Nuevo

Ashurnasirpal II

Ashurnasirpal II


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Ashurnasirpal II (r. 884-859 a. C.) fue el tercer rey del Imperio Neo-Asirio. Su padre fue Tukulti-Ninurta II (r. 891-884 a. C.) cuyas campañas militares en toda la región proporcionaron a su hijo un imperio considerable y los recursos para equipar un ejército formidable. Ashurnasirpal II es conocido por sus despiadadas conquistas militares y la consolidación del Imperio asirio, pero probablemente sea más famoso por su gran palacio en Kalhu (también conocido como Caleh y Nimrud en el actual Irak), cuyos relieves en las paredes representan sus éxitos militares. (y muchas víctimas) se exhiben en museos de todo el mundo en la actualidad. Además del palacio en sí, también es conocido por organizar una de las fiestas más impresionantes de la historia para inaugurar su nueva ciudad de Kalhu: recibió a más de 69.000 personas durante un festival de diez días. El menú de esta fiesta aún se conserva en la actualidad. Reinó durante 25 años y fue sucedido por su hijo, Salmanasar III (r. 859-824 a. C.).

Campañas militares y de reinado temprano

El abuelo de Ashurnasirpal II fue Adad-Nirari II (r. 912-891 a. C.), generalmente considerado el primer rey del Imperio neoasirio, quien inició la revitalización del gobierno y el ejército. Sus habilidades diplomáticas, especialmente su tratado con Babilonia, aseguraron la estabilidad en el imperio, mientras que sus conquistas militares enriquecieron el tesoro y expandieron las fronteras del imperio. Su hijo continuó con sus políticas de modo que, cuando Ashurnasirpal II llegó al trono, tenía a su disposición una fuerza de combate bien equipada y recursos considerables. Puso ambos en uso casi a la vez. No estaba tan interesado en la expansión del imperio como en asegurarlo contra la invasión desde fuera o la rebelión desde dentro. También se le exigió, como rey asirio, que combatiera las fuerzas del caos y mantuviera el orden. El historiador Marc Van De Mieroop escribe:

El rey, como representante del dios Assur, representaba el orden. Dondequiera que tuviera el control, había paz, tranquilidad y justicia, y donde no gobernaba había caos. El deber del rey de poner orden en el mundo entero fue la justificación para la expansión militar. (260)

Si bien Ashurnasirpal puede no haber considerado la expansión como una prioridad, ciertamente se tomó muy en serio el orden en su reino y no toleraría la insubordinación o la revuelta.

Su primera campaña fue en 883 a. C. a la ciudad de Suru para sofocar una rebelión allí. Luego marchó hacia el norte, donde reprimió otras rebeliones que habían estallado cuando tomó el trono. No le interesaba tener que gastar más tiempo y recursos en futuras rebeliones y por eso dio ejemplo a los rebeldes de la ciudad de Tela. En sus inscripciones escribe:

Construí un pilar frente a la puerta de la ciudad y desolé a todos los jefes que se habían rebelado y cubrí el pilar con sus pieles. A algunos los empalé en el pilar con estacas y a otros los até a estacas alrededor del pilar. Corté las extremidades de los oficiales que se habían rebelado. A muchos cautivos los quemé a fuego y a muchos los tomé como cautivos vivos. A algunos les corté la nariz, las orejas y los dedos, a muchos les saqué los ojos. Hice una columna de vivos y otra de cabezas y até sus cabezas a los troncos de los árboles alrededor de la ciudad. A sus jóvenes y doncellas los consumí con fuego. El resto de sus guerreros los consumí de sed en el desierto del Éufrates.

Este tratamiento de las ciudades derrotadas se convertiría en la marca registrada de Ashurnasirpal II e incluiría desollar vivos a los funcionarios insubordinados y clavar su carne a las puertas de la ciudad y "deshonrar a las doncellas y los niños" de las ciudades conquistadas antes de prenderles fuego. Con Tela destruida, pasó rápidamente a otras campañas. Marchó hacia el oeste, abriéndose camino a través de otros brotes rebeldes y subyugando a las ciudades que se le oponían.

La población superviviente de los territorios que conquistó se trasladó a otras regiones del imperio para distribuir habilidades y talentos.

El historiador John Boardman señala que "un factor importante detrás de la creciente resistencia fue probablemente el fuerte tributo exigido por Ashurnasirpal ... uno tiene la impresión de que este rey reclamó una cantidad particularmente grande de botín y que el corvee [trabajo forzoso] se impuso universalmente" (259). Ashurnasirpal II dirigió a su ejército en campañas exitosas a través del río Éufrates y hasta el mar Mediterráneo, donde lavó sus armas como símbolo de sus conquistas (un acto que se hizo famoso por las inscripciones de Sargón el Grande del antiguo Imperio acadio después de había establecido su regla).

¿Historia de amor?

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

Aunque algunas fuentes afirman que luego conquistó Fenicia, parece claro que entabló relaciones diplomáticas con la región, como también lo hizo con el reino de Israel. La población sobreviviente de las ciudades y territorios que conquistó fueron, según la política asiria, reubicada en otras regiones del imperio para distribuir habilidades y talentos. Habiendo logrado lo que se propuso hacer en campaña, se dio la vuelta y se dirigió de regreso a su ciudad capital, Ashur. Si hubo más revueltas que sofocar en su marcha de regreso, no se registran. Sin embargo, es poco probable que hubiera más revueltas, ya que Ashurnasirpal II había establecido una reputación de crueldad y crueldad que habría sido desalentadora incluso para el rebelde más ardiente. El historiador Stephen Bertman comenta sobre esto:

Ashurnasirpal II estableció un estándar para los futuros reyes guerreros de Asiria. En palabras de Georges Roux, "poseía al extremo todas las cualidades y defectos de sus sucesores, los implacables e infatigables constructores de imperios: ambición, energía, coraje, vanidad, crueldad, magnificencia" (Roux 1992: 288). Sus anales fueron los más extensos de cualquier gobernante asirio hasta su época, detallando las múltiples campañas militares que dirigió para asegurar o ampliar el dominio territorial de su nación. Con una sola incursión, llenó las arcas de su reino con 660 libras de oro una medida igual de plata, y agregó 460 caballos a sus establos. La crueldad sádica que infligió a los líderes rebeldes fue legendaria, despellejándolos vivos y mostrando su piel, y cortándoles la nariz y las orejas a sus seguidores o montando sus cabezas cortadas en pilares para servir de advertencia a los demás. (79-80)

Habiendo asegurado su imperio, Ashurnasirpal II dirigió su atención a su capital en Ashur, que renovó (como también lo hizo con Nínive y muchas otras ciudades durante su reinado). Ashur se encontraba entre las ciudades asirias más prósperas y había sido la capital del Imperio asirio desde el reinado de Adad Nirari I (1307-1275 a. C.). Una vez que había agregado sus propios adornos y mejoras a la gran ciudad, Ashurnasirpal II ahora sintió que era hora de un cambio en su estado. Los residentes de Ashur estaban orgullosos de su ciudad y de su prestigio como ciudadanos de la capital. Varios estudiosos han propuesto que Ashurnasirpal II quería una ciudad completamente nueva, con una nueva población, que pudiera llamar suya para elevar su nombre por encima de sus predecesores y gobernar sobre una población dedicada a él, en lugar de a su ciudad. Sin embargo, esta es solo una teoría, ya que no está claro qué lo motivó exactamente a mudar la capital de Ashur. No importa la razón, eligió la ciudad de Kalhu e inició su proyecto de construcción allí.

Kalhu y el Gran Palacio

Kalhu había sido un importante centro comercial desde el primer milenio antes de Cristo. Estaba ubicado directamente en una ruta próspera entre Ashur y Nínive. La ciudad se había construido sobre la ubicación de una comunidad empresarial anterior bajo el reinado de Salmanasar I (1274-1245 a. C.), pero se había deteriorado a lo largo de los siglos. Ashurnasirpal II ordenó que se retiraran los escombros de las torres y muros derrumbados y decretó que se debería construir una ciudad completamente nueva, que incluiría una residencia real mayor que la de cualquier rey anterior. Las inscripciones de Ashurnasirpal II sobre Kalhu dicen:

La antigua ciudad de Cale, que había construido Salmanasar, rey de Asiria, un príncipe que me precedió, había caído en ruinas y estaba en ruinas, se convirtió en un montículo y un montón de ruinas. Esa ciudad la construí de nuevo. Puse huertos alrededor, ofrecí frutas y vino a Assur, mi señor, cavé hasta el nivel del agua. Yo construí su muro; desde sus cimientos hasta su cima la edifiqué y la terminé.

La nueva ciudad de Kalhu cubría 360 hectáreas (890 acres) con un muro circundante de 4,6 millas (7,5 kilómetros). Cuando se completó, Ashurnasirpal II reubicó a una población completamente nueva (16.000 personas) dentro de las murallas de la ciudad y se instaló en su nuevo palacio. Según la historiadora Karen Radner:

El edificio más impresionante de Kalhu en la época de Ashurnasirpal fue sin duda su nuevo palacio real. Con 200 metros de largo (656 pies) y 130 metros de ancho (426 pies), dominaba sus alrededores y su posición en el montículo de la ciudadela llevó a su nombre moderno, el Palacio del Noroeste. Se organizó en torno a tres patios, que albergaba los apartamentos estatales, el ala administrativa y las dependencias privadas que también albergaban a las mujeres reales. Aquí, se descubrieron varias tumbas subterráneas en 1989, incluido el último lugar de descanso de la reina de Ashurnasirpal, Mullissu-mukannišat-Ninua, la hija del copero del rey, uno de los principales funcionarios de la corte. Sus ricos bienes funerarios dan una vívida impresión del lujo en el que vivían el rey y su séquito. (1)

En 879 a. C., cuando el palacio fue terminado y completamente decorado con los relieves que recubren las paredes de sus pasillos, Ashurnasirpal II invitó a la población circundante y a los dignatarios de otras tierras a celebrar. El festival duró diez días y su Banquet Stele registra que asistieron 69.574 personas. El menú de esta celebración incluyó pero no se limitó a 1,000 bueyes, 1,000 bovinos y ovinos domésticos, 14,000 ovejas importadas y cebadas, 1,000 corderos, 500 aves de caza, 500 gacelas, 10,000 pescados, 10,000 huevos, 10,000 panes, 10,000 medidas de cerveza y 10.000 envases de vino. Cuando terminó la celebración, envió a sus invitados a casa “en paz y alegría” después de permitir que los dignatarios vieran los relieves en su nuevo palacio.

Su famosa inscripción estándar contaba una y otra vez sus triunfos en la conquista y describía vívidamente el horrible destino de aquellos que se levantaron contra él. La inscripción también permitió que los dignatarios de su propio reino, y otros, supieran con precisión con quién estaban tratando. Reclamó los títulos de “gran rey, rey del mundo, el héroe valiente que sale con la ayuda de Assur; el que no tiene rival en los cuatro rincones del mundo, el pastor exaltado, el torrente poderoso que nadie puede resistir, el que ha vencido a toda la humanidad, cuya mano ha conquistado todas las tierras y tomado todas las sierras ”(Bauer, 337) . Su imperio se extendía por el territorio que hoy comprende el oeste de Irán, Irak, Siria, Jordania y parte de Turquía. A través de sus relaciones diplomáticas con Babilonia y el Levante, también tuvo acceso a los recursos del sur de Mesopotamia y los puertos marítimos de Fenicia. En el entendimiento de la gente del Cercano Oriente en ese momento, él realmente era "rey del mundo".

Muerte y sucesión

Después de un reinado de 25 años, durante los cuales completó una serie de proyectos de construcción importantes en todo el imperio, tuvo éxito en 14 campañas militares y estableció depósitos de reservas de alimentos y agua para la gente, Ashurnasirpal II murió. Fue sucedido por su hijo Salmanasar III, quien reinó desde 859 hasta 824 a. C. Salmanasar III continuó y mejoró las políticas de su padre y expandió el imperio a través del tipo de campañas militares por las que los reyes asirios ahora se habían hecho famosos. Fue habilitado en esto por la fuerza del imperio que su padre le había proporcionado. El historiador Wolfram von Soden escribe:

El reinado de Ashurnasirpal II, marcado por avances militares brutales pero sistemáticos, representó el punto culminante del primer gran período de expansión asiria. Durante el mandato de este rey, reasentó a grandes porciones de aquellos grupos étnicos que todavía tenían la intención de permanecer autónomos, en una aplicación cada vez más intensa de la política que los reyes asirios habían empleado contra los súbditos rebeldes desde el siglo XIII. (56)

Salmanasar III heredó un imperio más fuerte y más capaz que el que tenía su padre y se basó en los éxitos de su predecesor. Si bien las políticas de Ashurnasirpal II pueden haber sido brutales, también fueron efectivas para mantener el control de la población. A través de sus campañas despiadadas, el reasentamiento de poblaciones y su administración cuidadosa, Ashurnasirpal II consolidó la entidad política que se convertiría en el imperio más grande del antiguo Cercano Oriente y estableció su nombre entre los reyes asirios más memorables.


Ashurnasirpal

“Sus hombres, jóvenes y viejos, tomé prisioneros. A algunos les corté los pies ya otros les corté las orejas, las narices y los labios a los jóvenes. Hice un montón de cabezas de los viejos. Hice un minarete. Exponí sus cabezas como un trofeo frente a su ciudad. Los niños varones y las niñas quemé en llamas la ciudad que destruí y consumí con fuego ".

Ashurnasirpal II es el epítome de todo lo que siempre desearías de un antiguo megalómano conquistador, chupador de venganza psicóticamente trastornado que conducía su carro propulsado por combustible a reacción a través de una carretera pavimentada con cadáveres para poder matar a un león con los puños. Un hombre que respondió a la más mínima protesta contra su poder aplastando épicamente a su enemigo en harina de huesos, moliendo ferozmente sus restos polvorientos en vidrio con sus enormes puños de hierro, y luego usando ese cristal forjado con calavera para hacer un elegante collar de diseñador para cualquier diosa que fuera. actualmente deshuesado. Un duro inquebrantable, de nudillos blancos que vivía en un opulento palacio con gemas incrustadas y literalmente usó los cuerpos destrozados de sus enemigos para construir imponentes monumentos a su poder eterno, este señor del asesinato de estilo bíblico de la vieja escuela fue uno de los primeros verdaderos conquistadores continentales en la historia humana y seriamente no el tipo de hombre que querías ver parado frente a ti en un polvoriento campo de batalla mesopotámico.

También es uno de los primeros comandantes militares de la historia en utilizar la caballería en el campo de batalla, una táctica que utilizó personalmente cuando cazaba leones en su tiempo libre.

Aunque Ashurnasirpal II probablemente no los mató caminando directamente hacia ellos sin estremecerse, agarrándolos a mitad de salto con sus propias manos y luego asfixiándolos con una mano mientras les plantaba una espada en el corazón y mantenía una mirada firme sin pestañear. contacto de modo que lo último que pasó por la mente del otrora poderoso depredador fue el recordatorio férreo de que ya no era el Depredador Ápice de la cadena alimenticia a mano alzada.

Por supuesto, eso no impidió que el Rey de Asiria hiciera que los antiguos artistas de cómics le hicieran dibujos de él haciendo eso mismo.

Este es en realidad su traje de baño.

O luego volver a casa después de asfixiar manualmente bestias de 600 libras con múltiples garras con dientes del tamaño de cuchillos de carne y recibir un agradable y relajante masaje en la espalda de un extraño dios con cabeza de águila que aparentemente no tenía nada mejor que hacer con su tiempo.

De hecho, no había mucho Ashurnasirpal II no se ha ilustrado haciendo.

Ascendiendo al trono de Asiria en 883 a. C., Ashurnashirpal II heredó un otrora poderoso Imperio mesopotámico que se encontraba en un triste estado de decadencia. Ubicados entre los ríos Tigris y Éufrates en el actual Irak, los asirios eran un grupo duro de hijos de puta, pero a pesar de que su nombre suena como una panadería hipster de moda, la vida en la Media Luna Fértil no era exactamente una tarde relajante bebiendo una frambuesa séxtupla. frappalattes allá por el siglo VIII a. C., una época en la que básicamente todos los reyes imbéciles con una colección decente de palos afilados tenían delirios de grandeza acerca de ser el hijo de un dios del que nadie había oído hablar antes.

El padre de Ashurnasirpal había hecho un buen trabajo al convertir la Máquina de Guerra Asiria en una potencia capaz de dominar brutalmente el mundo, pero murió antes de que pudiera hacer mucho con ella y le correspondía a Ash intervenir y asegurarse de que todos en Mesopotamia estuvieran gritando. saluden al rey bebé. Consolidó sus posesiones, reunió a sus tropas y luego lanzó sus ejércitos en 14 campañas militares épicas en 24 años, aplastando todo lo que tenía ante él con un mar de infantería, caballería y carros y convirtiendo su Reino en uno de los primeros imperios verdaderos del mundo antiguo. .

Las murallas de la ciudad de Asiria y Illraiseyoua PIE EN EL CULO

Utilizando caballería pesada masiva para destrozar formaciones enemigas como un ninja con una enorme barba jodida, pateando una tabla de madera en una demostración de karate en un patio de comidas de un centro comercial y viajando con arietes pesados ​​y sorprendentemente móviles con cabeza de hierro capaces de demoler su camino a través de las murallas de la ciudad. y puertas (este era un concepto bastante avanzado en este momento), Ashurnasirpal barrió a sus enemigos ante él en un mar de astillas y aniquilación escrotal de hierro. A las ciudades que se le opusieron, o a las que se rebelaron contra él, se les mostró el tipo de brutalidad extrema que hace que incluso la explotación más dura de los setenta escapando de las películas de prisión de mujeres parezca la edición de Hallmark Channel TV de una película de Cinemax Shannon Tweed de los noventa.

El concepto era simple: garantizar el cumplimiento mediante una brutalidad extrema. Sea cálido, amable y tolerante con las ciudades que se rinden a usted, y haga un ejemplo de un pueblo que se resiste, y haga que ese ejemplo sea tan jodido que nadie se atreva a pensar en oponerse a su poder divino de nuevo. Es un concepto que Ashurnasirpal ayudó a instituir y que tipos como Genghis Khan y Tamerlane utilizarían para obligar a civilizaciones enteras a capitular.

Ashurnasirpal determina qué hacer con una ciudad enemiga capturada.

Después de capturar una ciudad, Ashurnasirpal construyó un gran pilar que describe cómo él solo era dueño de los imbéciles que vivían allí. Luego desollaron públicamente los cuerpos de los líderes de la ciudad, cubrió el pilar con su piel seca y colocó cuerpos empalados alrededor de las paredes en patrones decorativos solo para llevar el punto a casa (wow, no tenía la intención de que eso fuera un juego de palabras cuando Lo escribí) en caso de que alguien tuviera curiosidad sobre si podría haber sido una buena idea empezar a joder con Ashurnasirpal II de Asiria. En otro pueblo le cortó la nariz, los brazos, las orejas y / o los ojos a sus prisioneros, lo amontonó todo y luego les prendió fuego. Una vez hizo que arrastraran a un gobernador a la calle y lo torturaran hasta la muerte por desobedecerlo, y luego colgaron el cuerpo de ese tipo frente a la puerta principal de la ciudad como advertencia a la población. En otra ciudad conquistada, Ashurnasirpal construyó un minarete con cabezas humanas, otro montón con orejas cortadas, y luego prendió fuego a toda la ciudad con todo el mundo todavía en él.

Como dije, el Fertile Crescent no era realmente el mejor lugar para sentarse en silencio con una chica guapa, una taza de café y un croissant de jamón y queso y discutir en silencio aplicaciones de iPhone y bandas oscuras de mierda que a nadie le gustan.

Como probablemente puedas imaginar, la mayoría de las tribus mesopotámicas no estaban realmente interesadas en que sus cadáveres sin piel se convirtieran en arte por macabros decoradores de interiores, y una por una las ciudades y pueblos de la Media Luna Fértil cayeron ante el poder de los revitalizados asirios. Imperio. Ashurnasirpal clavó en la cara a los odiados rivales de su padre en el norte, masacró a los rebeldes en el oeste y condujo sus carros hacia el este, a través de Fenicia, empalando y quemando su camino desde la actual Bagdad hasta que sus guerreros lavaron ceremoniosamente la sangre de sus lanzas sumergiendo ellos en el Mar Mediterráneo. Los reyes de todas las tierras le trajeron tributos: ébano, plata, oro, estaño, cobre, lino, cedro y monos (tanto grandes como pequeños ... Ashurnasirpal hace hincapié en señalar esto en su autobiografía, que, como viste, es jodidamente cincelado en rocas del tamaño de refrigeradores).

Para su crédito, Ashurnasirpal usó este tesoro para mejorar dramáticamente las condiciones de vida en el Imperio Asirio. Construyó carreteras, templos y santuarios en todo el país, amplió edificios y estructuras ya impresionantes, construyó muros alrededor de ciudades indefensas y alentó cosas nobles como el arte, el comercio y la cultura. Unificó a las tribus bajo su gobierno al traer administradores de todo el Imperio, teniendo mucho cuidado de construir la infraestructura política y gubernamental en los reinos que acababa de convertir en cenizas y cenizas y asegurándose de que todos en su imperio tuvieran comida, agua. y protección bajo su gobierno. Que es algo.

La ciudad asiria de Kalakh.

El logro culminante del gobierno no masacratorio de Ashurnasirpal fue cuando reconstruyó la antigua capital asiria en Kalakh, que había sido incendiada por enemigos en 1260 a. C. Ashurnasirpal, lleno de riquezas de sus conquistas épicas, se construyó un palacio digno de un tipo que mata a los leones, creando una ciudad en expansión con imponentes templos, un jardín botánico, un zoológico de animales exóticos y un suministro de agua dulce gracias a un canal que hizo cavar a los esclavos desde el río Zab hasta el centro de la ciudad. Cuando finalmente abrió la ciudad, organizó una jodida fiesta loca de 10 días de duración a la que, según él, asistieron casi 70.000 personas. Básicamente fue Assyrian Ozzfest, hasta los espeluznantes tipos barbudos con púas y una juiciosa sobreposición de cráneos humanos.

En el centro de Kalakh estaban las palas de Ashurnasirpal, una mansión en expansión de 269,000 pies cuadrados digna del tipo de rey que anda por ahí cortando la piel de la gente y luego prendida fuego. Situado en seis acres de tierra, decoró su loco palacio con puertas de oro, esculturas de piedra caliza blanca de feroces bestias salvajes y cientos de losas de piedra caliza del tamaño de un archivador talladas con imágenes de él mismo golpeando a las diosas de la fertilidad o matando personas con sus propias manos. .

Había tanta mierda en su palacio como esta que cuando los arqueólogos lo desenterraron en 1845 necesitaron un ala completa del Museo Británico para albergarlo, y toda la evidencia cincelada a mano apuntaba a una cosa: no jodas con Ashurnasirpal.


Ashurnasirpal II

Figura 1 - Genio alado con una piña
Curiosamente, el Museo Egipcio de Múnich también tiene una MUY pequeña colección de objetos mesopotámicos, que incluyen un ladrillo vidriado, un león a zancadas de Babilonia y varios genios alados del palacio de Ashunasirpal II en Nimrud.

Ashurnasirpal, que reinó de 883 a 859 a. C., fue el sucesor de Tumulti-Ninurta II y, a su vez, fue sucedido por Salmanasar III.

Ashurnasirpal fue uno de los grandes conquistadores de la historia asiria. Conmemoraba muchas de sus victorias con sangrientas descripciones de mutilar a los muertos en cualquier ciudad que se le opusiera. También se jactó de quemar a los niños en al menos una de las ciudades que conquistó.

Figura 2 - Otro genio alado con una piña
Durante su reinado, el rey trasladó la capital de Asiria a Nimrod y construyó un nuevo palacio allí. Los relieves que se muestran aquí son de ese palacio y muestran los genios alados que se muestran tan a menudo en el arte asirio. En las figuras 1 y 2, un genio alado lleva una piña en una mano y un cubo (?) En la otra. Posiblemente esté usando la piña de pino para sacar agua del balde y rociarla como parte de una ceremonia de purificación.

Figura 3 - Un tercer genio alado del palacio de Ashurnasirpal
En la figura 3 vemos a un genio alado que tiene el brazo derecho levantado (¿como un saludo al Rey?) Y lleva lo que podría ser una especie de planta de tallo múltiple en su mano izquierda. No he podido averiguar el significado exacto de este alivio en particular.

En los tres relieves hay muchas similitudes en la iconografía de las figuras. Los tres llevan un casco decorado con cuernos de toro. Los tres también tienen el pelo largo y rizado y los "relojes de pulsera" asirios (en realidad, una especie de brazalete) que aparecen con tanta frecuencia en estas figuras. Los músculos de los brazos y las piernas están claramente indicados en las tallas y la pluma de las alas está detalladamente detallada por el escultor o escultores.


Ashurnasirpal II

Como muestra Sutton en su libro, el importante cambio se produjo gradualmente, desde el final de la Guerra Civil hasta la Segunda Guerra Mundial.

Mi padre estaba en una unidad de inteligencia de la Marina de los Estados Unidos, como había estado en la Segunda Guerra Mundial.

El Jefe que pasó por la Primera Guerra Mundial y luego logró volver a la Segunda Guerra Mundial.

La Segunda Guerra Mundial está todavía muy lejos, pero las semillas del conflicto ya se están sembrando en el continente.

En particular, se aplica a los inmigrantes que perdieron su ciudadanía estadounidense después de que se descubrió su participación en la Segunda Guerra Mundial.

Su cultura, sin embargo, fue vista con la misma desaprobación por Carlos II.

Ahora procedemos a conocer los dieciocho reyes intermedios entre Guillermo II.

Las hebillas se usaron por primera vez como cierres de zapatos durante el reinado de Carlos II.

León II, Papa, murió un pontífice capaz y resuelto que estableció el beso de la paz en la misa y el uso del agua bendita.

Tchaikovsky siempre estuvo profundamente interesado en el pasado de su país, especialmente en el período de Catalina II.


Viviendo en un mundo material

Si bien condena correctamente la brutal destrucción por parte de ISIS del rico patrimonio arquitectónico de Oriente Medio, ¿está Occidente descuidando su propio vandalismo cultural más sutil?

En 1538, cuando Enrique VIII construyó el Palacio Nonsuch, cerca de Cuddington en Surrey, iba a ser, como su nombre indica, una casa sin igual. El lujoso palacio renacentista estaba cubierto con paneles de estuco pintado y trampantojo, enmarcados por placas de pizarra tallada y dorada. Pocas pinturas de Nonsuch sobreviven, pero se ha recreado como un modelo asombroso en los últimos años (construido por Ben Taggart, y cuesta el doble de lo que costó construir el palacio original, se puede ver en el ala de servicio de la Mansion House en Nonsuch Park ) y está claro que el más notable de los edificios Tudor fue una locura deslumbrantemente ornamentada a gran escala.

Ahora hace honor a su nombre. No existe tal palacio porque, en el siglo XVII, después de un mal trato por parte de los parlamentarios, estaba en mal estado y Carlos II se lo regaló a su amante, Barbara Villiers, condesa de Castlemaine y duquesa de Cleveland. Sin vivir en el palacio ni siquiera visitarlo, lo vendió como material de construcción y el palacio fue demolido poco a poco entre 1682 y 1687. El palacio se convirtió en una leyenda olvidada hasta que Martin Biddle y John Dent, en el verano de 1959, lo excavaron. en Nonsuch Park y redescubrió su gloria perdida.

Aunque la primera Ley de Monumentos Antiguos se aprobó en 1913 (creando la institución que más tarde se convertiría en Patrimonio Inglés), la destrucción de tesoros históricos no es en sí misma un fenómeno histórico. Una víctima más reciente es otro edificio de estilo Tudor, King's Place (más tarde conocido como Brooke House) en Clapton, Hackney, que una vez fue propiedad de Enrique VIII, Thomas Cromwell y más tarde Fulke Greville, el gran amigo y biógrafo del poeta isabelino Sir Philip. Sidney. Fue demolido en la década de 1950 por la autoridad local para dar paso a una escuela secundaria (a la que asistió, entre otros, Alan Sugar) y, de hecho, incluso más recientemente, Nonsuch sufrió un segundo intento de asalto: planes para convertir Nonsuch Park en un campo de golf. Por supuesto, que borraron la huella del palacio e impidieron el acceso público al sitio, se opuso con éxito un grupo recién formado, los Amigos de Nonsuch, a principios de la década de 1990.

Estas historias no son raras. En www.lostheritage.org.uk uno encuentra una lista aleccionadora de, actualmente, 1.933 casas de campo inglesas perdidas. Muchas casas señoriales fueron demolidas deliberadamente en la década de 1950 por terratenientes empobrecidos para evitar pagar los estratosféricos derechos de sucesión. Otros han sido demasiado caros de mantener. Sin embargo, la historia de la destrucción de Nonsuch, los planes para eliminar su huella y la demolición de Brooke House cuentan la misma historia: prefieren la modernidad, el progreso y el beneficio financiero a la nebulosa virtud de la preservación histórica.

Es por razones muy diferentes por las que el Estado Islámico (ISIS) ha arrasado el antiguo sitio asirio de Nimrud en Irak, que data del siglo XIII a.C. y fue excavado por primera vez en la década de 1840. Sin embargo, el resultado es el mismo. Nosotros mismos hemos estado haciendo cosas similares hasta hace muy poco. Irina Bokova, directora de la UNESCO, ha declarado sobre Nimrud que "la destrucción deliberada del patrimonio cultural constituye un crimen de guerra". Esto debería darnos una seria pausa para pensar. ¿Cuántos de nuestros actos de destrucción deliberada más cercanos a casa deberían considerarse criminales? ¿Y es esto realmente justo? Rechazamos el horror desenfrenado de la destrucción de Nimrud: la destrucción calculada de una civilización anterior en un intento de erradicar la historia de diferentes formas de creencia (politeísmo, otras religiones e incluso formas de Islam que no se ajustan a las interpretaciones sunitas). ¿Es quizás la ideología subyacente la que hace que este vandalismo se sienta tan horrible? ¿Qué pasa si un sitio o una casa se destruye por falta de riqueza para mantenerlo o porque está demasiado abandonado para repararlo, o para reemplazarlo con algo moderno y cómodo para los propietarios, o para construir un hospital, una urbanización o una escuela? La historia seguramente no siempre puede triunfar sobre la modernidad.

Y, sin embargo, sospecho que hay algo más en nosotros que clama contra la ruina y la pérdida de la herencia. No es solo un crimen estético. Estos restos materiales del pasado llevan, de alguna manera fantasmal y etérea, la historia de vidas humanas: la creatividad, las esperanzas, los miedos y los amores de quienes encarnaron los espacios. Lloramos contra la destrucción porque se siente una especie de destrucción voluntaria del espíritu humano.

Suzannah Lipscomb es profesor titular de Historia Moderna Temprana y director de la Facultad de Historia del New College of the Humanities de Londres.


Presencia ante y post-diluviana

Estos siete fueron consejeros de siete reyes diferentes y, por lo tanto, resultan en dos listas diferentes, una de reyes y otra de Apkallu. Sin embargo, ni los sabios ni los reyes de estas listas estaban relacionados genealógicamente. Apkallu y los seres humanos fueron presumiblemente capaces de tener relaciones conyugales ya que después del diluvio, el mito afirma que aparecieron cuatro Apkallu. Estos eran en parte humanos y en parte Apkallu, e incluían a Nungalpirriggaldim, Pirriggalnungal, Pirriggalabsu y Lu-nana, que era solo dos tercios de Apkallu. Se dice que estos Apkallus cometieron varias transgresiones que enfurecieron a los dioses. Estos actos aparentemente negativos del Apkallu posterior y sus roles como consejeros sabios han llevado a algunos eruditos a equipararlos con los nephilim de Génesis 6: 4. Después de estos cuatro Apkallus post-diluvianos vinieron los primeros consejeros completamente humanos, que fueron llamados ummanu. Se dice que Gilgamesh, el mítico rey de Uruk, fue el primer rey que tuvo un consejero completamente humano. In recent times, scholars have also suggested the Apkallu are the model for Enoch, the ancestor of Noah.


Ashurnasirpal II - History

Proposed layout of the facsimile of the Eastern end of the Throne room of Ashurnasirpal II

Factum Arte started this project in 2004 as a collaboration with the Danish exhibition company United Exhibits Group. This exhibition company was working with the Council of Ministers and the Ministry of Culture of Iraq to curate an exhibition &lsquoThe Gold of Nimrud&rsquo that was planned as a touring exhibition to raise urgently needed funds for the preservation of Heritage in Iraq. In 2006, with UEG in serious financial difficulties, work on the exhibition stopped. At that time Factum Arte, working with Julian Reade (formerly assistant keeper of Near Eastern Archaeology the British Museum) and Mogens Trolle Larsen (professor of Assyriology at University of Copenhagen) had completed most of the work required to make a facsimile of the eastern end of the Throne-room of Ashurnasirpal II.

Turning discrete objects back into complex subjects

Increasingly a number of facsimiles are being used in cases of repatriation. The work carried out by Factum Arte on Veronese's Wedding at Cana is a good example of this. However in the case of the facsimiles of the relief panels from Ashurnasipal II's throne-room there is another interesting aspect - that of re-uniting different parts from the same site that are now displayed as discrete objects in different museums around the world. The friezes from Nimrud were once part of a complex narrative that mixed polychrome relief carving and text. The impact of this has been lost. It is hoped that the work to reunite all the known parts of the Eastern end of the throne-room will lead to new insights and understandings about both Assyrian art and life. Revealing the biography (or career) of each of the fragments is an important part of the work - one that shows how attitudes to the preservation of culture are both constantly changing and geographically conditioned.

The Northwest Palace was discovered in 1849-50 by Austin Henry Layard. He wrote:
"We may wander through these galleries for an hour or two, examining the marvelous sculptures, or the numerous inscriptions that surround us. Here we meet long rows of kings, attended by their eunuchs and priests,- there lines of winged figures, carrying fir cones and religious emblems. Some, who may hereafter tread on the spot when the grass again grows over the ruins of the Assyrian palaces, may suspect that I have been relating a vision."

With extraordinary skill Layard removed the carved polychrome friezes and sculptures with the majority being sent to the British Museum in London. In the nineteenth century there was as much interest in the Assyrian Culture as there was in Egypt and these works were of great importance to the British Museum as it built its collection. The panels have a complex biography after they arrived in London some were cast, some were shown at the Great Exhibition (from where they were sold to the Pergamon), others were allowed to go elsewhere and Layard also gave some away. As a result a once coherent narrative cycle ended up in museums around the world. Parts of the palace not removed by Layard remain in Nimrud and are in urgent need of documentation and preservation.

The Throne-room was originally painted but since its removal in the nineteenth century all the paint (except for small traces, mostly visible on the feet of the Dresden panel) has been removed. This either happened during the process of plaster casting at the British Museum or during subsequent cleaning.

High resolution recording techniques and making exact copies

Some of the recording systems were designed especially for the work and have major implications for the study of relief surfaces &ndash particularly the merging of 3D information with high resolution photography. Factum Arte's obsession with high-resolution recording in colour and 3 dimensions can be seen in all the conservation projects they have realised. New scanners are constantly being designed and built for increasingly specific tasks.

The ability to render the 3D data with different light sources also has major implications for the study and dissemination of cuneiform tablets. Many of the cuneiform tablets that exist have never been read or studied. A systematic programme of scanning and reading with optical character recognition software could lead to some exciting new discoveries.

Factum Arte's Facsimile of the Eastern End
of the throneroom of Ashurnasirpal II

High resolution scanning and photography was carried out in the British Museum London, the Pergamon Berlin, the Staatliche Kunstsammlungen Dresden, The Sackler Collection at Harvard University and The Art Museum at Princeton University. A trip to record the fragments left on site in Nimrud and other known fragments in Mosul and Baghdad was postponed following a visit of the Minister of Culture of Iraq to Madrid on June 10th 2005.

In the British Museum Factum Arte recorded: two colossal human headed winged lions (3.5 (high) x 5.8 (long) x 1.5 (wide) meters), the throne back, 8 panels from the south east wall of the throne-room, a winged figure from the east wall,an urn found in the throne-room and a &lsquocarpet piece' from Nineveh.

In British Museum Factum Arte recorded the colossal statue of a winged lion from the North-West Palace of Ashurnasirpal II (Room B)

In the Pergamon Museum, Berlin Factum Arte recorded: one of the slaves serving food from the ante-chamber to the throne-room, the head of a winged spirit and a standard inscription. In the Staatliche Kunstsammlungen in Dresden Factum Arte recorded: a large winged figure from the south wall of the throne-room.

In the Sackler Collection at Harvard University Factum Arte recorded: the head of a winged figure from a badly damaged panel that once stood to the right of the throne-back.

In the Art Museum at Princeton University Factum Arte recorded the upper half of a winged figure from a panel that once stood to the left of to the throne-back.

All of these high-resolution 3D scans were routed by Delcam, Birminigham at a resolution of 300 microns. This was the largest conservation project of its kind at the time and has not been matched in terms of scale and accuracy since.

The only thing that remains is to cast all the sections in a simulated Mosul marble so that each panel exactly matches the original in terms of colour and transparency.

After a delay of several years Factum Arte are now proposing to complete the work and ensure that it is returned to Iraq where it can play an important role in informing both a local and international public about the complex history of each of the fragments that once formed one of the most important cycles of sculpted, polychrome narrative images.

See Ashurnasirpal's standard inscription here.

The standard inscription made from a recording of a plaster-cast from the British Museum that was found in the basement of The Pergamon, Berlin

A finished panel made in scagliola matching the character of the Mosul marble of the original in The British Museum. All of the panels from the eastern end of the throneroom and two human headed lions from the centre of the throneroom are being cast in scagliola.

In addition to making the panels in scagliola they are also cast in plaster. These plaster-casts are used to ensure that the detail on the surface of the scagliola is as perfect as possible.


Why they feasted

We feast today to celebrate all things happy, from weddings to religious holidays. Mesopotamians were no different.

The famous Standard of Ur (pictured above) contains a rather detailed Sumerian banquet scene in which servants bring food and drink to seated figures, one of them higher and larger than the rest, with musicians performing. There are also cattle being led in to be prepared for the feast, which we know is a celebration of a war victory, thanks to an accompanying war scene. (Fuente)

The amount of detail in the Standard of Ur and other art depicting a feast or a banquet tells us of the significance of these rituals that continued to be important through the centuries.

Another depiction of a feast is found on Assyrian relief from King Ashurbanipal’s palace that dates back to the 6th Century BC. The detail of the “Garden Party” relief is incredibly intricate. It shows King Ashurbanipal (668 – 627 BC) reclining on a chaise-longue with his wife seated next to him as servants bring food and drink and play music, all in celebration of his victory against the Elamite kingdom.

The relief known as “Garden Party,” found at Ashurbanipal’s North Palace at Khorsabad. (Fuente)

What makes this feast depiction so special is not only its intricate detailing, but that it also serves as a medium for gloating. Ashurbanipal’s ruthlessness is something that is echoed in most all of his depictions, and in this relief it is manifested in hanging of the defeated Elamite king Teumman’s head hanging from a nearby tree (far left tree, right in Ashurbanipal’s line of sight).

There were other occasions for celebratory feasting by kings in Ancient Mesopotamia, besides war victories and gloating. The Assyrian king Ashurnasirpal II (883 – 859 BC) held a huge banquet to celebrate the inauguration of his new palace in 879 BC.

But kings weren’t the only ones who feasted. So did ordinary people. For example, Assyrians, presumably the concerned merchants, celebrated the arrival of new trade goods by having feasts in their homes. (Fuente).


Mesopotamia

Ashur, on the Tigris, was the capital of the Assyrian state in northern Mesopotamia from about 2,500 BC. Under Ashurnasirpal II (883-859 BC) the capital was moved upstream to Kalah (now Nimrud). Here successive kings built a city, palaces and temples, which the British excavated in the 1840s and 1850s, and again in the 1950s.

Around 1990, Iraqi archaeologists found three very rich tombs, dating to about 750-700 BC, under the floors of rooms in Ashurnasirpal's harem. One contained this extraordinary gold crown: it has a trellis vine on top, with bunches of lapis-lazuli grapes hanging below it, supported by four-winged robed figures, standing on rows of pomegranates and rosettes.

When the Assyrian empire fell, in 612 BC, its great cities were comprehensively looted. This crown provides some evidence for the exquisite workmanship and vanished riches of the empire.


Formación

The kingdom of Israel was established according to two theories the biblical and the archaeological. The biblical theory is that, after decades being ruled by judges, the tribes of Israel asked the prophet Samuel a king to rule. After consultation with the Lord, Samuel anointed Saul, of the tribe of Benjamin the anointing of Saul occurred in 1046 BC, according to the biblical specifications. Meanwhile, the archeological findings establish the formation of the Israelite kingdom in the second half of the 11th century BC.

Saul ruled from 1046 BC to 1011 BC, in a period of recurring conflicts with the Philistines. He led the Israelites armies during 30 years, but after his death the Philistine threat persisted. There is no certainty of when began the the decline of his reign, although, according to the Bible, began when he disobeyed the Lord in the battle of Michmash. The Biblical writings relate as the prophet Samuel, guided by God's commands, going to the country of Judah, to the house of Jesse, where David is anointed as the future king of all Israel. Spent the time, Saul dieds, and David became king of Judah in the year 1011 BC and of Israel in 1004 BC.

During his forty-year reign, David continued the war against the Philistines, which was eventually won by the armies of Israel. Also, was during his reign that Israel began to trade with the Phoenician kingdom, led at the time by Hiram I. However, as the Bible, David likewise made ​​several errors, which would have future implications. In 971 BC, during his deathbed, David will inherit the kingdom to his son Solomon, as he had promised Bathsheba. Died King David, Solomon was crowned king of Israel. 

After a while, according to the Tanakh (Bible), Solomon asked for wisdom to Yahweh, which He promised, according to the writings of the religious book, that him would have great wisdom to know how to govern his people. Solomon ordered the construction of the Temple of Jerusalem, where the Ark of the Covenant would be located, and his Royal Palace. Also, had a big number of concubines, many of which were pagan even so, Solomon was not swayed - as written in the Bible - so the almighty God promised him that his descendants would enjoy a splendid kingdom. In 931 BC Solomon died, after 40 years of being ruled over Israel.

Expansion

Upon reaching the throne, Rehoboam militarized the country about the possibility of invasion of Israelite kingdom in 926 B.C. Egypt invaded Israel, thus begin a long process of expansionism which would lead to imposition of Israel hegemonic. After the war with Egypt, and gaining victory, the kingdom annexed the Sinai Peninsula (919 BC) after the conflict, Rehoboam was responsible of the country improvement after a 7-year war. Also, conquered the countries of Edom and Damascus. At death Rehoboam, Abijah became king, that had to be remedied with the Phoenician-Israeli war, victorious for armies of Israel however, Abijah died a year after the victory over the Phoenicians.

After the death of Abijah (910 BC) Asa was crowned as King of Israel and King of Judah. Like his grandfather, Rehoboam, Asa had to remedy with a new invasion from Egypt, although this time the Israeli army was better prepared. After seven years of continuous war, Pharaoh Osorkon I die in battle (893 BC), thus easily Israel annexes the ancient Egyptians domains was during this era that popularized the phrase, The ruler will be dominated. After the Egyptian-Israeli, Asa began infrastructure work, as road construction, reconstruction of cities and maintenance of the ancient trade routes of the Phoenicians, dominating Israel the old space was occupied by Phoenicia. Asa died in 870 BC, after 40 years have ruled the kingdom of Israel his successor would be his son Jehoshaphat.

After the death of his father, Jehoshaphat inherited a vast kingdom, economically and politically stable, with one of the mightiest armies on earth. However, Israel still had an important rival Assyria. The Assyrian king Ashurnasirpal II planned to conquer Israel to take the power of the trade routes the Israelites had obtained after its war with Phoenicia. In 860 B.C. Ashurnasirpal II invaded the land of Israel, temporarily conquering Phoenicia. However, Jehoshaphat addressed quickly to the ancient land of the Phoenicians, where he defeated the Assyrians after a long series of victories, was defeated in the Battle of Naşibīna (855 BC). However, two years later defeated Ashurnasirpal's succesor (who had died in 858 BC), Shalmaneser II, that was forced to hand the Assyrian territory. After this 7-year war, spread the phrase Israel's wars last seven years. Jehoshaphat died in 845, occupying the throne for five years his son Joram, which began a peace process in all the kingdom, because they wanted to avoid uprisings in the new territories of the kingdom. The son of Joram, Ahaziah, maintain his peace process, and reconciliation with other foreign states. Ahaziah was the first king in send make a great expulsion of idolaters, between 825 BC and 822 BC.

The kings Jehoash and Amaziah conquer to Israel the lands of Asia Minor. After the death of Ahaziah (in 820 BC) occupies the throne Jehoash, his son, that invades and conquers the kingdom of Urartu (808 BC) after seven years of war. By conquering Urartu, Jehoash ordered the execution of the main leaders of that heathen nation, although some were imprisoned and other exiles these actions were repudiated by Yahweh, according to the Bible, which Jehoash deeply regretted. After the conquest of Urartu, Jehoash ordered to build a new set of paths, and several government buildings. In 790 BC Jehoash dies, being his successor his son Amaziah. Amaziah, more passive character than his father, invaded, with the approval of the God of Israel (according with Tanakh), the kingdom of Lydia in 775 BC, the Lydian army was defeated, and king Ardys I was forced to abdicate and flee exiled westward, to the land of the Greeks. After the victory against Lydia, Amaziah helped strengthen of the Israeli infrastructure, supporting the construction of ingenious engineering works such as the channel of the Jordan. Amaziah died in 769 BC, after 21 years have ruled Israel.

The era of peace or Peacekeepers Time was a stage of history comprised between 769 BC and 700 BC, occupying the Israeli throne 3 people during this time Uzziah, Jotham and Ahaz. Uzziah (769 BC - 741 BC) tried to maintain a prosperous kingdom for his son and successor, Jotham, although he had to avoid conflicts with Carthaginians, Medes, Persians and Greeks. When Uzziah died, Jotham occupies the throne of Israel between 741 BC and 718 BC by royal decree, in the year 735 BC the kingdom was divided into governments, administered by governors elected directly by the king of Israel. Uzziah's grandson and son of Jotham, Ahaz, reigned over Israel between 718 BC and 700 BC conducted third expulsion of the idolaters of the Israelite kingdom. After the death of Ahaz, governs Israel his son Hezekiah (700 BC - 687 BC) which conquer the nation of the Cyrenians his successor, Manasseh (687 BC -640 BC), conquer the African coast of the Red Sea, as well as the Neo-Babylonian Empire. The grandson of Manasseh, Josiah, not follow the expansionist policy of his grandfather, but takes his reign to reform Judaism.

Josiah's reign ended in 596 BC, and ascended the throne his son Eliakim Eliakim imposed Israeli dominion over the Greek city-states, making them vassals of Israel. The son of Eliakim, Jeconiah, ascended the throne after his death (576 BC) and ruled until 552 BC adhered to the kingdom's territory southeast of the city of Petra. The successor of Jeconiah, Shealtiel, had to face a great war against the Achaemenid Empire and ruled Israel between 552 BC and 533 BC. During the reign of Zerubbabel (533 BC - 498 BC), Shealtiel's son, Israel was victorious over the armies of Persia, and the king himself convinced the Carthaginians to accept Israelite worship God. Zerubbabel dies in 498 BC, 35 years after having ruled Israel.

Dissolution

After four centuries of splendor, the kingdom of Israel fell into decline the last three kings of Israel were mentioned as people who disobeyed the commandments of the Lord. Abihud, Zerubbabel successor, ruled from the year 498 BC and 488 BC allowed entry into the kingdom of idolaters, which, according to the Bible, was punished by God by giving a fatal disease. Eliakim II (488 BC - 448 BC) destroyed the pagan altars and commanded expel the idolaters of the country broke with Carthage and overpowered the nation after having taken this action, the kingdom was slowly crumbling. Azor ruled 18 years over Israel allowed paganism, performing pagan worship in the Temple of Jerusalem. Seeing the atrocities of King, civil war broke out, and Azor was deposed in 430 BC won a national confederation, which would be called Israeli Union.


Ver el vídeo: Ashurnasirpal II - Ancient and Ruthless Ruler of Assyria (Noviembre 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos