Independencia", Sepher HaPalmach, Israel: United Kibbutz, 1952-53, 430-436, (traducido por Roni Eshel y editado por Ken Stein). https://israeled.org/resources/documents/lessons-war-independence/

Bareli, Avi. "Un partido gobernante en ciernes: Mapai en la guerra de 1948", Asuntos de Israel, 23: 2 (abril de 2017): 273–302.

Ben-Ze'ev, Efrat. "La aldea palestina de Ijzim durante la guerra de 1948: formando una historia antropológica a través de las cuentas de los aldeanos y los documentos del ejército", Historia y Antropología, 13:1 (2002): 13-30.

Bunyan, James. "¿En qué medida contribuyó la brigada judía al establecimiento del Estado judío?" Estudios de Oriente Medio, 51:1 (2015): 28-48.

Eppel, Michael. "Los Estados árabes y la guerra de Palestina de 1948: las luchas sociopolíticas, el convincente discurso nacionalista y el contexto regional de participación". Estudios de Oriente Medio, 48: 1 (2012): 1-31.

Evron, Yair, "Mayo de 1948 a octubre de 1956", Oriente Medio: naciones, superpotencias y guerras, Praeger, (1973): 15 - 77.

Falah, Ghazi. "La guerra israelí-palestina de 1948 y sus secuelas: la transformación y des-significancia del paisaje cultural de Palestina", Anales de la Asociación de Geógrafos Estadounidenses, 86: 2 (junio de 1996): 256-85.

Frank, Haggai, Zdenìk Klíma y Yossi Goldstein. "La primera adquisición de armas israelíes detrás del telón de acero: el impacto decisivo en la Guerra de Independencia". Estudios de Israel, 22:3 (2017): 125-52.

Gertz, Nurith. “Redención ética y nacional”. Estudios de Israel, 23: 3 (otoño de 2018): 52–60.

Golán, Arnón. "Redistribución y resistencia: conflictos urbanos durante y después de la guerra de 1948". Revista de estudios judíos modernos, 1:2 (2002): 117-130.

Halamish, Aviva. "Mapam en la Guerra de la Independencia: del frente de guerra a los banquillos de la oposición". Revista de historia israelí, 33:2 (2014): 145-168.

Kabalo, Paula. "Desafiando el desempoderamiento en 1948: el papel del tercer sector judío durante la Guerra de Independencia de Israel". Foro de Estudios de Israel, 24:2 (2009): 3-27.

Kabalo, Paula. "Liderazgo tras las cortinas: el caso de las mujeres israelíes en 1948". Judaísmo moderno, 28:1 (2008): 14-40.

Kadish, Alon y Avraham Sela. "Mitos e historiografía de la guerra de Palestina de 1948 revisados: el caso de Lydda", Revista de Oriente Medio 59: 4 (otoño de 2005): 617-34.

Katz, Yossi y Shmuel Sandler. "Los orígenes de la concepción de las fronteras estatales de Israel y su impacto en la estrategia en 1948-49". La Revista de Estudios Estratégicos 18: 2 (junio de 1995): 149-171.

Khalidi, Rashid. "Los palestinos y 1948: las causas subyacentes del fracaso". en Eugene L. Rogan y Avi Shlaim, eds., La guerra por Palestina: reescribiendo la historia de 1948, Cambridge University Press, (2001): 12-36.

Mintz, Matityahu. "Ben-Gurion y la participación de la Unión Soviética en el esfuerzo por establecer un Estado judío en Palestina". Diario de la historia de Israel, 26:1 (Marzo de 2007): 67-78.

Morris, Benny. "Orígenes del problema de los refugiados palestinos". Nuevas perspectivas sobre la historia de Israel: los primeros años del Estado, editado por Laurence J. Silberstein, Nueva York: New York University Press, 1991: 42-56.

Naor, Moshe. "De los fondos voluntarios a los préstamos nacionales: el financiamiento del esfuerzo bélico de 1948 de Israel". Estudios de Israel 11: 3 (otoño de 2006): 62-82.

Naor, Moshe. "La Guerra de Independencia de Israel de 1948 como una Guerra Total". Revista de Historia Contemporánea, 43: 2 (abril de 2008): 241-257.

Nets-Zehngut, Rafi. "La memoria de los veteranos de guerra israelíes del conflicto palestino-israelí" Revista internacional de gestión de conflictos, 28: 2 (abril de 2017): 182-201.

Penslar, Derek. "Rebeldes sin un Estado patrón, cómo Israel financió la guerra de 1948", en Rebecca Kobrin y Adam Teller (eds.), Poder adquisitivo: La economía de la historia judía moderna Cultura judía en contextos, Filadelfia: University of Pennsylvania Press, 2015: 181 -195.

Rosenberg-Friedman, Lilach. "Cautiverio y género: la experiencia de las prisioneras de guerra durante la guerra de independencia de Israel", Nashim: una revista de estudios de mujeres judías y cuestiones de género, 33 (Otoño de 2018): 64–89.

Safran, Nadav. "La Guerra de la Independencia y el Nacimiento de Israel". en Israel, el aliado en batalla, Cambridge, MA y Londres: Belknap Press, (1978): 43-64.

Stein, Kenneth. “La guerra árabe-israelí de 1948-Una breve historia”, Centro para la Educación de Israel, (15 de mayo de 2020) https://israeled.org/the-arab-israeli-war-of-1948-a-short-history /

Suwaed, Muhammad Youssef. "Relaciones entre beduinos y judíos en el Negev 1943-1948". Estudios de Oriente Medio, 51:5 (2015): 767-788.

Suwaed, Muhammad Youssef. "Los beduinos en Galilea en la Guerra de Independencia de Israel 1948-1950". Estudios de Oriente Medio, 53:2 (2017): 297-313.

Sela, Avraham, "Transjordania, Israel y la guerra de 1948: mito, historiografía y realidad", Estudios de Oriente Medio, 28: 4 (octubre de 1992): 623-688.

Shlaim, Avi. "El debate sobre 1948", Revista internacional de estudios de Oriente Medio 27:3 (1995): 287-304.

Shapira, Anita. "Conclusión: El nacimiento del Estado". En Tierra y poder: el recurso sionista a la fuerza, 1881-1948, Oxford, (1992): 355-70.

Stein, Kenneth W. "Cien años de cambio social: la creación del problema de los refugiados palestinos". En Nuevas perspectivas sobre la historia de Israel: los primeros años del Estado, editado por Laurence J. Silberstein, New York University Press, (1991): 57-81. http://ismi.emory.edu/home/documents/stein-publications/hundred-years-social-change.pdf

Tal, David. "La batalla por Jerusalén: la guerra israelí-jordana, 1948". En Revisión de la Guerra de Independencia de Israel, editado por Alon Kadish, Tel Aviv: Ministerio de Defensa, (2004): 307-39.

Tal, David. "Entre la intuición y el profesionalismo: el liderazgo militar israelí durante la guerra de Palestina de 1948". La Revista de Historia Militar, 68:3 (2004): 885-909.

Tal, David. "La Guerra Olvidada: Lucha entre judíos y palestinos en la Palestina obligatoria, diciembre de 1947-mayo de 1948". Asuntos de Israel, 6:3-4 (2000): 3-21.

Tal, David. "La Historiografía de la Guerra de Palestina de 1948: La Dimensión Perdida". Revista de historia israelí, 24:2 (2005): 183-202.

Tauber, Eliezer. "La fuerza militar árabe en Palestina antes de la invasión de los ejércitos árabes, 1945-1948", Estudios de Oriente Medio, 51:6 (2015): 950-985.

Yablonka, Hanna. "Sobrevivientes del Holocausto en el ejército israelí durante la guerra de 1948: documentos y memoria". Asuntos de Israel, 12:3 (2006): 462-483.

Yahel, Hazatzelet y Ruth Kark. "Israel Negev Beduino durante la Guerra de 1948: Salida y Regreso". Asuntos de Israel, 4 (2014): 1-50.

Yitzhak, Ronen. "Un pequeño consuelo para una gran pérdida: el rey Abdallah y Jerusalén durante la guerra de 1948". Asuntos de Israel, 14:3 (2008): 398-418.

Yitzhak, Ronen. "Ocupación de Jerusalén por Transjordania en la guerra de 1948", Asuntos de Israel, 25: 2 (abril de 2019): 307–17.


Contenido

Antes de 1815, el área ahora conocida como "Jammu y Cachemira" comprendía 22 pequeños estados independientes (16 hindúes y seis musulmanes) tallados en territorios controlados por el emir (rey) de Afganistán, combinados con los de los pequeños gobernantes locales. Estos se denominaron colectivamente los "estados de Punjab Hill". Estos pequeños estados, gobernados por reyes Rajput, eran vasallos independientes del Imperio Mughal desde la época del emperador Akbar o, a veces, estaban controlados desde el estado de Kangra en el área de Himachal. Tras el declive de los mogoles, las turbulencias en Kangra y las invasiones de Gorkhas, los estados montañosos cayeron sucesivamente bajo el control de los sijs bajo el mando de Ranjit Singh. [39]: 536

La Primera Guerra Anglo-Sikh (1845-1846) se libró entre el Imperio Sikh, que afirmó la soberanía sobre Cachemira, y la Compañía de las Indias Orientales. En el Tratado de Lahore de 1846, se obligó a los sijs a entregar la valiosa región (el Jullundur Doab) entre el río Beas y el río Sutlej y se les exigió pagar una indemnización de 1,2 millones de rupias. Debido a que no pudieron recaudar fácilmente esta suma, la Compañía de las Indias Orientales permitió que el gobernante de Dogra, Gulab Singh, adquiriera Cachemira del reino sij a cambio de realizar un pago de 750.000 rupias a la Compañía. Gulab Singh se convirtió en el primer maharajá del recién formado estado principesco de Jammu y Cachemira, [40] fundando una dinastía que gobernaría el estado, el segundo principado más grande durante el Raj británico, hasta que India obtuvo su independencia en 1947.

Los años 1946-1947 vieron el surgimiento de la Liga Musulmana de toda la India y el nacionalismo musulmán, exigiendo un estado separado para los musulmanes de la India. La demanda tomó un giro violento en el Día de Acción Directa (16 de agosto de 1946) y la violencia entre comunidades entre hindúes y musulmanes se volvió endémica. En consecuencia, el 3 de junio de 1947 se tomó la decisión de dividir la India británica en dos estados separados, el Dominio de Pakistán que comprende las áreas de mayoría musulmana y el Dominio de la India que comprende el resto. Las dos provincias de Punjab y Bengala con grandes áreas de mayoría musulmana debían dividirse entre los dos dominios. Se estima que 11 millones de personas finalmente migraron entre las dos partes de Punjab, y posiblemente 1 millón murió en la violencia entre comunidades. Jammu y Cachemira, adyacentes a la provincia de Punjab, se vieron directamente afectados por los acontecimientos en Punjab.

La fecha objetivo original para la transferencia del poder a los nuevos dominios era junio de 1948. Sin embargo, temiendo el aumento de la violencia entre comunidades, el virrey británico Lord Mountbatten adelantó la fecha hasta el 15 de agosto de 1947. Esto le dio solo 6 semanas para completar todos los Disposiciones para partición. [41] El plan original de Mountbatten era permanecer en el cargo de gobernador general adjunto para ambos dominios hasta junio de 1948. Sin embargo, esto no fue aceptado por el líder paquistaní Mohammad Ali Jinnah. En el evento, Mountbatten se quedó como gobernador general de la India, mientras que Pakistán eligió a Jinnah como gobernador general. [42] Se preveía que la nacionalización de las fuerzas armadas no podría completarse antes del 15 de agosto. [a] Por lo tanto, los oficiales británicos se quedaron después de la transferencia del poder. Los jefes de servicio eran nombrados por los gobiernos del Dominio y eran responsables ante ellos. El control administrativo general, pero no el control operacional, fue conferido al mariscal de campo Claude Auchinleck, que recibió el título de "Comandante Supremo", responsable del Consejo de Defensa Conjunto recién formado de los dos dominios. India nombró al general Rob Lockhart como su jefe del ejército y Pakistán nombró al general Frank Messervy. [47]

La presencia de los comandantes británicos en ambos lados hizo de la guerra indo-pakistaní de 1947 una guerra extraña. Los dos comandantes estaban en contacto telefónico diario y adoptaron posiciones mutuamente defensivas. La actitud era que "puedes pegarles muy fuerte pero no demasiado, de lo contrario habrá todo tipo de repercusiones". [48] ​​Tanto Lockhart como Messervy fueron reemplazados en el curso de la guerra, y sus sucesores Roy Bucher y Douglas Gracey intentaron moderar sus respectivos gobiernos. Roy Bucher aparentemente tuvo éxito al hacerlo en la India, pero Gracey cedió y permitió que los oficiales británicos se utilizaran en funciones operativas en el lado de Pakistán. Un oficial británico incluso murió en acción. [49]

Con la independencia de los dominios, la supremacía británica sobre los estados principescos llegó a su fin. Se aconsejó a los gobernantes de los estados que se unieran a uno de los dos dominios mediante la ejecución de un Instrumento de Adhesión. Maharaja Hari Singh de Jammu y Cachemira, junto con su primer ministro Ram Chandra Kak, decidieron no acceder a ninguno de los dos dominios. Las razones citadas fueron que la población de mayoría musulmana del estado no se sentiría cómoda con unirse a la India, y que las minorías hindú y sij se volverían vulnerables si el estado se uniera a Pakistán. [50]

En 1947, el estado principesco de Jammu y Cachemira tenía una amplia gama de comunidades étnicas y religiosas. La provincia de Cachemira que consta del valle de Cachemira y el distrito de Muzaffarabad tenía una población mayoritariamente musulmana (más del 90%). La provincia de Jammu, que consta de cinco distritos, tenía una división aproximadamente igual de hindúes y musulmanes en los distritos orientales (Udhampur, Jammu y Reasi) y de mayoría musulmana en los distritos occidentales (Mirpur y Poonch). El distrito montañoso de Ladakh (wazarat) en el este tenía una presencia budista significativa con una mayoría musulmana en Baltistán. La Agencia Gilgit en el norte era mayoritariamente musulmana y estaba directamente gobernada por los británicos en virtud de un acuerdo con el maharajá. Poco antes de la transferencia del poder, los británicos devolvieron la Agencia Gilgit al maharajá, quien nombró un gobernador de Dogra para el distrito y un comandante británico para las fuerzas locales.

El movimiento político predominante en el valle de Cachemira, la Conferencia Nacional dirigida por Sheikh Abdullah, creía en la política secular. Estaba aliado con el Congreso Nacional Indio y se creía que estaba a favor de unirse a la India. Por otro lado, los musulmanes de la provincia de Jammu apoyaron la Conferencia Musulmana, que estaba aliada a la Liga Musulmana de toda la India y estaba a favor de unirse a Pakistán. Los hindúes de la provincia de Jammu estaban a favor de una fusión total con India. [51] En medio de todas las opiniones divergentes, la decisión del maharajá de permanecer independiente fue aparentemente acertada. [52]

Plan Operación Gulmarg Editar

Según fuentes militares indias, el ejército pakistaní preparó un plan llamado Operación Gulmarg y ponerlo en marcha el 20 de agosto, pocos días después de la independencia de Pakistán. El plan fue revelado accidentalmente a un oficial indio, el mayor O. S. Kalkat que servía con la Brigada Bannu. [b] Según el plan, 20 lashkars (milicias tribales), cada una compuesta por 1000 miembros de tribus pashtunes, debían ser reclutados entre varias tribus pashtunes y armados en el cuartel general de la brigada en Bannu, Wanna, Peshawar, Kohat, Thall y Nowshera para la primera semana de septiembre. Se esperaba que llegaran al punto de partida de Abbottabad el 18 de octubre y cruzaran a Jammu y Cachemira el 22 de octubre. Se esperaba que diez lashkars atacaran el valle de Cachemira a través de Muzaffarabad y se esperaba que otros diez lashkars se unieran a los rebeldes en Poonch, Bhimber y Rawalakot con miras a avanzar a Jammu. Los arreglos detallados para el liderazgo militar y los armamentos se describieron en el plan. [54] [55]

Los registros del regimiento muestran que, para la última semana de agosto, el regimiento de Caballería Propia del Príncipe Alberto Víctor (Caballería PAVO) fue informado sobre el plan de invasión. El coronel Sher Khan, director de inteligencia militar, estuvo a cargo de la sesión informativa, junto con los coroneles Akbar Khan y Khanzadah. El regimiento de caballería tenía la tarea de procurar armas y municiones para los 'luchadores por la libertad' y establecer tres alas de las fuerzas insurgentes: el ala sur comandada por el general Kiani, un ala central con base en Rawalpindi y un ala norte con base en Abbottabad. El 1 de octubre, el regimiento de caballería completó la tarea de armar a las fuerzas insurgentes. "Durante toda la guerra no hubo escasez de armas pequeñas, municiones o explosivos en ningún momento". También se le dijo al regimiento que estuviera en espera para la inducción a la lucha en el momento apropiado. [56] [57] [58]

Los eruditos han notado un movimiento considerable de tribus pastunes durante septiembre-octubre. El 13 de septiembre, pashtunes armados llegaron a Lahore y Rawalpindi. El Comisionado Adjunto de Dera Ismail Khan señaló un plan para enviar miembros de tribus de Malakand a Sialkot, en camiones proporcionados por el Gobierno de Pakistán. Los preparativos para atacar Cachemira también se observaron en los estados principescos de Swat, Dir y Chitral. El erudito Robin James Moore afirma que hay "pocas dudas" de que los pastunes estuvieron involucrados en redadas fronterizas a lo largo de la frontera del Punjab desde el Indo hasta el Ravi. [59]

Fuentes paquistaníes niegan la existencia de un plan denominado Operación Gulmarg. Sin embargo, Shuja Nawaz enumera 22 tribus pastunes involucradas en la invasión de Cachemira el 22 de octubre. [60]

Rebelión en Poonch Editar

En algún momento de agosto de 1947, aparecieron los primeros signos de problemas en Poonch, sobre los cuales se han recibido opiniones divergentes. Poonch fue originalmente un interno jagir (principado autónomo), gobernado por una línea familiar alternativa de Maharaja Hari Singh. Se dice que los impuestos fueron elevados. Los musulmanes de Poonch habían hecho campaña durante mucho tiempo para que el principado fuera absorbido por la provincia de Punjab de la India británica. En 1938, se produjo un disturbio notable por razones religiosas, pero se llegó a un acuerdo. [61] Durante la Segunda Guerra Mundial, más de 60.000 hombres de los distritos de Poonch y Mirpur se inscribieron en el ejército indio británico. Después de la guerra, fueron dados de alta con armas, lo que se dice que alarmó al maharajá. [62] En junio, Poonchis lanzó una campaña "Sin impuestos". [63] En julio, el Maharajá ordenó que todos los soldados de la región fueran desarmados. [c] La ausencia de perspectivas de empleo junto con los altos impuestos llevó a los Poonchis a la rebelión. [62] La "reunión de la cabeza de vapor", afirma el erudito Srinath Raghavan, fue utilizada por la Conferencia musulmana local dirigida por Sardar Muhammad Ibrahim Khan (Sardar Ibrahim) para promover su campaña de adhesión a Pakistán. [sesenta y cinco]

Según fuentes del gobierno estatal, las milicias rebeldes se reunieron en la zona de Naoshera-Islamabad, atacando a las tropas estatales y sus camiones de suministros. Se envió un batallón de tropas estatales, que despejó las carreteras y dispersó a las milicias. En septiembre se restableció el orden. [66] Las fuentes de la Conferencia Musulmana, por otro lado, narran que cientos de personas murieron en Bagh durante el izamiento de la bandera alrededor del 15 de agosto y que el Maharajá desató un 'reinado de terror' el 24 de agosto. Los musulmanes locales también le dijeron a Richard Symonds, un trabajador social cuáquero británico, que el ejército disparó contra las multitudes y quemó casas y pueblos indiscriminadamente. [67] Según el Asistente del Alto Comisionado británico en Pakistán, H. S. Stephenson, "el asunto Poonch. Fue muy exagerado". [66]

Los preparativos de Pakistán, las maniobras de Maharaja Editar

El erudito Prem Shankar Jha afirma que el maharajá había decidido, ya en abril de 1947, que accedería a la India si no era posible mantenerse independiente. [68]: 115 La rebelión en Poonch posiblemente puso nervioso al Maharaja. En consecuencia, el 11 de agosto destituyó a su primer ministro pro Pakistán, Ram Chandra Kak, y nombró en su lugar al mayor jubilado Janak Singh. [69] El 25 de agosto, envió una invitación al juez Mehr Chand Mahajan del Tribunal Superior de Punjab para que asumiera el cargo de Primer Ministro. [70] El mismo día, la Conferencia Musulmana escribió al primer ministro paquistaní Liaquat Ali Khan advirtiéndole que "si, Dios no lo quiera, el gobierno de Pakistán o la Liga Musulmana no actúan, Cachemira podría perderse para ellos". [71] Esto puso en marcha la pelota en Pakistán.

Liaquat Ali Khan envió a un político de Punjab, Mian Iftikharuddin, para explorar la posibilidad de organizar una revuelta en Cachemira. [72] Mientras tanto, Pakistán cortó los suministros esenciales al estado, como gasolina, azúcar y sal. También detuvo el comercio de madera y otros productos y suspendió los servicios de trenes a Jammu. [73] [74] Iftikharuddin regresó a mediados de septiembre para informar que la Conferencia Nacional se mantuvo fuerte en el Valle de Cachemira y descartó la posibilidad de una revuelta.

Mientras tanto, Sardar Ibrahim había escapado a West Punjab, junto con docenas de rebeldes, y estableció una base en Murree. Desde allí, los rebeldes intentaron adquirir armas y municiones para la rebelión y pasarlas de contrabando a Cachemira. El coronel Akbar Khan, uno de los pocos oficiales de alto rango del ejército paquistaní, [d] con un gran interés en Cachemira, llegó a Murree y se involucró en estos esfuerzos. Organizó 4.000 rifles para la rebelión desviándolos de las tiendas del Ejército. También escribió un borrador de plan titulado Revuelta armada dentro de Cachemira y se lo entregó a Mian Iftikharuddin para que se lo pasara al Primer Ministro de Pakistán. [76] [77] [17]

El 12 de septiembre, el Primer Ministro se reunió con Mian Iftikharuddin, el coronel Akbar Khan y otro político del Punjab, Sardar Shaukat Hayat Khan. Hayat Khan tenía un plan separado, que involucraba a la Guardia Nacional de la Liga Musulmana y las tribus militantes pastunes de las regiones fronterizas. El primer ministro aprobó ambos planes y envió a Khurshid Anwar, el jefe de la Guardia Nacional de la Liga Musulmana, para movilizar a las tribus fronterizas. [77] [17]

El maharajá fue empujado cada vez más hacia el muro con la rebelión en los distritos occidentales y el bloqueo paquistaní. Logró persuadir al juez Mahajan para que aceptara el cargo de primer ministro (pero no llegaría hasta dentro de un mes, por motivos de procedimiento). Envió un mensaje a los líderes indios a través de Mahajan de que estaba dispuesto a acceder a la India, pero necesitaba más tiempo para implementar reformas políticas. Sin embargo, la posición de la India era que no aceptaría la adhesión del Maharajá a menos que tuviera el apoyo del pueblo. El primer ministro indio, Jawaharlal Nehru, exigió que el jeque Abdullah fuera puesto en libertad y participara en el gobierno del estado. La adhesión solo podría contemplarse después. Tras nuevas negociaciones, el jeque Abdullah fue puesto en libertad el 29 de septiembre. [78] [79]

Nehru, previendo una serie de disputas sobre estados principescos, formuló una política que establece

"Siempre que haya una disputa sobre cualquier territorio, el asunto debe ser decidido por referéndum o plebiscito de los pueblos interesados. Aceptaremos el resultado de este referéndum cualquiera que sea". [80] [81]

La política fue comunicada a Liaquat Ali Khan el 1 de octubre en una reunión del Consejo Conjunto de Defensa. Se dice que los ojos de Khan "brillaron" ante la propuesta. Sin embargo, no respondió. [80] [81]

Operaciones en Poonch y Mirpur Editar

La rebelión armada comenzó en el distrito de Poonch a principios de octubre de 1947. [82] [83] Los elementos combatientes consistieron en "bandas de desertores del Ejército del Estado, soldados en servicio del Ejército de Pakistán en licencia, ex militares y otros voluntarios que se había levantado espontáneamente ". [19] Se dice que el primer enfrentamiento ocurrió en Thorar (cerca de Rawalakot) entre el 3 y el 4 de octubre de 1947. [84] Los rebeldes rápidamente tomaron el control de casi todo el distrito de Poonch. La guarnición de las Fuerzas del Estado en la ciudad de Poonch sufrió un fuerte asedio. [85] [86]

En el distrito de Mirpur, los rebeldes capturaron los puestos fronterizos de Saligram y Owen Pattan en el río Jhelum alrededor del 8 de octubre. Sehnsa y Throchi fueron abandonados por las fuerzas estatales después del ataque. [87] [88]

Las comunicaciones por radio entre las unidades de combate fueron operadas por el Ejército de Pakistán. [89] A pesar de que la Armada de la India interceptó las comunicaciones, al carecer de inteligencia en Jammu y Cachemira, no pudo determinar de inmediato dónde se estaban llevando a cabo los combates. [90]

Después de la revolución musulmana en el área de Poonch y Mirpur [91] y con respaldo paquistaní [92]: 18 intervención tribal pastún del Khyber Pakhtunkhwa destinada a apoyar la revolución, [93] [94] el maharajá solicitó ayuda militar india. Mountbatten lo instó a acceder a la India para completar las formalidades legales, aunque la insistencia de Mountbatten en la adhesión antes de la asistencia ha sido cuestionada. [95] El maharajá cumplió y el gobierno de la India reconoció la adhesión del estado principesco a la India. Sin embargo, Nehru, según su biógrafo Sarvepalli Gopal, no le dio ninguna importancia a la insistencia de Mountbatten de que hubiera una adhesión temporal. Tampoco Sardar Patel. [96] Se enviaron tropas indias al estado para defenderlo. Los voluntarios de la Conferencia Nacional de Jammu y Cachemira ayudaron al ejército indio en su campaña para expulsar a los invasores pathan. [97]

Pakistán se negó a reconocer la adhesión de Cachemira a India, alegando que se obtuvo mediante "fraude y violencia". [98] El gobernador general Mohammad Ali Jinnah ordenó a su jefe del ejército, el general Douglas Gracey, que trasladara a las tropas paquistaníes a Cachemira de inmediato. Sin embargo, las fuerzas indias y paquistaníes todavía estaban bajo un mando conjunto, y el mariscal de campo Auchinleck lo convenció de que retirara la orden. Con su acceso a la India, Cachemira se convirtió legalmente en territorio indio, y los oficiales británicos no pudieron desempeñar ningún papel en una guerra entre dominios. [99] [100] El ejército de Pakistán puso a disposición armas, municiones y suministros a las fuerzas rebeldes que fueron apodadas el "Ejército Azad". Los oficiales del ejército paquistaní "convenientemente" con licencia y los ex oficiales del Ejército Nacional de la India fueron reclutados para comandar las fuerzas. En mayo de 1948, el ejército paquistaní entró oficialmente en el conflicto, en teoría para defender las fronteras de Pakistán, pero hizo planes para avanzar hacia Jammu y cortar las líneas de comunicación de las fuerzas indias en el valle de Mehndar. [101] En Gilgit, la fuerza de Gilgit Scouts bajo el mando de un oficial británico, el mayor William Brown, se amotinó y derrocó al gobernador Ghansara Singh. Brown prevaleció sobre las fuerzas para declarar la adhesión a Pakistán. [102] [103] También se cree que recibieron ayuda de los Chitral Scouts y los Guardaespaldas del Estado de Chitral del estado de Chitral, uno de los estados principescos de Pakistán, que se había adherido a Pakistán el 6 de octubre de 1947. [104] [105]

India afirmó que la adhesión contó con el apoyo del pueblo a través del apoyo de la Conferencia Nacional, la organización más popular del estado. [106] Los historiadores han cuestionado la representatividad de la Conferencia Nacional y la claridad de los objetivos de sus liderazgos. Observan que si bien muchos habitantes de Cachemira apoyaron a Sheikh Abdullah y la Conferencia Nacional a nivel estatal, también apoyaron a Jinnah y a la Liga Musulmana a nivel de toda la India. [107]

Invasión inicial Editar

El 22 de octubre se lanzó el ataque tribal pastún en el sector de Muzaffarabad.Las fuerzas estatales estacionadas en las regiones fronterizas alrededor de Muzaffarabad y Domel fueron rápidamente derrotadas por las fuerzas tribales (las fuerzas estatales musulmanas se amotinaron y se unieron a ellas) y se abrió el camino a la capital. Entre los asaltantes, había muchos soldados activos del ejército paquistaní disfrazados de tribus. También recibieron ayuda logística del ejército de Pakistán. En lugar de avanzar hacia Srinagar antes de que las fuerzas estatales pudieran reagruparse o ser reforzadas, las fuerzas invasoras permanecieron en las ciudades capturadas en la región fronteriza participando en saqueos y otros delitos contra sus habitantes. [108] En el valle de Poonch, las fuerzas estatales se retiraron a las ciudades donde fueron sitiadas. [109]

Los registros indican que las tribus paquistaníes decapitaron a muchos civiles hindúes y sij en Jammu y Cachemira. [110]

Operación india en el valle de Cachemira Editar

Después de la adhesión, India transportó tropas y equipo por aire a Srinagar bajo el mando del teniente coronel Dewan Ranjit Rai, donde reforzó las fuerzas estatales principescas, estableció un perímetro de defensa y derrotó a las fuerzas tribales en las afueras de la ciudad. Las operaciones de defensa iniciales incluyeron la notable defensa de Badgam, que retuvo tanto la capital como el aeródromo durante la noche contra adversidades extremas. La defensa exitosa incluyó una maniobra de flanqueo por vehículos blindados indios [111] durante la Batalla de Shalateng. Las fuerzas tribales derrotadas fueron perseguidas hasta Baramulla y Uri y también estas ciudades fueron reconquistadas.

En el valle de Poonch, las fuerzas tribales continuaron asediando a las fuerzas estatales.

En Gilgit, las fuerzas paramilitares estatales, llamadas Gilgit Scouts, se unieron a las fuerzas tribales invasoras, quienes así obtuvieron el control de esta región norte del estado. A las fuerzas tribales también se unieron tropas de Chitral, cuyo gobernante, Muzaffar ul-Mulk el Mehtar de Chitral, se había adherido a Pakistán. [112] [113] [114]

Intento de enlace en Poonch y caída de Mirpur Editar

Las fuerzas indias dejaron de perseguir a las fuerzas tribales después de recapturar Uri y Baramula, y enviaron una columna de ayuda hacia el sur, en un intento de relevar a Poonch. Aunque la columna de socorro llegó finalmente a Poonch, el asedio no pudo levantarse. Una segunda columna de socorro llegó a Kotli y evacuó las guarniciones de esa ciudad y otras, pero se vieron obligadas a abandonarla por ser demasiado débil para defenderla. Mientras tanto, Mirpur fue capturado por las fuerzas tribales el 25 de noviembre de 1947 con la ayuda de la Caballería PAVO de Pakistán. [115] Esto condujo a la masacre de Mirpur en 1947, en la que, según informes, las fuerzas tribales secuestraron a mujeres hindúes y las llevaron a Pakistán. Fueron vendidos en los burdeles de Rawalpindi. Alrededor de 400 mujeres se lanzaron a pozos en Mirpur y se suicidaron para escapar del secuestro. [116]

Caída de Jhanger y ataques a Naoshera y Uri Editar

Las fuerzas tribales atacaron y capturaron a Jhanger. Luego atacaron a Naoshera sin éxito e hicieron una serie de ataques infructuosos contra Uri. En el sur, un ataque indio menor aseguró Chamb. En esta etapa de la guerra, la línea del frente comenzó a estabilizarse a medida que se disponía de más tropas indias. [ cita necesaria ]

Operación Vijay: contraataque a Jhanger Editar

Las fuerzas indias lanzaron un contraataque en el sur para recuperar Jhanger y Rajauri. En el valle de Cachemira, las fuerzas tribales continuaron atacando la guarnición de Uri. En el norte, Skardu fue sitiada por los Gilgit Scouts. [117]

Ofensiva de primavera india Editar

Los indios se aferraron a Jhanger contra numerosos contraataques, que fueron cada vez más apoyados por las fuerzas regulares de Pakistán. En el valle de Cachemira, los indios atacaron y recuperaron Tithwail. Los exploradores Gilgit hicieron un buen progreso en el sector del Alto Himalaya, infiltrando tropas para sitiar a Leh, capturando Kargil y derrotando a una columna de relevo que se dirigía a Skardu. [ cita necesaria ]

Operaciones Gulab y Eraze Editar

Los indios continuaron atacando en el sector del valle de Cachemira conduciendo hacia el norte para capturar Keran y Gurais (Operación Eraze). [92]: 308–324 También repelieron un contraataque dirigido a Tithwal. En la región de Jammu, las fuerzas sitiadas en Poonch estallaron y volvieron a vincularse temporalmente con el mundo exterior. El ejército del estado de Cachemira pudo defender Skardu de los Gilgit Scouts impidiendo su avance por el valle del Indo hacia Leh. En agosto, los Chitral Scouts y Chitral Bodyguard al mando de Mata ul-Mulk sitiaron Skardu y con la ayuda de la artillería pudieron tomar Skardu. Esto liberó a los Gilgit Scouts para avanzar más hacia Ladakh. [118] [119]

Operación Bison Editar

Durante este tiempo, el frente comenzó a asentarse. El asedio de Poonch continuó. La 77 Brigada de Paracaidistas (Brig Atal) lanzó un ataque fallido para capturar el paso de Zoji La. La Operación Duck, el epíteto anterior de este asalto, fue rebautizada como Operación Bison por Cariappa. Los tanques ligeros M5 Stuart de 7 Caballería se movieron en condiciones de desmantelamiento a través de Srinagar y se llevaron a través de puentes, mientras que dos compañías de campo de Madras Sappers convirtieron el camino de mulas a través de Zoji La en un camino de jeep. El ataque sorpresa del 1 de noviembre por la brigada con blindados apoyados por dos regimientos de 25 libras y un regimiento de cañones de 3,7 pulgadas, forzó el paso y empujó a las fuerzas tribales y paquistaníes de regreso a Matayan y más tarde a Dras. La brigada se unió el 24 de noviembre en Kargil con las tropas indias que avanzaban desde Leh, mientras que sus oponentes finalmente se retiraron hacia el norte hacia Skardu. [120]: 103-127 Los paquistaníes atacaron el Skardu el 10 de febrero de 1948, que fue rechazado por los soldados indios. [121] A partir de entonces, la guarnición de Skardu fue sometida a continuos ataques por parte del ejército de Pakistán durante los siguientes tres meses y cada vez, su ataque fue repelido por el coronel Sher Jung Thapa y sus hombres. [121] Thapa mantuvo el Skardu con apenas 250 hombres durante seis largos meses sin ningún refuerzo ni reabastecimiento. [122] El 14 de agosto, el general indio Sher Jung Thapa tuvo que entregar Skardu al ejército paquistaní, [123] y a los asaltantes después de un año de asedio. [124]

Operación Easy Poonch link-up Editar

Los indios ahora comenzaron a tomar la delantera en todos los sectores. Poonch finalmente fue relevado después de un asedio de más de un año. Las fuerzas de Gilgit en el Alto Himalaya, que anteriormente habían hecho un buen progreso, finalmente fueron derrotadas. Los indios persiguieron hasta Kargil antes de verse obligados a detenerse debido a problemas de suministro. El paso de Zoji La fue forzado mediante el uso de tanques (que no se creía posible a esa altitud) y Dras fue recapturado. [ cita necesaria ]

Avanza hacia el alto el fuego Editar

Después de prolongadas negociaciones, ambos países acordaron un alto el fuego. Los términos del alto el fuego, establecidos en una resolución de la Comisión de la ONU el 13 de agosto de 1948, [125] fueron adoptados por la Comisión el 5 de enero de 1949. Esto requirió que Pakistán retirara sus fuerzas, tanto regulares como irregulares, permitiendo a la India mantener fuerzas mínimas dentro del estado para preservar la ley y el orden. Cumplidas estas condiciones, se iba a realizar un plebiscito para determinar el futuro del territorio.

Las pérdidas indias en la guerra ascendieron a 1.104 muertos y 3.154 heridos [20] paquistaníes, alrededor de 6.000 muertos y 14.000 heridos. [24] India obtuvo el control de aproximadamente dos tercios de Cachemira Pakistán, el tercio restante. [36] [126] [127] [128] La mayoría de las evaluaciones neutrales coinciden en que India salió victoriosa de la guerra, ya que defendió con éxito la mayor parte del territorio en disputa, incluido el valle de Cachemira, Jammu y Ladakh. [34] [35] [36] [37] [38]

Honores de batalla Editar

Después de la guerra, se otorgaron un total de 11 honores de batalla y un honor de teatro a unidades del Ejército de la India, entre las que destacan: [129]

Premios Gallantry Editar

Por su valentía, varios soldados y oficiales recibieron el premio de galantería más alto de sus respectivos países. A continuación se muestra una lista de los ganadores del premio indio Param Vir Chakra y el premio paquistaní Nishan-E-Haider:


Guerra de Independencia de Israel, 1948: usted toma el mando

El 29 de noviembre de 1947, las Naciones Unidas aprobaron la Resolución 181, autorizando la terminación del mandato aprobado por la Liga de Naciones de hace un cuarto de siglo a través del cual Gran Bretaña había gobernado Palestina después del colapso del Imperio Otomano al final de la Primera Guerra Mundial. La Resolución 181 de la ONU también autorizó la partición de Palestina en dos estados independientes, uno judío y otro árabe. Por lo tanto, de acuerdo con la resolución, el 14 de mayo de 1948, Israel fue declarada nación independiente bajo el liderazgo de David Ben-Gurion, su primer primer ministro. Sin embargo, un día después, los estados árabes vecinos de Israel lanzaron poderosas invasiones destinadas a invadir y destruir el nuevo país.

El 15 de mayo de 1948, unas 30.000 tropas árabes entrenadas y bien equipadas de los ejércitos de Egipto, Jordania, Irak, Líbano y Siria atacaron a través de las fronteras norte, este y sur de Israel. Los invasores no solo superaban en número a los defensores israelíes, sino que también estaban sustancialmente mejor armados, tenían tanques, vehículos blindados, armas pesadas y artillería, y contaban con el apoyo de varios cientos de aviones de combate. Los israelíes, por otro lado, no poseían tanques ni armas pesadas, prácticamente no tenían artillería y solo unos pocos aviones ligeros de valor limitado en combate.

En ese momento, Israel tenía sólo unos 15.000 soldados entrenados, miembros de la fuerza de defensa organizada del país, la Haganah. Dentro de la Haganá había una "fuerza de ataque" pequeña pero de élite llamada Palmach. Teóricamente, Israel podría movilizar a otros 30.000 ciudadanos para ayudar a defenderse de las invasiones, pero eso llevaría varios días y esos hombres y mujeres estaban mal entrenados y eran milicias inadecuadamente armadas. Básicamente, eran agricultores que vivían y trabajaban en los numerosos asentamientos agrícolas colectivos (kibutzim) ubicados en todo el campo. Sin embargo, dado el estado de emergencia, Israel tuvo que recurrir a ellos lo antes posible para llenar las filas de sus defensores.

A pesar de ser superados en número y armamento, los israelíes se dieron cuenta de que no tenían más remedio que enfrentarse a todos los ejércitos invasores simultáneamente mientras creaban la mejor defensa posible utilizando sus limitados recursos militares. De hecho, la única razón por la que los ejércitos árabes no destruyeron a Israel en los primeros días fue que las fuerzas enemigas no coordinaron adecuadamente sus múltiples ataques para lograr el máximo impacto posible. Esto les dio a los israelíes alguna esperanza, aunque mínima, de sobrevivir al ataque oponiéndose a cada ataque a medida que se desarrollaba. Si no lograban derrotar las invasiones, su país estaba condenado.

Sillón General® te lleva al 19 de mayo de 1948, en la costa sur del Mar de Galilea, donde interpretarás el papel del mayor israelí Moshe Dayan, comandante de una unidad mixta de milicias locales y combatientes de la Haganá. Tu misión es derrotar un ataque inminente de una fuerza siria mucho más grande de tanques, vehículos blindados, artillería e infantería que ya ha destruido una fuerza israelí que defiende la cercana aldea de Tzemach, ubicada a solo una milla al este. Habiendo capturado Tzemach, los sirios están ahora bien posicionados para continuar su avance hacia el oeste y atacar Degania Alef y Degania Bet, que ahora defiende su fuerza. Si no logras derrotar el ataque enemigo, los sirios obtendrán el control del estratégico valle del río Jordán y se acercarán un paso más a la destrucción del nuevo estado de Israel.

EL COMANDANTE DEL PARCHE PARA OJOS NEGROS

Tu experiencia militar comenzó cuando aún eras un adolescente. Te uniste a la Haganá a los 14 años y durante la siguiente década participaste en acciones de combate contra las fuerzas guerrilleras árabes que atacaban con frecuencia los asentamientos judíos. En 1941, durante la Segunda Guerra Mundial, se convirtió en miembro de una unidad de reconocimiento del Palmach que apoyaba a una de las unidades militares británicas de la Commonwealth en Oriente Medio, la 7ª División de Infantería de Australia. Mientras realizaba una misión de reconocimiento avanzado el 8 de junio de ese año en preparación para el ataque de la división australiana al Líbano para derrotar a las fuerzas de la Francia de Vichy, aliada a los nazis, resultó herido cuando una bala enemiga alcanzó los binoculares por los que estaba mirando. Los fragmentos de vidrio y metal destruyeron tu ojo izquierdo, y desde entonces has usado un parche en el ojo negro.

El año pasado, en 1947, fue nombrado miembro del estado mayor de la Haganá y trabajó en el departamento de Asuntos Árabes en Haifa. En ese puesto, creó una red de agentes que recopilaron inteligencia sobre las fuerzas y operaciones irregulares árabes en Palestina. Ayer, 18 de mayo, tres días después del comienzo de las invasiones árabes, la Haganah te envió a Degania para tomar el mando de la defensa de la posición clave en el valle del río Jordán. Aunque cada punto donde los árabes están invadiendo es crítico, en ningún otro lugar es más cierto que en Degania.

Establecido en la costa sur del Mar de Galilea en 1909 cuando Palestina fue gobernada por el Imperio Otomano, Degania Alef es el kibutz más antiguo de Israel. También es el lugar de su nacimiento en 1915. En 1920, Degania Bet se estableció inmediatamente al sur del primer asentamiento. Cada kibutz consta de pequeños grupos de edificios de piedra y madera (viviendas, cobertizos de maquinaria agrícola, estructuras de almacenamiento de cultivos, etc.) y está rodeado por un terreno generalmente plano de pastos y tierras cultivadas (campos de cereales y huertos frutales). A unos cientos de metros al sur de Degania Bet hay un pequeño grupo de edificios en una colina de 20 metros de altura llamada Beit Yerah.

Dado que el terreno llano no ofrece obstáculos defensivos naturales, los pelotones de la milicia han comenzado a cavar trincheras y trincheras en los accesos orientales de cada kibutz. Afortunadamente, algunos de los campos y pastos están rodeados por muros de piedra que ofrecen al menos cierto nivel de protección contra el fuego de armas pequeñas del enemigo. El único impedimento para el movimiento de vehículos en la zona es el río Jordán de 10 a 20 metros de ancho y de 5 a 10 metros de profundidad, lo que hace que el puente en el lado oeste de Degania Alef sea un objetivo táctico obvio e importante para el invasores.

La fuerza que comanda en Degania no es poderosa en ningún sentido. Principalmente, es una fuerza de infantería compuesta por cuatro pelotones: 50 milicianos de Degania Alef 50 milicianos de Degania Bet 30 soldados destacados de la Brigada Haganah “Golan” y 20 combatientes de la Brigada Palmach “Yiftach”. Reflejando la naturaleza ecléctica de las armas de Israel, las armas pequeñas de sus soldados son una mezcla de rifles británicos Enfield de acción de cerrojo calibre .303, rifles alemanes K98 de acción de cerrojo de 7,92 mm de la Segunda Guerra Mundial y un puñado de metralletas británicas Sten de 9 mm. . Tus combatientes también tienen un número limitado de granadas de mano, y los colonos de Degania han llenado botellas de vidrio con gasolina para hacer cócteles Molotov para usar contra vehículos blindados enemigos.

Sus armas de apoyo ascienden a cuatro morteros de 81 mm, tres cañones antitanques de 20 mm y dos cañones antitanques PIAT con equipos de dos hombres. Los cañones de 20 mm solo son efectivos contra blindados ligeros, como vehículos blindados. Los dispositivos explosivos de carga perfilada lanzados por los cañones PIAT pueden destruir los tanques enemigos, pero su alcance está limitado a unos 100 metros. Y si bien el estado mayor de la Haganah ha prometido enviarle los únicos cañones de artillería de Israel, esto equivale a solo cuatro cañones de montaña franceses modelo 1906 obsoletos de 65 mm que carecen de miras y están tripulados por tripulaciones sin experiencia. No obstante, cuando lleguen estas armas, las utilizará de la mejor manera posible a pesar de sus graves inconvenientes.

En contraste, la fuerza siria que se opone a ti es formidable. Su componente de infantería consta de dos batallones que suman alrededor de 1.000 soldados armados con rifles franceses de cerrojo. Cada batallón también tiene varias ametralladoras, así como morteros de 60 mm y 81 mm. Además, la fuerza siria tiene dos escuadrones de 10 vehículos de vehículos blindados de dos tipos: uno con un cañón de 40 mm y una ametralladora ligera montada en la torreta, y el otro con un cañón de 37 mm y una ametralladora ligera montada en la torreta. Compartimento de carga trasero abierto.

El apoyo a los sirios es un batallón de cañones de artillería autopropulsados ​​de 75 mm. Sin embargo, las dos compañías enemigas de 12 vehículos de tanques franceses Renault R-35 representan la amenaza más seria. Cada tanque de 10 toneladas cuenta con un cañón principal de 37 mm montado en la torreta y una ametralladora ligera, y la placa de blindaje de 43 mm es vulnerable solo a un impacto PIAT. Aunque el diseño de los tanques antes de la Segunda Guerra Mundial es obsoleto según los estándares de 1948, el hecho de que los israelíes no tengan tanques significa que los R-35 son las armas de combate dominantes en esta guerra.

El desafío que enfrenta ahora es decidir cómo emplear sus recursos limitados para derrotar a esta fuerza siria mucho más poderosa y así evitar que los invasores tomen el control del valle del río Jordán, de importancia estratégica.

OPCIONES DE DEFENSA

Dado que el ataque sirio podría ocurrir en cualquier momento, reúna a los comandantes de su pelotón para informarles sobre tres posibles cursos de acción que ha desarrollado y para obtener sus comentarios sobre cada uno. Aunque no conoce personalmente a los comandantes, no pierde tiempo en las presentaciones. Se familiarizará con ellos, y ellos con usted, mientras luchan juntos para derrotar al enemigo común.

“Todos conocen la situación a la que nos enfrentamos”, comienzan, “así como el terreno que defenderemos y el tamaño y la composición de la fuerza siria que se está preparando para atacarnos. El enemigo tiene tanques y carros blindados. No tenemos ninguno. El enemigo tiene artillería. No tenemos ninguno, aunque el cuartel general de la Haganah ha dicho que nos enviará cuatro cañones de 65 mm en algún momento. La infantería enemiga asciende a unos 1.000. No tenemos más de 150 combatientes. Además, la moral de las tropas enemigas se ha visto impulsada por su victoria de ayer cuando capturaron Tzemach y destruyeron a nuestros camaradas que lo defendían. Sin embargo, a pesar de ser superados en número y armamento, voluntad encuentra una manera de ganar.

“Ahora, escuche atentamente mientras detallo los tres cursos de acción que estoy considerando para nuestra defensa. Después de cada uno, te daré la oportunidad de compartir tu opinión sincera al respecto ".

CURSO DE ACCIÓN UNO: DEFENSA PONDERADA

“El primer plan”, explica, “es desplegar todas las unidades en el norte para defender Degania Alef, el objetivo enemigo más probable ya que se encuentra en la ruta directa de los sirios al importante puente del río Jordán. Los equipos de PIAT, respaldados por los cañones antitanques, tomarán posiciones de avanzada en las afueras del kibutz a cada lado de la carretera principal desde Tzemach, mientras que los morteros se ubicarán en posiciones de tiro en la orilla occidental del río Jordán. Todos los pelotones de infantería establecerán posiciones de combate dentro y alrededor de los edificios de Degania Alef, asegurándose de que sus campos de fuego cubran la carretera principal por donde pasa por la aldea. Un escuadrón de 10 milicianos establecerá un puesto de avanzada en Degania Bet para proporcionar una alerta temprana en caso de que alguna parte de la fuerza enemiga se acerque desde esa dirección ".

Meier, el comandante del pelotón de la milicia Degania Bet, parece preocupado. “Moshe”, responde, “este plan deja mi kibutz y nuestro flanco sur prácticamente indefensos. ¿Y si los sirios atacan Degania Bet en lugar de Degania Alef? ¿O qué pasa si rechazamos un ataque contra Degania Alef solo para que los sirios cambien su eje de ataque hacia el sur y atraviesen Degania Bet?

Aron, el comandante del pelotón del Palmach, niega con la cabeza y dice: “No estoy de acuerdo con Meier. Debemos encontrar fuerza con fuerza, y este plan nos permite hacer precisamente eso ".

CURSO DE ACCIÓN DOS: DEFENSA EQUILIBRADA

“La siguiente opción”, continúa, “es crear una defensa equilibrada dividiendo nuestro mando en dos fuerzas de igual tamaño para defender ambas aldeas. La milicia Degania Alef, el pelotón Palmach y uno de los equipos del PIAT establecerán posiciones en Degania Alef. La milicia Degania Bet, el pelotón del Golán y el resto del equipo PIAT ocuparán posiciones en Degania Bet. Los cañones antitanques tomarán posiciones en la cima de la colina en Beit Yerah, dándoles campos de fuego despejados para cubrir el acceso a cada aldea. Una vez más, los morteros se colocarán en la orilla occidental del río Jordán para disparar en apoyo de ambas fuerzas de defensa ".

David, un oficial de la Haganá y comandante del pelotón del Golán, apoya este plan y dice: “Dado que no sabemos exactamente cómo pretenden atacar los sirios, una defensa equilibrada parece tener más sentido. Nos da la máxima flexibilidad para responder a la forma en que los sirios se despliegan para su ataque y al eje de avance que elijan ”.

Aron, sin embargo, no está de acuerdo. “Dividir nuestra fuerza ya superada en número”, se queja, “no 'equilibra' nuestra defensa, solo la debilita. Sigo creyendo que debemos construir la defensa más fuerte posible en el objetivo más probable, Degania Alef ".

CURSO DE ACCIÓN TRES: EMBOSCADA

“El último curso de acción”, concluye, “es atacar primero tendiendo una emboscada a la columna enemiga mientras avanza por la principal avenida de aproximación, la carretera Degania AlefTzemach. Nuestros combatientes mejor entrenados, los pelotones Golan y Palmach, junto con ambos equipos PIAT, crearán posiciones de emboscada ocultas a lo largo de la carretera a unos 200 metros al este de las afueras de Degania Alef. Mientras tanto, los pelotones de la milicia ocuparán posiciones defensivas en Degania Alef y Degania Bet, mientras que los cañones antitanques establecerán posiciones de tiro en la cima de la colina en Beit Yerah. Al igual que con los otros planes, los morteros se ubicarán en la orilla occidental del río Jordán. Una vez que los tanques enemigos y los vehículos blindados entren en la zona de muerte, nuestra fuerza de emboscada destruirá a tantos de ellos como sea posible junto con los soldados de infantería que los acompañan. El pelotón del Palmach se retirará y se unirá a los defensores en Degania Alef, mientras que el pelotón del Golán se dirigirá a Degania Bet ”.

David declara: “Estoy indeciso sobre este curso de acción, Moshe. Por un lado, creo que atacar primero nos da una buena oportunidad de noquear a muchos de los vehículos blindados mientras aún no están preparados para el combate y en una formación de columna vulnerable. Pero, por otro lado, este plan coloca a mi pelotón del Golán y al pelotón del Palmach de Aron en posiciones de avanzada peligrosamente expuestas. Si nuestra emboscada falla, o si nuestros soldados se ven sometidos a un intenso fuego mientras se retiran después, corremos el riesgo de perder a nuestros mejores combatientes desde el principio de la batalla ".

Cortando todos los comentarios adicionales, anuncia que ha escuchado lo suficiente para tomar su decisión final. “Gracias, caballeros, por sus sinceros comentarios. Ahora ”, agrega,“ vayan y preparen sus pelotones para la batalla. En 30 minutos les diré qué curso de acción implementaremos. Pero independientemente de cuál elija, tenga en cuenta que nosotros debe tener éxito, el destino de nuestro país depende de ello ".

¿Cuál es su decisión, Mayor Dayan?

Andrew H. Hersheytiene un doctorado en historia medieval de la Universidad de Londres. Contribuye a la “USMC Gazette” y es cuatro veces ganador de sus concursos de diseño de Tactical Decision Game. También diseña juegos de guerra de nivel táctico de la Segunda Guerra Mundial para Heat of Battle y Le Franc Tireur.


¿Quién hizo qué por Israel en 1948? América no hizo nada

Habiendo impartido un curso sobre Geografía Cultural del Medio Oriente en un colegio comunitario en Florida para "personas mayores" (mayores de 55 años), nuevamente encontré una creencia unánime entre mis estudiantes en lo que yo llamaría el mito más ampliamente creído. del conflicto político y militar entre Israel y los árabes.

Esta creencia universal, nunca cuestionada por los medios de comunicación, es que Estados Unidos fue total o mayoritariamente responsable de apoyar plenamente a Israel sobre el terreno desde el comienzo de su independencia en mayo de 1948.

El mundo se ha visto inundado por un tsunami de propaganda árabe y lágrimas de cocodrilo derramadas por los "palestinos" que se han deleitado con lo que ellos llaman su Catástrofe o Holocausto (Nabka en árabe). Su difícil situación ha ido acompañada de críticas incesantes de que Estados Unidos fue el principal arquitecto que estuvo detrás de Israel desde el principio con dinero, mano de obra y armas. El hecho es que el presidente Truman finalmente decidió en contra de la "opinión profesional" pro-árabe de su secretario de Estado, el general George Marshall y los arabistas del Departamento de Estado.

Otorgó reconocimiento diplomático al nuevo estado judío, pero nunca consideró la ayuda militar activa. Sus propias memorias recuerdan cómo se sintió traicionado por los funcionarios del Departamento de Estado y el embajador estadounidense en la ONU, Warren Austin, quien le quitó la alfombra un día después de que prometió al líder sionista Chaim Weitzman apoyo para la partición.

La votación de los judíos estadounidenses en las elecciones presidenciales de 1948 se inclinó fuertemente por el presidente Truman, pero también emitió una cantidad sustancial de votos para el líder "progresista" de un tercer partido, Henry Wallace, quien se había pronunciado aún más enérgicamente en nombre del apoyo estadounidense a la posición sionista y la ayuda a Israel. . En realidad, no fue hasta la administración del presidente John Kennedy a principios de la década de 1960 que se realizaron envíos de armas estadounidenses a Israel.

Apoyo diplomático soviético

La lucha de la comunidad judía en Palestina fue respaldada por completo por lo que entonces se llamó "opinión pública ilustrada", sobre todo por la izquierda política. Andrei Gromyko, en la ONU, afirmó el derecho de "los judíos de todo el mundo a la creación de un estado propio", algo que ningún funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos ha reconocido jamás. El apoyo soviético en la ONU para la partición trajo consigo dos votos adicionales (las repúblicas de Ucrania y Bielorrusia dentro de la URSS y todo el bloque de estados de Europa del Este dominado por los soviéticos.

Tomando (como siempre) su liderazgo desde Moscú, las organizaciones comunistas palestinas (hasta ahora anti-sionistas) fusionaron sus divisiones árabes y judías separadas en octubre de 1948, dando apoyo incondicional al esfuerzo de guerra israelí e instando a las Fuerzas de Defensa de Israel a "seguir adelante hacia el Canal de Suez y entregar al imperialismo británico una dura derrota "!

Apoyo mundial desde la izquierda

La personalidad más famosa y pintoresca de la República española en el exilio, la delegada vasca en las Cortes (Parlamento español), Dolores Ibarruri, que había ido a la Unión Soviética, emitió una proclama en 1948 saludando al nuevo Estado de Israel y comparando a los invasores Ejércitos árabes al levantamiento fascista que había destruido la República. Pocos meses antes, el héroe de la izquierda estadounidense, el gran cantante folk afroamericano, Paul Robeson, había cantado en un concierto de gala en Moscú y había electrizado a la multitud con su interpretación de la canción yiddish Partisan Fighters.

Intentos judíos de comprar armas y aprobación checa

Los principales ejércitos árabes que invadieron el estado judío recién nacido fueron dirigidos, equipados, entrenados y abastecidos por los británicos. El ejército sirio estaba equipado con Francia y había recibido órdenes del gobierno de Vichy para resistir la invasión británica del país asistida por tropas australianas, unidades francesas libres y fuerzas voluntarias palestino-judías en 1941. En su Guerra de Independencia, los israelíes dependían sobre armas de contrabando desde Occidente y armas soviéticas y checas.

Los líderes del Yishuv (comunidad judía en Palestina), ya en el verano de 1947, tenían la intención de comprar armas y enviaron al Dr. Moshe Sneh (el Jefe de la Rama Europea de la Agencia Judía, un miembro destacado del centrista Partido Sionista General quien más tarde se movió hacia la izquierda y se convirtió en jefe del Partido Comunista de Israel) a Praga para mejorar las defensas judías. Le sorprendió la simpatía hacia el sionismo y el interés por la exportación de armas por parte del Gobierno checo. Sneh se reunió con el viceministro de Relaciones Exteriores Vladimir Clementis, quien sucedió al no comunista y definitivamente pro-sionista Jan Masaryk. Sneh y Clementis discutieron la posibilidad de disposiciones de armas checas para el estado judío y los checos dieron su aprobación.

En enero de 1948, Ben-Gurion envió representantes judíos para reunirse con el general Ludvik Svoboda, el ministro de Defensa Nacional, y firmar el primer contrato de ayuda militar checa. Se utilizaron cuatro rutas de transporte a Palestina, todas a través de países comunistas: a) la ruta del norte: a través de Polonia y el mar Báltico, b) la ruta del sur: a través de Hungría, Yugoslavia y el mar Adriático, c) a través de Hungría, Rumania y el mar Negro, d) por aire, vía Yugoslavia a Palestina.

Al principio, el FBI obligó a un avión "Skymaster" fletado desde los Estados Unidos para ayudar a transportar armas a Palestina desde Europa a regresar a los Estados Unidos. A finales de mayo, el ejército israelí (FDI) había absorbido unos 20.000 rifles checos, 2.800 ametralladoras y más de 27 millones de cartuchos. Dos semanas después llegaron 10.000 rifles, 1.800 ametralladoras y 20 millones de cartuchos más. Un proyecto checo-israelí que alarmó a la inteligencia occidental fue la llamada Brigada Checa, una unidad compuesta por veteranos judíos de la "Checoslovaquia Libre", que luchó con el ejército británico durante la Segunda Guerra Mundial. La Brigada comenzó a entrenar en agosto de 1948 en cuatro bases en Checoslovaquia.

La asistencia checa a la fuerza militar de Israel comprendió a) armas pequeñas, b) 84 aviones & # 8211 & # 8211 los anticuados Avia S.199s, Spitfires y Messerschmidts construidos checos que jugaron un papel importante en la desmoralización de las tropas enemigas c) entrenamiento militar y técnico. mantenimiento. El 7 de enero de 1949, la fuerza aérea israelí, que consta de varios Spitfires y aviones de combate Messerschmidt Bf-109 construidos checos (transferidos en secreto desde las bases checas a Israel), derribó cinco Spitfires piloteados por británicos que volaban para la fuerza aérea egipcia sobre el El desierto del Sinaí causa una gran vergüenza diplomática para el gobierno británico.

Según informes británicos, basados ​​en informantes del gobierno checo, los ingresos totales en dólares checos por la exportación de armas y servicios militares a Oriente Medio en 1948 superaron los 28 millones de dólares, e Israel recibió el 85% de esta cantidad. Todavía en 1951, los Spitfires checos seguían llegando a Israel por barco desde el puerto polaco de Gydiniya-Gdansk (Danzig). Desde mayo de 2005, el Museo Militar de Praga ha exhibido una exposición especial sobre la ayuda checa a Israel en 1948.

Por el contrario, el Departamento de Estado estadounidense declaró un embargo de todas las armas y material de guerra tanto para judíos como para árabes en Palestina, una medida que solo tuvo un efecto en la práctica. No había una comunidad árabe en América del Norte de la que hablar y dado que una comunidad judía sustancial y abrumadoramente comprensiva en los Estados Unidos estaba ansiosa por ayudar al lado judío, el embargo simplemente impidió que una gran parte de esta ayuda prevista llegara a su destino. .

El pequeño goteo de suministros y armas que llegaban a Israel desde América del Norte se logró mediante el contrabando. El voto de Estados Unidos a favor de la partición fue solo de facto reflejando el cuidado del Departamento de Estado de no ofender innecesariamente a los estados árabes mientras que el voto soviético reconoció a Israel de jure.

Incluso con las armas checas y la ayuda soviética, sin duda Israel no habría podido detener la invasión árabe sin una afluencia masiva de mano de obra. Estados Unidos, Canadá y Europa proporcionaron no más de 3000 voluntarios, muchos de ellos veteranos curtidos en combate de los teatros de guerra europeos y del Pacífico, además de unos pocos jóvenes idealistas de los movimientos sionistas sin experiencia en combate o entrenamiento.

Pero su número fue una gota en el cubo en comparación con más de 200.000 inmigrantes judíos de los países dominados por la Unión Soviética en Europa del Este, en particular, Polonia, Bulgaria (casi el 95% de toda la comunidad judía) Rumania, Yugoslavia, Checoslovaquia, los antiguos Estados Bálticos. e incluso la Unión Soviética que emigró a Israel y llegó a tiempo para llegar al frente o reponer las mermadas filas de la mano de obra civil. Sin las armas y la mano de obra enviada desde el "campo socialista", para ayudar al naciente estado israelí, habría sido aplastado.

El cambio radical de la línea del partido sobre el sionismo

Los teóricos marxistas judíos de todo el mundo, incluidos varios activistas del Partido de alto rango, todos dedicados comunistas antirreligiosos y antisionistas, habían seguido la línea del partido e incluso elogiaron un pogromo vicioso de fanáticos musulmanes llevado a cabo contra judíos ultraortodoxos en la ciudad de Hebrón en Palestina en 1929. La línea del partido era entonces que las masas árabes estaban demostrando su sentimiento antiimperialista contra el dominio británico y su patrocinio del sionismo.

En 1947, cuando Stalin estaba convencido de que los sionistas desalojarían a los británicos de Palestina, la línea del partido cambió de opinión. Tras el reconocimiento soviético y la ayuda a Israel en 1948-49, tanto el Trabajador diario y el diario comunista en yiddish en los EE. UU. Freiheit (La libertad) se superó entre sí para explicar la nueva línea del partido en eso.

"Palestina se había convertido en un asentamiento importante de 600.000 almas, habiendo desarrollado una economía nacional común, una cultura nacional en crecimiento y los primeros elementos de la condición de Estado judío palestino y el autogobierno".

Una resolución de 1947 CP-USA titulada "Trabajo entre las masas judías" reprendió la posición anterior del Partido y proclamó que "los marxistas judíos no siempre han mostrado una actitud positiva hacia los derechos e intereses del pueblo judío, hacia las necesidades especiales y los problemas de nuestro propio grupo nacional judío estadounidense ya los intereses y derechos de la comunidad judía en Palestina ".

La nueva realidad que se había creado en Palestina era una "nación hebrea" que merecía el derecho a la libre determinación. Sorprendentemente, la maquinaria de propaganda soviética incluso elogió a los grupos clandestinos de extrema derecha del Irgun y "Stern Gang" por su campaña de violencia contra las autoridades británicas.

Apoyo a la Iglesia en los EE. UU.

La causa judía en Palestina disfrutó del apoyo de una gran parte de las iglesias protestantes liberales y dominantes y no principalmente del "lobby" de los fundamentalistas protestantes, como a menudo lo describen hoy los críticos del sionismo.

Ya en febrero de 1941 y a pesar del deseo incondicional de la clase dirigente protestante estadounidense de no arriesgarse a involucrarse en la Segunda Guerra Mundial, Reinhold Niebhur habló de manera convincente a través de la revista que fundó "Christianity and Crisis" y emitió una advertencia sobre el nazismo. .

Sus objetivos finales no eran simplemente la erradicación de los judíos, sino la extirpación del cristianismo y la abolición de toda la herencia de la cultura cristiana y humanista. Este es el único tipo de "mundo sin sionismo" que anhelan los líderes iraníes y árabes. Niebhur basó sus puntos de vista no en una interpretación literal "evangélica" de las promesas bíblicas, sino en los elementos esenciales de la justicia para las naciones y también pidió alguna forma de compensación para aquellos árabes en Palestina que podrían ser desplazados si sus propios líderes se negaban a hacer posible cualquier compromiso. .

Apoyo nazi y reaccionario a los árabes

No había nada de "progresista" en quienes apoyaban al lado árabe. El líder reconocido de la causa árabe palestina era el Gran Mufti de Jerusalén, Haj Amin al-Husseini, que había huido de Palestina a Irak para exiliarse en Berlín donde dirigía la "oficina árabe", se reunió con Hitler a quien llamó "el Protector". del Islam, "sirvió a los alemanes en Bosnia, donde jugó un papel decisivo en la formación de voluntarios musulmanes entre los bosnios para trabajar con las SS.

Al final de la guerra, el gobierno yugoslavo lo declaró criminal de guerra y lo condenó a muerte. Los árabes palestinos todavía lo consideran su líder supremo original. Los voluntarios falangistas de la España de Franco, los musulmanes bosnios y los renegados nazis que habían escapado de los aliados en Europa prestaron un apoyo activo al esfuerzo bélico árabe.

La estrecha relación entre el movimiento nazi y el gobierno alemán bajo Hitler al cortejar al intento árabe palestino y panárabe de actuar como quinta columna en el Medio Oriente ha sido investigada a fondo por Klaus-Michael Mallmann y Martin C & uumlppers en su nuevo libro. Halbmond und Hakenkreuz. Das "Dritte Reich", die Araber und Pal & aumlstina, (Luna creciente y esvástica: el Tercer Reich, los árabes y Palestina)

Se publicó en septiembre de 2006 y aún no se ha traducido al inglés. Documenta las simpatías árabes por el nazismo, particularmente en Palestina y los intentos alemanes de movilizar y alentar a los árabes con su ideología, especialmente la Hermandad Musulmana, y las fuerzas alrededor del Gran Mufti de Jerusalén, Haj Amin al-Husseini, en Palestina.

Las transmisiones de radio nazis a los árabes entre 1939 y 1945 proclamaban constantemente la simpatía natural alemana por la causa árabe contra el sionismo y los judíos. Los expertos alemanes en Oriente Medio destacaron "la alianza natural" entre el nacionalsocialismo y el islam. Y expertos como el ex embajador alemán en El Cairo, Eberhard von Stohrer, informaron a Hitler en 1941 que "el Führer ya ocupaba una posición destacada entre los árabes debido a su lucha contra los judíos".

C & uumlppers y Mallmann citan muchos documentos originales de los archivos nazis sobre esta estrecha relación. Desde finales de la década de 1930, el personal de planificación que se ocupaba de los asuntos externos del Reich en la Oficina Central de Seguridad del Reich (RSHA, Reichssecuritathauptamt, originalmente bajo el monstruoso jefe de la Gestapo Reinhard Heydrich), buscó engullir la Península Arábiga y ganar el control de la reservas de petróleo de la región.

Soñaban con un movimiento de pinzas desde el norte a través de una Unión Soviética derrotada, y desde el sur a través del Cercano Oriente y Persia, para separar Gran Bretaña de la India.

Gracias a la contraofensiva del Ejército Rojo ante Moscú en 1941/1942 y en Stalingrado en 1942/1943, y la derrota del Cuerpo Alemán de África con El Alamein, los alemanes nunca lograron intervenir activamente en el Medio Oriente militarmente, aunque ayudaron a provocar un golpe a favor del Eje en Bagdad en 1941.

Gran Bretaña y las abstenciones

En la votación sobre la partición en la ONU, aparte de los estados con grandes minorías musulmanas (como Yugoslavia y Etiopía), los árabes solo lograron engatusar algunas abstenciones y un solo voto negativo de los estados no musulmanes más corruptos. Estos incluyeron a Cuba (votó en contra de la partición) y México (se abstuvo) ansiosos por demostrar su independencia de la influencia estadounidense y países latinoamericanos cuyos regímenes habían sido pro-Eje hasta los últimos días de la Segunda Guerra Mundial como Argentina y Chile (ambos se abstuvieron).

Todas las naciones de Europa Occidental (excepto Gran Bretaña) también votaron a favor de la partición. Ningún otro tema que se presente ante la ONU ha tenido un apoyo tan unánime del continente europeo o ha atravesado la división ideológica de los sectores comunista y occidental.El estado judío incluso fue apoyado por Richard Crossman, un miembro del Comité Angloamericano de Investigación sobre Palestina que había sido elegido por el secretario de Relaciones Exteriores antisionista de Gran Bretaña, Ernest Bevin. Crossman, adoptando una posición de principios, se negó a respaldar la línea del Partido Laborista.

Había visitado los campos de personas desplazadas en Alemania, donde estaban detenidos judíos que habían buscado entrar en Palestina. Se dio cuenta de que su sensación de desesperación derivaba de un mundo sin un lugar al que ellos, como judíos, realmente pudieran llamar hogar. Escribió que cuando empezó estaba dispuesto a creer que Palestina era el "problema", pero sus experiencias le hicieron darse cuenta de que era la "solución".

Lo que los judíos llamados "progresistas" de hoy han olvidado o ignorado

Incluso muchos judíos de la diáspora cuyos padres y abuelos se regocijaron con el renacimiento de Israel en 1948 y lo consideraron místicamente como una compensación parcial por el Holocausto, se han sentido psicológicamente intimidados por la constante línea antiisraelí de los medios de comunicación y por el torrente de sangrientos enfrentamientos que representan turbas musulmanas enfurecidas, listas para un caos constante para vengar lo que consideran la peor injusticia en la historia de la humanidad (es decir, la creación del Estado judío en lugar del fracaso en el establecimiento de un Estado árabe palestino).

Algunos judíos prominentes de la diáspora, particularmente entre aquellos que no pueden escapar del trance narcótico que han heredado como "progresistas" y son esencialmente seculares y ultracríticos del capitalismo y la sociedad estadounidense con sus valores cristianos subyacentes, han desarrollado un nuevo tipo de yo psicológico. -Odio por exhibir una disociación del Estado de Israel y su herencia religiosa. Están molestos por la estrecha amistad israelí-estadounidense y se superan a sí mismos en ataques difamatorios contra el presidente Bush.

Ellos ven fácilmente los muchos defectos de Israel (tanto reales como imaginarios) entre los cuales, el peor es que Israel, como Estados Unidos, es una sociedad "privilegiada" que disfruta de la riqueza en medio de un mundo de miseria. Se jactan de ser los profetas modernos que ven "la escritura en las paredes del metro" (como cantaba Paul Simon). Se han ganado el desprecio justificado de la mayoría de los judíos israelíes (tanto religiosos como seculares) por su duplicidad moral.

Ya en 1958, esta tendencia se vio claramente en las entrevistas dadas por Leon Uris, el autor de la novela más vendida "Éxodo" al explicar por qué escribió el libro. Tenía en mente a autores judíos de éxito como Philip Roth, Saul Bellow y Bernard Melamud, a quienes llamó "apologistas profesionales" (por ser judíos). Uris se propuso contar la historia del renacimiento de Israel como la historia de héroes judíos en lugar de los análisis psicológicos de individuos que crecieron condenando a sus padres y odiando a sus madres y preguntándose por qué nacieron.

Uris, sin pedir disculpas, hizo una película a favor de Israel solo una década después de que todos los productores de películas judíos rechazaran hacer la película. Pacto de caballeros (1947 protagonizada por Gregory Peck) sobre el antisemitismo cortés.

Se convirtió en una película del gran productor greco-estadounidense, Elia Kazan, quien más tarde se encendió con venganza por cooperar con el Comité de Actividades Antiamericanas de la Cámara que revela la influencia comunista en Hollywood.

El propio Uris ha estado en primera línea en Guadalcanal y la isla de Tarawa y sentía un inmenso respeto por los israelíes que habían derrotado a los ejércitos árabes invasores y desafiado a la legión de diplomáticos pro-árabes en el Ministerio de Relaciones Exteriores británico y el liderazgo del Partido Laborista ( un pecado que la izquierda británica nunca ha perdonado).

La multitud actual de actores y animadores judíos "progresistas" superan incluso a los escritores que Uris atacó hace cincuenta años. Woody Allen, Barbra Streisand, Dustin Hoffman y Richard Dreyfus se encuentran entre los críticos más visibles y ácidos de la política estadounidense en Irak y han pedido la destitución del presidente Bush. Naturalmente, se proclaman partidarios de Israel sin darse cuenta de lo complicadas que les parecen a los demás sus payasadas.

Son referidos sarcásticamente por muchos en Israel como "almas hermosas", es decir, por aquellos que rechazan su elitismo de supuestos altos valores morales tan fuera de lugar en el Medio Oriente árabe y tan alejados del mundo real como lo estaban la gran mayoría de la población. víctimas del Holocausto cuyos valores judíos les impidieron atribuir tal maldad a los alemanes.

La mayoría de las víctimas del Holocausto eran tan sordas y ciegas ante el destino que les esperaba con tanta seguridad como lo son las "estrellas" de Hollywood de hoy con respecto a sus llamamientos a una "política de no intervención" selectiva o las consecuencias futuras de un regreso a Ba. En el gobierno de Irak, el resultado probable de sus incesantes llamamientos a la retirada inmediata y total de la participación de los aliados.

Dos de estas "estrellas", Streisand y Hoffman, interpretaron recientemente los papeles principales en los papeles doblemente irónicos y burlones de una pareja judía liberada en la comedia "Meet the Fockers". Este es un ejemplo grotesco de arte que imita la realidad (¿o es al revés?). La pareja de la película no tiene más que desdén por las virtudes heroicas masculinas estadounidenses tradicionales de valor militar o logros en los deportes, ni demuestra respeto alguno por las virtudes judías clásicas de conocimiento y piedad. Exhiben el comportamiento más vulgar, vulgar y ofensivo que constantemente avergüenza a su hijo. Para ellos y gran parte de la izquierda, el concepto mismo de civilidad se mira con desprecio.

Cualesquiera que sean las diferencias entre israelíes seculares y religiosos, palidecen ante las monumentales diferencias que separan la vida en el Estado de Israel con todas sus promesas, riesgos y peligros inherentes de las preocupaciones y sensibilidades ultra idealizadas de la Diáspora. Esto es tan cierto hoy como lo fue en 1948.

La izquierda política hoy se niega a admitir que apoyó incondicionalmente a Israel, al igual que el ejercicio realizado por el equipo de fotógrafos de Stalin que podían extraer quirúrgicamente y borrar a los viejos bolcheviques que habían caído en su favor.

Amnesia conveniente

Los medios de comunicación de hoy nunca intentan (ni siquiera el History Channel) explicar cómo fue la ayuda soviética y del Bloque Este, y no el apoyo estadounidense, el factor crucial que trajo tanto armas esenciales como mano de obra al asediado estado israelí recién nacido en 1948-49 y lo habilitó. para cambiar el rumbo de la batalla y entregar justificadamente a los árabes palestinos y sus aliados su "Nabka". Las esperanzas soviéticas de que eventualmente pudieran presionar al nuevo y profundamente democrático estado israelí para que se aliara con ellos en la Guerra Fría eran desesperadamente ingenuas [*].

Los árabes no pueden admitir la verdad de la ayuda soviética a Israel, ya que les robaría la ventaja psicológica de ser víctimas que tienen el derecho de intimidar continuamente a la opinión pública occidental y especialmente a la estadounidense como responsable de su catástrofe.

La amnesia es una enfermedad común entre los políticos. Los demócratas y otros que se han resentido con la intervención estadounidense en Irak ahora tienen grandes dificultades para recordar la agresión iraquí contra Irán, Kuwait y las atrocidades cometidas contra los kurdos, asirios, árabes de los pantanos y todos los oponentes del régimen. Incluso el presidente Bush y sus partidarios parecen sufrir de amnesia y son reacios o incapaces de dejar las cosas claras sobre 1948.

[*] ver a Uri Waller, Israel entre Oriente y Occidente la orientación de la política exterior de Israel, 1948-1956. Universidad de Cambridge. 1990, 302 páginas, ISBN 0521362490.

Este artículo apareció en diciembre de 2007 Nueva revisión en inglés

Publicado el 4 de agosto de 2010. Visite el sitio web del Sr. Berdichevsky en www.nberdichevsky.com.

Norman Berdichevsky es un neoyorquino nativo que vive en Orlando, Florida. Tiene un doctorado. en Geografía Humana de la Universidad de Wisconsin-Madison (1974) y es el autor de The Danish-German Border Dispute (Academica Press, 2002), Nations, Language and Citizenship (McFarland & amp Co., Inc., 2004) y Spanish Viñetas. : Una mirada poco convencional a la cultura, la sociedad y la historia de España (Santana Books, Málaga, España. 2004). Es autor de más de 175 artículos y reseñas de libros que han aparecido en una variedad de publicaciones periódicas estadounidenses, británicas, danesas, israelíes y españolas. El Dr. Berdichevsky enseña hebreo en la Universidad de Florida Central y escribe una columna mensual regular para la publicación en línea New English Review.

  • Sobre Israel: El problema de los refugiados palestinos se ha enconado durante sesenta años y sigue siendo un gran obstáculo para alcanzar un acuerdo entre israelíes y palestinos. Al mismo tiempo, ha habido poca discusión sobre el gran número de judíos que fueron expulsados ​​de los países del Medio Oriente y África del Norte donde habían vivido durante miles de años. La creencia universal, nunca cuestionada por los medios de comunicación, es que Estados Unidos fue total o mayoritariamente responsable de apoyar plenamente a Israel sobre el terreno desde el comienzo de su independencia en mayo de 1948. Es una mentira, de hecho, nosotros y los británicos apoyamos Los Árabes.

Sitio web Copyright Lewis Loflin, Todos los derechos reservados.
Si utiliza este material en otro sitio, proporcione un enlace a mi sitio.


Ver el vídeo: La MENTIRA que nos hicieron creer sobre la Independencia de México (Diciembre 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos